Confesad vuestros pecados que os cuesta recordar

7 diciembre 2017

Hijos de Dios, viene Mi día y deseo que Me honréis según es la voluntad de Mi divino Hijo. Yo, María Santísima, os hablo.

Limpiad bien vuestras almas de pecados que tenéis aparcados desde hace tiempo y que ni siquiera los recordáis. Retroceded el tiempo y volved a la edad de cuando teníais uso de razón y adentraros en vuestras almas para limpiar podredumbre, que de no ser así moriréis con ella.

Os confesáis lo que os conviene pero aquello que os da vergüenza lo ocultáis y seguís tan tranquilos. Hijos, que os jugáis mucho y debéis de tener el alma libre de pecados mortales y abominables que muchos cometisteis desde la infancia. Esto va también para los sacerdotes que tienen adosados a sus almas pecados de juventud que aún no han confesado. Yo, María Santísima, os hablo.

Pedid luz al Santo Espíritu y a vuestro Santo Ángel de la Guarda, no os acostéis con el alma en pecado ni aunque vuestra memoria os falle. Invocad al Cielo para que os recuerde vuestros pecados, los que aún no están confesados. Porque hijos, no se trata de volver a confesar una y otra vez el mismo pecado, sino de confesar aquellos que aún no están confesados y sois vosotros los que tenéis que averiguarlo, haciendo un exhaustivo examen de conciencia, pidiendo luz al Espíritu Santo.

La vida es muy corta y no sabéis cuando os llamará Dios a Su presencia. Estad preparados hijos, estad preparados, porque el Señor es misericordioso y  lo que desea es que os salvéis, no desea mortificaros con malos recuerdos, desea que erradiquéis de vuestras almas aquella podredumbre que os impide avanzar más en la virtud porque son obstáculos para la gracia divina. Yo, María Santísima, os hablo.

Vosotros mismos decís que muchos católicos comulgan todos los días pero no se les nota nada la comunión diaria, y es que la gracia de Dios con esos tropezones malignos que tenéis en el alma no surte el mismo efecto que si la tuvierais limpia. Es como si a un caño de agua le pusierais un tapón, al agua le costaría salir, pues aquí es al revés, a la gracia de Dios le cuesta entrar en un alma que tiene obstáculos y pecados contra la Ley de Dios y la Religión. Yo, María Santísima, os hablo.

No deseo escrúpulos de conciencia para vosotros, deseo que limpiéis el alma y, sabéis muy bien cómo hacerlo, porque lo mismo que limpiáis vuestros despachos y hogares, limpiad el alma y eliminad de la misma lo que es veneno para la santidad. Yo, María Santísima, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Cuántos de vosotros daríais vuestra vida por Mí?

23 Noviembre 2017 ¿Cuántos de vosotros daríais vuestra vida por Mí?
Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO.

 

 

 

 

=============================

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

=============================

 

 

 

Primer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Yo os quisiera preguntar, ¿cuántos de vosotros, realmente, Nos amáis?, ¿cuántos de vosotros dejaríais todo por seguirMe?, ¿cuántos de vosotros daríais vuestra vida por Mí? A cada pregunta, se van disminuyendo los sujetos que quisieran vivir para Nosotros.

 

Hijitos Míos, Yo bajé a la Tierra para estar entre vosotros y para llevaros la Palabra del Padre a todos vosotros. Su Voluntad y Su Palabra son Santas, y vosotros no tenéis nada mejor en la Tierra por seguir. Aquellos que escogen dejarse guiar por otras fuentes espirituales, están errando, porque no están siguiendo la Palabra de Mi Padre, la Palabra de vuestro Creador, la Palabra y la Voluntad de vuestro Dios.

 

Rápido se os olvida, Mis pequeños, que vosotros fuisteis creados para servir, pero en paga, vosotros recibís el Reino, Nuestro Reino.

 

Ciertamente, a algunos les toca una misión fuerte, difícil, pero, también, se os dan dones, cualidades, para que podáis llevar a cabo esa misión. Otros, llevaréis misiones más sencillas y, también, recibiréis las capacidades necesarias para llevarlas a cabo. Se os ha dicho que no os podéis comparar los unos con los otros; todos vosotros sois necesarios, estáis haciendo crecer Mi Cuerpo Místico, esto es, la función espiritual que Yo os dejé y que vosotros debéis tomar; todos vosotros debéis tomar de Mí, vuestro Salvador.

 

Os he dejado, como os dije, la Palabra de Mi Padre y Su Voluntad, al momento en que vosotros la tomáis, también, en ese momento estáis cumpliendo con vuestra misión y debéis hacerlo con respeto, con amor y con una gran dedicación, porque estáis trabajando para vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad.

 

Debéis aprender, Mis pequeños, a espiritualizar vuestros actos. No trabajar o no llevar a cabo lo que hacéis todos los días, simplemente, porque estáis trabajando para ganar dinero, al hacerlo así, vuestra misión pierde su valor. Todo lo que hagáis, Mis pequeños y, ya se os ha dicho antes, debéis espiritualizarlo, y esto es, actuar en ofrecimiento y en unión Conmigo, vuestro Dios. Todo lo que Yo hacía, inmediatamente, lo refería a Mi Padre.Al momento en que vosotros estáis actuando, en lo que sea, también, os debéis unir a Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad. Ciertamente, algunos tendréis más afinidad con Mi Padre, otros, con Mi Santo Espíritu, otros Conmigo, otros con Mi Madre o con Mi padre de la Tierra, José.

 

Cuando os unís a algunas de Nuestras Personas de aquí del Cielo, en ese momento vosotros estáis actuando como Yo actuaba con Mi Padre. Cuando vosotros os unís al Cielo, sea a través de una o de otra Persona de Nuestra Santísima Trinidad o de Mi Madre o de Mi padre José, vosotros estáis espiritualizando vuestras obras.

