La única pregunta importante

Entendiendo la historia humana

27