 

Cuando os unís a Nosotros, vuestras obras las BendeciMos y adquieren un valor incalculable y esto, ¿para qué?, os preguntaréis: para la salvación de las almas. Para eso bajé y para eso estáis, también, vosotros en la Tierra, para salvar almas, para darNos alegría, al salvar almas con vuestra dedicación, con vuestro trabajo diario, con el ofrecimiento de todas vuestras acciones, o del ofrecimiento, también, de todas vuestras molestias, dolores. Yo sufrí, también, todo eso y todo lo ofrecía a Mi Padre, y vosotros estáis en igual posición. Si Yo tomé naturaleza humana, vosotros también la tenéis, actué de la misma forma en que vosotros actuáis. Tuve frío, tuve calor, dolores, quise tomar la naturaleza humana para que os dierais cuenta de que sí sabeMos cómo os sentís y, al momento en que vosotros os unís a Mí, vuestro Redentor y Me ofrecéis todas vuestras acciones, dolores, todo, todo lo que tenéis y hacéis, estad seguros que os entiendo perfectamente. Y si actuáis de la misma forma como Yo actuaba, ofreciéndoLe todo a Mi Padre, por vuestra salvación, vosotros deberéis hacer lo mismo por la salvación de vuestros hermanos, lo que, obviamente, recaerá, también, para vosotros ya que así, estaréis actuando y viviendo para vuestra propia salvación.

 

Desgraciadamente, hay tantos, tantos de vuestros hermanos que os rodean, que no quieren entender el porqué de vuestra existencia aquí en la Tierra. No quieren entender todo esto que os explico y se apartan de Mí, y se pierden tantos actos buenos, tantos dolores, que ofrecidos de corazón, pueden salvar a muchas almas. Se pierde la misión para la cual recibisteis el don de la vida.

 

Es mucho el Amor que se os ha dado, es mucho el Amor que poneMos de parte Nuestra, para cuidaros de los ataques de satanás, pero seguís viviendo para vosotros mismos, no estáis viviendo para el Cielo y, todo esto, sucede porque no entráis a vuestro corazón a platicar con Nosotros, por eso, Yo os decía que el Reino de los Cielos estaba dentro de vosotros, Mi Santo Espíritu habita en vosotros, Nuestra Santísima Trinidad habita en vosotros, os conoceMos perfectamente y os guiaMos, pero, solamente, si vosotros os dejáis guiar.

 

Es una desgracia, para vuestras almas, el que no os dejéis mover por Nuestra Divinidad y es, porque, os vuelvo a repetir, no entendéis lo que esto significa. Es una Gracia muy grande, que se os otorga, el que podáis ser movidos por Nuestra Divinidad, por Nuestra Sabiduría. ¡Es tanto, tanto, lo que vosotros desaprovecháis del Conocimiento Divino que se derrama sobre vosotros! Queréis seguir haciendo vuestra voluntad y, al hacerlo, en lugar de mejorar, caéis y volvéis a caer y tropezáis con vuestros errores y seguís cayendo; no entendéis ni con vuestros propios errores y es una tontería lo que os sucede y no queréis aprender, por soberbios, por tontos.

 

¿Por qué hay almas santas? Porque éstas se dejaron guiar por Nuestra Sabiduría. La Sabiduría que la gran mayoría de vosotros desperdiciáis. Desgraciadamente, aquellos que enseñan lo que es Nuestra Voluntad, lo que es Nuestra Divinidad, lo que son los Dones, Carismas, Regalos Espirituales, ni ellos mismos entienden ya, lo que quereMos de vosotros; no saben enseñar porque no conocen lo que deben enseñar y debieran conocerlo.

 

El hombre sigue siendo muy testarudo y soberbio y no solamente el hombre común, sino aún aquellos que tienen ya una preparación sacerdotal y religiosa. Siguen siendo hombres y hombres testarudos, y muchos de ellos, también, soberbios, muy soberbios y en ellos cae la enseñanza que Yo les daba a Mis discípulos en aquellos tiempos, que no hacen lo que enseñan. Yo les decía de los fariseos, hagan lo que les enseñan, lo que está en las Sagradas Escrituras, pero no lleven a cabo los actos que les vean hacer a ellos, porque sieguen siendo humanos, que dejan mucho qué desear y que muy poco ejemplo bueno dan.

 

El hombre sigue desperdiciando todo lo que se os ha dado de bueno, para que alcanzarais la perfección a la que estáis llamados.

 

Yo os quisiera preguntar, ¿cuántos de vosotros, realmente, Nos amáis?, ¿cuántos de vosotros dejaríais todo por seguirMe?, ¿cuántos de vosotros daríais vuestra vida por Mí? A cada pregunta, se van disminuyendo los sujetos que quisieran vivir para Nosotros.

 

Vinisteis a llenaros de Mi Palabra, la Palabra que Yo dejé entre los hombres, vinisteis a tomar de Mi Ejemplo, para que, siendo una escuela espiritual, lo que Yo os dejé, vosotros mismos la siguierais transmitiendo a los vuestros, especialmente, en vuestra familia. Vinisteis a dar el mismo Ejemplo que Yo di entre los hombres, que es un Ejemplo Santo. ¿Cuántos, estáis, realmente, llevando a cabo esto?

 

Lo tenéis en las Sagradas Escrituras, escrito está, para que no podáis poner pretextos de que no estuvisteis en ésos momentos de la historia y que lo que os pido, no os toca a vosotros hacerlo y no es así, Mis pequeños, es un compromiso Santo el que se os ha concedido.

 

Al servirMe, vosotros os estáis volviendo otro Cristo, estáis viendo por los intereses del Cielo, estáis, realmente, buscando la mejor parte para vuestra vida y para la de los vuestros. Os afanáis demasiado en buscar los bienes de la Tierra, para heredar a vuestros hijos muchos bienes materiales y las mismas Escrituras os dicen que, esos bienes materiales, de nada servirán para cuando lleguéis ante Mi Presencia, entonces, ¿por qué os afanáis tanto?, y todo lo contrario, no os llenáis de los bienes espirituales, que esos sí os van a llevar a gozar eternamente, eternamente, en el Reino de los Cielos.

 

Vuestra tabla de valores está toda al revés; os repito, os afanáis demasiado por hacer lo que no sirve, y hacéis a un lado lo que os va a salvar y ayudar a gozar por toda la eternidad.

 

¿Ahora os dais cuenta, cómo satanás os ha llevado por caminos equivocados?, os hace creer que lo que realmente vale, es lo que no vale para el Reino de los Cielos. Vuestros méritos son nulos, al afanaros tanto, os cansáis, os enfermáis, os metéis en tantos problemas por querer tener de lo material en abundancia, y cuando os dais cuenta de la realidad, ya es demasiado tarde, ya estáis ante Mi Presencia, porque muchos de vosotros morís, porque os cansasteis demasiado, os enfermasteis por buscar los bienes de la Tierra en una forma enfermiza.

 

En cambio, pocos, muy pocos, buscáis la forma en que podéis vosotros ser otros Cristos, la forma en que podéis ayudar a vuestros hermanos que Me necesitan, para llenar esa necesidad espiritual, como Yo la daba, a través de la enseñanza, a través de la palabra, a través del ejemplo, esos son los verdaderos bienes, salvar almas. No os imagináis el gozo que se vive en el Cielo cuando regresa un alma que se dio para salvar a otras almas; cuando regresa un alma que amó Mi Palabra, que la vivió y la transmitió; ésas son las verdaderas almas que valen, pero que, ciertamente, son despreciadas en la Tierra.

 

Por eso, está en las Bienaventuranzas el gozo que tendrán estas almas que se dieron por servirNos, que se dieron por ayudar a vivir a otras almas en la Verdad, Nuestra Verdad y no, la supuesta verdad del Mundo, que está satanizada.

 

¡Cuánto error vive el hombre!, vivís solamente para vuestra sensualidad, queréis ganar mucho dinero, muchos bienes, para darle gusto a vuestro cuerpo, para consentirlo, para vestirlo con lujos, para embellecerlo y ¿de qué os servirá todo eso, cuando Yo os llame a cuentas?

 

Pedid, pues, Mis pequeños, ayuda a Mi Santo Espíritu, para que os ilumine y os haga aprender la realidad que debe de vivir todo hijo de Dios y hermano Mío, Jesucristo, para que aprovechéis vuestro tiempo, que es Mi tiempo, en la salvación de otras almas y para que, al actuar, bajo Nuestra Voluntad, vosotros os santifiquéis y tengáis un lugar, muy especial, en el Reino de los Cielos por toda la eternidad.

 

Recibid Mi Bendición y dadla a los vuestros.

Gracias, Mis pequeños.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Os pido que os preparéis para los momentos más fuertes que están por llegar

16 Noviembre 2017 Os pido que os preparéis para los momentos más fuertes que están por llegar.
Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO.

 

 

 

=============================

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

=============================

 

 

 

 

Primer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Se os ha dicho que estáis en momentos de purificación y os pido que os preparéis para los momentos más fuertes que están por llegar.

 

(Lenguas…) Hijitos Míos, Yo os dejé Mis Enseñanzas, Mi Palabra, Mi Ejemplo, Mis Milagros. Conviví entre los hombres, almas buenas por un lado, almas malas por el otro, almas ingenuas y almas malvadas.

 

Ciertamente, como Dios, os conocía perfectamente, porque Yo habito en vuestro corazón, Nuestra Santísima Trinidad estaMos en vosotros, es Mi Reino en vosotros. Satanás, siendo el príncipe de este Mundo, Me atacó fuertemente, no Me respetó y, de alguna forma, se quiso vengar del castigo que Mi Padre le mandó por rebelarse contra el Amor, contra Nuestro Amor. Su falta de amor y desobediencia, lo convirtió en el demonio que es, y ahora os acecha fuertemente, para impedir que vosotros regreséis al Reino de los Cielos.

 

Pero vuestros hermanos, muchos hermanos vuestros, no reaccionan ante estas Palabras de Nuestra Santísima Trinidad que os heMos repetido por más de dos mil años para ayudaros a regresar al Reino de los Cielos. Se os ha dicho que la batalla que estáis librando, es una batalla espiritual, ya no son poderes económicos, políticos, raciales, o humanos, en general.

 

Esta es ya una lucha fortísima, entre las fuerzas del Cielo, derramándose sobre todos vosotros, para defenderos de los ataques de satanás y, por otro lado, están las fuerzas satánicas, tratando de destruir vuestra Fe, vuestros principios, vuestra moralidad, vuestra espiritualidad y, sobre todo, llevándoos a negar el Amor y la Sabiduría que Yo os dejé cuando estuve entre los hombres.

 

La gran mayoría de vosotros, no os habéis puesto a meditar Mi Presencia entre los hombres. Ciertamente, se os ha enseñado y se os ha repetido tantas veces, que ya es parte de vuestra historia, es parte de vuestro conocimiento y ya no os detenéis a meditar un poco, que debiera ser un mucho. Mi estancia sobre la Tierra: Yo, el Hijo del Hombre, bajé a estar entre los hombres, para que conocierais Quién es vuestro Dios, Mi Padre Me lo pidió, Yo Le obedecí y, ciertamente, había algunas almas escogidas, que Me llamaban, que Le pedían a Mi Padre protección contra toda la maldad que estaban viviendo. Ciertamente, tenían problemas políticos, religiosos, sociales y culturales, era un momento de la historia, en que el pueblo de Israel estaba padeciendo mucho. Ciertamente, pedían que llegara el Mesías, y la gran mayoría, Me conoció, pero no apreció, debidamente, Mi estancia entre ellos y, hasta el Deicidio cometieron por haberse dejado llevar por las insidias de los escribas y fariseos.

 

Ni siquiera el pueblo que los conquistaba en ese momento, los romanos, pedían por Mi Muerte, fue Mi Mismo pueblo, el pueblo judío, el que pidió por Mi Muerte. Vine a salvarlos y Me pagaron con Mi Muerte.

 

Os dejé Mi Vida, Mis Enseñanzas, Milagros, Ejemplo; conocisteis Mi Manera de ser, Mi Bondad, Mis Virtudes, Mi Compasión hacia los pobres y desamparados, los enfermos, las viudas, hacia todo aquel dolido en cuerpo y alma. Me dediqué a Evangelizar, como Me lo pidió Mi Padre y, en ningún momento ataqué con la Palabra a alguien o creé problemas verbales, no vine a criticar, solamente vine a exponer la maldad de los que estaban como autoridad en ese momento y que se aprovechaban de su mismo pueblo.

 

¿Cuántos de vosotros, realmente, estáis viviendo vuestra misión? ¿Cuántos, realmente, os preocupáis de llevar a cabo vuestra misión en la forma más perfecta posible y sin desviaros del camino, sin criticar, sin avergonzaros, a veces, de lo que tenéis qué decir y hacer, especialmente, si Me pertenecéis a Mí, los que sois ministros de la Iglesia que os dejé? ¿Cuántos de vosotros, vivís las Verdades, el Conocimiento que os dejé, las Virtudes que Me vieron tener los habitantes de ese tiempo? ¿Cuántos de vosotros os habéis dejado guiar por Mi Sabiduría y habéis normado vuestra vida en base a ella? ¿Cuántos de vosotros, aún tenéis Fe en Mí y Me amáis? ¿Cuántos de vosotros Me defendéis, todavía, ante los hombres, ante todos aquellos que Me atacan, que Me ofenden, que Me tratan de subestimar o hacer a un lado o hasta, quererse olvidar de Mí y de todo lo que he hecho por todos vosotros para vuestro bien?, entendedlo, para vuestro bien. Yo Soy vuestro Dios, Yo no necesito de vosotros, vosotros Me necesitáis a Mí y Yo, todo lo que vine a hacer, es para vuestro bien. No os dais cuenta de esta realidad, sin Mí, sin Mi Santísima Trinidad, vosotros no seríais nada, ni tendríais lo que tenéis, empezando con el don de la vida.

 

Vivís tan separados de Nuestro Amor, de Nuestras Enseñanzas, de la realidad espiritual que cada uno de vosotros debe llevar. Vivís solamente, para lo vuestro, vivís por vivir o vivís para llenaros los bolsillos de lo material del Mundo.

 

Vivís en una forma muy superflua, no tomáis en serio el don de la vida, no tomáis en serio la amistad espiritual que debéis llevar Conmigo. Soy vuestro Hermano; Soy vuestro Amigo; Soy vuestro Compañero de viaje, durante vuestra vida en la Tierra; Soy el apoyo en todos sentidos, porque Soy el que sabe, perfectamente, lo que el hombre hace durante su vida, porque Yo, también, viví todo eso y por eso sé apoyaros, pero os olvidáis de Mí.

 

Soy el Dios Desconocido para la gran mayoría de vosotros, Me habéis hecho a un lado de vuestra existencia, como si vosotros fuerais los proveedores y los creadores de todo lo que va a suceder a todo lo largo de vuestra existencia; satanás os ha llevado a eso, a que creáis que no Me necesitáis, que podéis vivir sin Mí, sin ningún problema, que sois autosuficientes y que, si necesitáis algo, os pide que acudáis a él y os engaña y os lleva a situaciones de desesperación y hasta de maldad para con vuestros hermanos. No acabáis de entender que si apartáraMos la Vista y Nuestra Providencia, por una fracción de segundo de cada uno de vosotros, dejaríais de existir. Así de fácil puede ser vuestro fin y, de esto, no os ponéis a meditar y menos, agradecer, porque no os queréis dar cuenta de estas verdades.

 

Entended que dependéis, totalmente, de Nuestra Voluntad. Fuisteis creados para un Bien, fuisteis creados para llevar a cabo una misión y una misión de obediencia, Mis pequeños. Yo obedecí a Mi Padre, vine a estar entre los hombres, obedecí a Mi Padre y acepté lo que los hombres Me hicieron, ciertamente, azuzados por satanás, pero acepté lo que Me pidió Mi Padre, para el bien de vosotros, para el bien de toda la humanidad y de todos los tiempos, y vosotros, lleváis una misión similar. Lo que os ha tocado vivir, debéis llevarlo a cabo como os lo pida Mi Padre.

 

No es vuestra voluntad la que debe imperar en vuestra vida, es Nuestra Voluntad la que os debe guiar y para ello, debéis tener una humildad total y dejaros guiar con una obediencia, también, total.

 

Se os ha dicho, tantas veces, que lo que suceda en vuestra existencia es para vuestro bien. No es una coincidencia que pase tal o cual cosa en vuestra existencia, siempre llevará una enseñanza y un fin perfecto, tanto para vosotros, como para aquellos que están involucrados dentro del Plan Maestro que vuestro Padre ha forjado para cada uno de vosotros.

 

SoMos Vuestro Dios y os guiamos para que todo en vuestra existencia sea perfecto, pero os desviáis tanto del camino, que vuestra imperfección humana daña la tarea que se os ha encomendado. No os dejáis mover por Nuestra Voluntad, cerráis vuestros oídos, cerráis vuestra alma, no queréis saber nada de vuestra conciencia, la cual, continuamente, os está señalando vuestros errores. Preferís el ruido, preferís las distracciones y evitáis el silencio que os lleva a vuestro interior y al estar ahí, en vuestro interior, os educaMos, os llamaMos la atención, os agradeceMos, según como vayáis en vuestra vida. ¡Cuánto mal hay en vuestra vida y cuánta distracción!, y no queréis aceptar lo que debéis hacer, para vuestro bien y el de vuestros hermanos.

 

No habéis visto la realidad, por el otro lado, de aquellos que están con satanás, esas almas tienen un amo, satanás mismo, y les pide lo que Yo os pido a vosotros, dejarse mover por su voluntad y como satanás conoce vuestros pecados, vuestras desviaciones, vuestras preferencias malas, sabe cómo llegar a vuestra vida, a vuestros deseos banales, a vuestras preferencias pecaminosas; él os va poniendo en el camino todo aquello que os llama la atención y que os separa de Mí porque os dejáis mover por su  maldad y así, ha ido destruyendo todo lo que tenéis sobre la faz de la Tierra.

 

Tenéis problemas familiares que ya os había anunciado Yo y que los tenéis en los Evangelios y en las Parábolas, empezando con los pleitos dentro de la familia, padres contra hijos, hijos contra padres, etc., problemas entre hermanos, entre vecinos, problemas entre países, la decadencia espiritual ha llegado a todos niveles y hasta en Mi Misma Iglesia.

 

Ya no vivís Mis Enseñanzas, ya no os dejáis llevar por Mi Sabiduría, ya no os dejáis guiar por Nuestra Voluntad. El hombre, sigue siendo hombre, esté en donde esté y sigue cayendo, Nos sigue dando la espalda, se sigue separando de su Creador, de su Salvador y de su Guía Espiritual, que es Mi Santo Espíritu.

 

Caéis y caéis y la maldad sigue creciendo, la maldad os va llevando a que os apartéis, cada vez más, de Nuestra Trinidad Divina y no os queréis dar cuenta que satanás os separa de Nosotros, para que no recibáis todas Nuestras Bendiciones. Ciertamente os seguiMos cuidando, seguiMos estando con vosotros, quereMos seguir cuidando de la misión que se os confirió a cada uno de vosotros; ninguno de vosotros lleva a cabo la misma misión, sois necesarios cada uno de vosotros para el plan salvífico y para restaurar Mi Cuerpo Místico, sois únicos y os necesitaMos a cada uno de vosotros.

 

Se os ha repetido tanto esto, Mis pequeños, y estas Verdades ya no os importan más, seguís haciendo vuestra voluntad, pero no os dais cuenta, como ya se os ha dicho, que la voluntad del hombre deja mucho que desear y, por eso, en lugar de ir hacia arriba, como quisierais o creyerais, vosotros, que así estáis, es todo lo contrario, vais en una decadencia abrumadora que tiene que terminar en un desastre humano y espiritual.

 

Lo estáis viendo por todos lados, si realmente vuestras intenciones fueran buenas, fueran sabias, fueran inteligentes, todo a vuestro alrededor funcionaría perfectamente. Hay mucha soberbia en vosotros y la realidad es otra, creéis que todo está bien y así os lo dicen vuestros gobernantes y vosotros mismos, en vuestros hogares, lo hacéis creer a los que están bajo vuestra protección, “todo está bien”, pero ya no camináis por vuestras calles seguros, estáis temerosos de que os roben vuestros bienes, estáis temerosos de que os ataquen y que os puedan quitar hasta vuestra vida.

 

No vivís como verdaderos hermanos, os atacáis los unos a los otros, no hay respeto entre vosotros, los defectos humanos se van acrecentando, el bien que debierais tener, porque os lo he mandado, lo ocultan los poderosos y os siguen manejando a su antojo.

 

Muchos de vosotros os quejáis de lo que sucede en vuestra vida y Me echáis la culpa a Mí, vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad, pero es el mal que existe en vosotros lo que os está llevando a vuestra decadencia y a vuestro final espiritual.

 

Os lo repito, y os lo repito, pero vuestra soberbia no os permite entender esta Verdad, estáis padeciendo lo que habéis creado, estáis padeciendo vuestra soberbia y vuestros errores, os habéis separado de Nuestra Sabiduría Divina y os estáis dejando llevar por los consejos de satanás, el cual, os quiere llevar a vuestra muerte eterna. Ya no os tomáis un momento para meditar todo esto que os digo, simplemente, cerráis vuestra mente y vuestro corazón, Me hacéis a un lado y, aun así, os seguís creyendo mejor que Nosotros, vuestro Dios.

 

La Naturaleza se está volviendo en contra vuestra porque no la cuidasteis, está reclamando su lugar en la Creación. Así como vosotros pedís paz, pedís un Orden Divino en vuestro ser, los que realmente creéis en Nosotros, la Naturaleza, también, está reclamando ese Orden Divino y ya no soporta el desorden en el que está y todo se convulsionará, y todo ha de volver a un principio y lo padeceréis.

 

Satanás, también, os atacará fuertemente, para llevarse a todos aquellos que le abrieron su mente y su corazón. Cada quien escoge lo que quiere, tenéis el libre albedrío, fuisteis creados por Nosotros para un bien y escogisteis al que es vuestro destructor y para vivir en un mal, y si lo escogisteis a él, no podréis entrar al Reino de los Cielos, es vuestra decisión y Nosotros la respetamos.

 

Se os ha dicho que estáis en momentos de purificación y os pido que os preparéis para los momentos más fuertes que están por llegar. Los buenos, los fieles, los que os habéis mantenido en Fe, en vuestras creencias, en Mis Palabras, en el Verdadero Amor, seréis protegidos. Manteneos y mejoraos en lo que habéis creído, que es lo que se os dio en el Antiguo Testamento y lo que Yo os he dado en el Nuevo Testamento. Sed perfectos, como Mi Padre es Perfecto y por eso os debéis mejorar, porque el Cielo, el que es vuestro Hogar, es un lugar de Perfección, es un lugar de bellezas infinitas, es un lugar de delicias, reservado para aquellas almas que saben apreciar Nuestro Amor.

 

Todos estáis llamados a regresar a él y, como dicen las Escrituras, muchos son los llamados y pocos los escogidos, porque son muy pocos los que quieren regresar a su Creador. Que la Paz quede con vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¡HIJITOS PREPARAOS, PORQUE EL SANTO ESPÍRITU DE DIOS MUY PRONTO TOCARÁ A LA PUERTA DE VUESTRA ALMA, PARA LLEVAROS A LA ETERNIDAD!

 

NOVIEMBRE 27 2017 – 11: 35 A.M.

LLAMADO URGENTE DE MARÍA SANTIFICADORA A LA HUMANIDAD

Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor, esté con todos vosotros.

Mis niños, se están agotando los últimos instantes de misericordia, la humanidad muy pronto pasará por la eternidad. Con el Aviso de mi Padre, se estará terminando el tiempo de Misericordia. Hago un llamado urgente a toda la humanidad, sin distinción de razas, credos, ni religiones, para que estén preparados para este gran acontecimiento que os transformará espiritualmente. Faltan días ya, para que se agote en su totalidad la Misericordia de Dios en vuestro mundo; en medio del Cisma, la guerra y la crisis económica, llegará el Aviso de mi Padre.

Hijitos, el cielo está muy triste por el mal comportamiento de esta humanidad, muchos por su maldad y pecado, no van resistir el juicio que se les hará en la eternidad y van a perderse eternamente. Estamos agotando todos los recursos, buscando la forma de que esta humanidad despierte de su letargo espiritual; pero no, cada día el pecado y la maldad se intensifican más. Muchas almas se están perdiendo y muchas más se van a perder cuando llegue el Aviso.

Sentimos gran tristeza al ver que ésta humanidad no quiere acogerse a los llamados del cielo. Como Madre de la humanidad, os pido mis hijitos fieles, que deis a conocer los mensajes del cielo a todos vuestros hermanos y en especial a aquellos que están más apartados de Dios. No os quedéis quietos, acordaos que todos sois misioneros por el bautismo. Aprovechad la tecnología de este mundo y ponedla al servicio del cielo, para que a través de ella, evangelicéis a todos aquellos hijitos que no saben, ni tienen idea de la llegada del Aviso.

Es urgente que se evangelice sobre este tema, para que mis pequeños despierten, tomen conciencia y se preparen, para la llegada de este gran acontecimiento. Hijitos, muchas almas si no se evangeliza a tiempo, se van a perder por falta de conocimiento. Os pido mis predilectos que le prestéis atención a los mensajes del cielo y le habléis al pueblo de Dios sobre ellos; la inmensa mayoría de la humanidad, necesita apartarse del mal camino y prepararse espiritualmente, para que pueda encontrar en su paso por la eternidad, la misericordia que los libre de perderse eternamente.

Hijitos preparaos, porque el Santo Espíritu de Dios muy pronto tocará a la puerta de vuestra alma, para llevaros a la eternidad. Nuevamente os digo, haced buenas confesiones de vida, recibid lo más que podáis el Cuerpo y la Sangre de mi Hijo; estad alertas y vigilantes con vuestras lámparas encendidas con la oración, para que cuando llegue mi Hijo, os encuentre despiertos, podáis abrirle la puerta y cenar con El. Hijitos, el Tribunal Supremo os está esperando en la eternidad; poned pues vuestras cuentas en orden, para cuando lleguéis, podáis ser justificados.

Os ama vuestra Madre, María Santificadora.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijitos de mi Corazón

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SI A UN CAÑO DE AGUA LE PUSIERAIS UN TAPÓN, AL AGUA LE COSTARÍA SALIR, PUES AQUÍ ES AL REVÉS

 

Hijos de Dios, viene Mi día y deseo que Me honréis según es la voluntad de Mi divino Hijo. Yo, María Santísima, os hablo.

Limpiad bien vuestras almas de pecados que tenéis aparcados desde hace tiempo y que ni siquiera los recordáis. Retroceded el tiempo y volved a la edad de cuando teníais uso de razón y adentraros en vuestras almas para limpiar podredumbre, que de no ser así moriréis con ella.

Os confesáis lo que os conviene pero aquello que os da vergüenza lo ocultáis y seguís tan tranquilos. Hijos, que os jugáis mucho y debéis de tener el alma libre de pecados mortales y abominables que muchos cometisteis desde la infancia. Esto va también para los sacerdotes que tienen adosados a sus almas pecados de juventud que aún no han confesado. Yo, María Santísima, os hablo.

Pedid luz al Santo Espíritu y a vuestro Santo Ángel de la Guarda, no os acostéis con el alma en pecado ni aunque vuestra memoria os falle. Invocad al Cielo para que os recuerde vuestros pecados, los que aún no están confesados. Porque hijos, no se trata de volver a confesar una y otra vez el mismo pecado, sino de confesar aquellos que aún no están confesados y sois vosotros los que tenéis que averiguarlo, haciendo un exhaustivo examen de conciencia, pidiendo luz al Espíritu Santo.

La vida es muy corta y no sabéis cuando os llamará Dios a Su presencia. Estad preparados hijos, estad preparados, porque el Señor es misericordioso y  lo que desea es que os salvéis, no desea mortificaros con malos recuerdos, desea que erradiquéis de vuestras almas aquella podredumbre que os impide avanzar más en la virtud porque son obstáculos para la gracia divina. Yo, María Santísima, os hablo.

Vosotros mismos decís que muchos católicos comulgan todos los días pero no se les nota nada la comunión diaria, y es que la gracia de Dios con esos tropezones malignos que tenéis en el alma no surte el mismo efecto que si la tuvierais limpia. Es como si a un caño de agua le pusierais un tapón, al agua le costaría salir, pues aquí es al revés, a la gracia de Dios le cuesta entrar en un alma que tiene obstáculos y pecados contra la Ley de Dios y la Religión. Yo, María Santísima, os hablo.

No deseo escrúpulos de conciencia para vosotros, deseo que limpiéis el alma y, sabéis muy bien cómo hacerlo, porque lo mismo que limpiáis vuestros despachos y hogares, limpiad el alma y eliminad de la misma lo que es veneno para la santidad. Yo, María Santísima, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

MI PADRE DESEA QUE NO OS FALTE NINGÚN MEDIO PARA SANTIFICAROS

30 de noviembre de 2017

Hijos del Dios Santísimo,  Me dirijo  a vosotros y deseo que recibáis estos mensajes con fe y amor, porque a quienes los pongan en práctica Yo le otorgo muchas gracias para ellos y su familia. Yo, Jesús, os hablo.

Mi Padre desea que os dé muchas gracias, que no os falte ningún medio para santificaros, por eso hijos, todos los que tenéis pruebas, enfermedades, trabajo, y demás, son medios que debéis emplear en santificaros y en ser un ejemplo vivo a quienes viven con vosotros y a los de vuestro entorno, que os vean como verdaderos cristianos y no pasando de todo y conformándoos con todo lo que no tiene que ver Conmigo.

Vuestro Padre Celestial no aparta Su mirada de vosotros pero a veces, y no pocas, ve cosas tan terribles que tiene que apaciguar Su ira para no enviar a la Tierra grandes castigos, porque os merecéis inmensos castigos de lo mal que guiais vuestras almas y de los malos ejemplos que dais incluso a vuestros familiares.

Os enfadáis por cualquier cosa y hacéis un mundo de ello. Tenéis que ser más tolerantes unos con otros, al demonio no le gusta que las familias se lleven bien y se ayuden mutuamente y por eso os mete la cizaña y muchos de vosotros caéis en sus trampas, y Yo os digo hijos, teniendo una Madre como la vuestra, Celestial, tan Santa y tan única ¿cómo podéis ser tan rebeldes tan malos y amaros tanto a vosotros mismos? ¿No os dais cuenta que Satanás lo que más desea es perderos eternamente y empieza por dividir a las familias, a las amistades, a los grupos de oración y a todo lo que pueda ser santo entre vosotros. Yo, Jesús, os hablo.

Termina ya el año y muchos lo tenéis en déficit, no habéis llegado al nivel que deberíais haber llegado. Empieza uno nuevo y seguiréis igual, criticando, murmurando, señalando las faltas ajenas. Pero hijos, no seáis así que Yo vine a la Tierra a salvaros y a enseñaros la verdadera doctrina que os llevará al Cielo y no al Infierno. Por tanto, haced propósito de enmienda. Confesaos hijos, confesaos.  No dejéis por mucho tiempo la confesión, que es un Sacramento que os da fuerzas y os santifica mucho, aunque vosotros no siempre lo notéis. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que crea y ponga en práctica estos mensajes.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

HAN PASADO DE IDEALIZAR A UN DESEO DESMESURADO DE POSESIÓN

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA

8 DE DICIEMBRE DEL 2017

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

MI BENDICIÓN CONLLEVA NO SOLO MI AMOR HACIA CADA UNO DE USTEDES, SINO LOS ATRIBUTOS QUE DESEO PARA MIS HIJOS.

Cada uno debe tomar los atributos que conlleva Mi Bendición y acrecentarlos para que estos luego se afiancen en ustedes y más tarde se transformen en Dones.

 

HIJOS, SIN EL ESFUERZO NO LOGRAN HACER CRECER EN USTEDES NINGÚN ATRIBUTO NI VIRTUD NI DON. El que no es perseverante es como una lámpara que se apaga con un leve viento.  Tienen que esforzarse para que esa fuerza de voluntad, esa decisión, ese deseo a obedecer la Voluntad de la Trinidad Sacrosanta les fortalezca cuando lo necesiten.

 

En esta fecha, en que Me celebran de forma especial Mi Inmaculada Concepción, miro a la Tierra y no Me causa satisfacción lo que miro: el número de Mis hijos se reduce, sobre todo en las grandes urbes. En los lugares pequeños, en los pueblos pequeños es en donde miro mayor devoción y mayor amor hacia Mi Hijo, ya que lo que ofrecen a Mi Hijo y a Mí nace en el corazón.

 

En algunos lugares Me ofrecen oraciones vacías, se celebra la Santa Misa sin un verdadero amor, se Me ofrecen Rosarios sin meditar y a esto es a lo que llegó el hombre y ya se encontraba anunciado, ante el debilitamiento de la responsabilidad que la creatura humana posee como hijo de Dios Padre.

 

AL HOMBRE SE LE HA DADO ESPACIO PARA QUE DESARROLLE EL LIBERTINAJE Y EMPLEE MAL SU LIBRE ALBEDRÍO.

Ante este caos, la Humanidad que avanza o retrocede como una masa sin control, ha llegado a retroceder por el mal uso del libre albedrío, ha retrocedido moralmente hasta el hartazgo en la convivencia, en la educación, en la integridad humana, en el respeto, en la paciencia, en el esfuerzo  y ese retroceso lo viven constantemente en lo personal y como sociedad, ya que no observan ni conservan la ética humana.

 

MIS HIJOS HAN PASADO DE IDEALIZAR A UN DESEO DESMESURADO DE POSESIÓN, SOBRE TODO EN LO QUE RESPECTA A LO MATERIAL Y FINITO.

Por ello les llamo a tomar consciencia de la fuerza de voluntad que tienen que mantener para que el Amor de Mi Hijo crezca en ustedes.

 

¿Desean una vida buena?
¿Desean encontrar la Verdad?
¿Desean prosperar?

Aferense al Amor procedente del Sagrado Corazón de Mi Hijo y como Madre les ofrezco el Mío, que mediará por cada uno de ustedes sin distingos, siempre que se arrepientan cuando actúan y obran mal y se decidan a enmendar el mal cometido y orientarse hacia el bien.

 

En este instante Mis hijos se encuentran orientando su vida hacia lo indebido, se encuentran en una grave crisis de la que han sido alertados desde antes, pero ¿cuál es el motivo que les impide revertir esto?

NO BUSCAN EN EL INTERIOR DE USTEDES MISMOS, BUSCAN FUERA DE USTEDES LO QUE ENCONTRARÁN SOLO DENTRO DE USTEDES.

 

Debido a esto es que el hombre entra en una grave crisis personal de la que no sabe cómo salir. Y es que no comprende la creatura humana que, si no centra su vida en Dios, todo lo demás sufre un gran desajuste, se sale del eje y gira sin detenerse.

 

¡Cuánto les he llamado a conocer a Mi Hijo! Les he llamado a escudriñar a Mi Hijo para que a la vez razonen, y conscientes de ese Amor Divino sean atraídos hacia Dios.

MIS HIJOS POSEEN INTELIGENCIA, PERO ESTA HA SIDO OSCURECIDA POR EL DEMONIO. La Humanidad no desea razonar, les he mencionado que el Amor es la fuerza de la voluntad, les he mencionado que el Amor mueve a la voluntad. Solo que en este instante en que la Humanidad desconoce lo que es el Verdadero Amor, no logra por ello transformar la voluntad y el hombre cae dominado por esa voluntad dominante que le lleva a optar por lo fácil y mundano, pues ante la debilidad del hombre, esa voluntad ha llegado así a crecer: altiva y dominante, imponiéndose así al mismo hombre.

 

MIRO EN LOS HOGARES UNA GRAN CARENCIA DEL VERDADERO AMOR Y UNA GRAN DEBILIDAD PARA MANTENER LA ARMONÍA, ESTO PORQUE EL CENTRO DEL HOGAR NO ES MI HIJO, porque no se reúnen para elevar una súplica hacia el Cielo y Yo continúo esperando ser invocada para auxiliarles…

 

YO DESEO COMO MADRE DE TODA LA HUMANIDAD QUE ALCANCEN EL CONOCIMIENTO DE LA VERDAD Y SALVEN EL ALMA.  AQUÍ, FRENTE A CADA UNO, ME ENCUENTRO CON MIS MANOS EXTENDIDAS HACIA USTEDES PARA CONDUCIRLES HACIA MI HIJO.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

 

LOS INSTANTES PRECIPITAN EL PENSAMIENTO DEL HOMBRE Y LE LLEVAN A ACTUAR SIN RAZÓN, CON LA IRA POR DELANTE.  Este defecto en el hombre es causado por la falta de unión entre el hombre y su Creador, ante lo cual las decisiones son la respuesta de la locura en la que se encuentra sumergida la Humanidad, locura propiciada por el mal para adelantar la aparición formal del gran usurpador.

Se encuentran en grandes cambios que encierran a la Humanidad, cambios inesperados fabricados por la mente de los poderosos del mundo y ante los cuales el padecer llega a los inocentes.  Las contiendas aumentan y las fronteras se cerrarán debido a que se desconocen como hijos de Dios y los poderosos creen tomar las riendas de las decisiones del futuro de la Humanidad.

 

Amados hijos, se encuentran en aparente paz, pero en un instante descubrirán que esa aparente tranquilidad se desvaneció y ante el espejo de la realidad mirarán cómo el comunismo, la masonería y los iluminati les han conducido hacia la confusión y se han servido de esa confusión para dominarles.

 

Han construido una Torre de Babel, el armamento no ha sido construido por el hombre para mirarlo, sino para demostrar su poderío ante sus semejantes. En este instante la Creación tiembla ante la desobediencia humana y la acción humana.

 

¡HASTA DÓNDE LES CONDUCE UN SOLO ACTO DE SOBERBIA: HASTA EL DOLOR DEL DOLOR!

Les ruego, hijos Míos, que oren por Medio Oriente, el dolor se establece.

Oren hijos Míos, oren por Venezuela, el azote sin piedad lleva a este pueblo a enfrentarse a una agonía mayor.

Oren hijos Míos, oren por Argentina, con el alba la confusión se acrecienta y el dolor toma a Mis hijos, la Naturaleza les azota.

Oren hijos Míos, oren por Europa, grandes ciudades serán presa del terror y la tierra se estremece.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, lo contrario al mal es el bien, la unidad, el amor, la fraternidad, la cordura, la mansedumbre, el perdón… Ante esto, hijos Míos, el mal no avanzaría.

 

LES RUEGO HIJOS QUE DETENGAN LA IRA INTERNA CON LA QUE SE HAN CONTAMINADO Y LA QUE HAN ACOGIDO, PARA QUE MIREN CON LOS OJOS DE LA LUZ DEL AMOR DE MI HIJO. Así ustedes atraerán hacia la Humanidad el Amor Divino, serán pararrayos que detendrán el avance del mal que ha penetrado en el hombre.

 

Ofrezcan el esfuerzo del vivir en paz interior, del vivir en Amor, del ser comprensión y dejen de lado la altivez y lo mundano. De lo contrario serán partícipes de los grandes errores que han atrapado a la Humanidad y por los cuales padecerá una grandísima parte de Ella.

 

MI HIJO NO LES ABANDONA, NO LE ABANDONEN USTEDES, NO LE DEJEN SIN CORONA.

MI HIJO LES LLAMA Y LES SUPLICA, YO LES SUPLICO CORDURA Y QUE SEAN AMOR A SEMEJANZA DE MI HIJO.

Les bendigo con Mi Corazón de Madre. Les bendigo suplicándoles que cada uno sea intercesor de su hermano.

 

Oren hijos Míos, oren y sean cumplidores de la Voluntad Divina.

Les bendigo.

 

Mamá María.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

 

 

 

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

Hermanos:

 

Este Llamado de nuestra Madre es un Llamado de urgencia ante la amenaza en la que vive la Humanidad ante el poderío armamentista de las potencias y de otros países que, no siendo potencias, poseen armamento para transformarse en una amenaza en cualquier región del mundo. Nos alerta ante el estremecimiento de la Tierra, el que causará gran padecer.

 

Nuestra Madre suplica, suplica en el Nombre de Su Hijo. Nuestra Madre suplica, ¡qué dolor!… SUPLICA ANTE LA CONVULSIÓN DE LA HUMANIDAD Y LAS APRESURADAS DECISIONES DE GRANDES NACIONES.

 

Nuestra Madre nos alerta ante el avance del terrorismo en este instante en que precisamente recordamos el Nacimiento del Amor. Por ello llega el desamor y el dolor, porque el demonio arremete en contra del Pueblo de Cristo. Cuando la Humanidad festeja, el mal ataca.

 

Hermanos, nos solicita nuestra Madre que seamos esos pararrayos que logren minimizar tanto caos. ¿Cómo lo haremos? Ella nos lo dice: SIENDO AMOR, VIVIENDO AMOR, EXHALANDO AMOR, UNIDOS AL AMOR DIVINO POR EL CUAL HEMOS SIDO REDIMIDOS.

 

Amén.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario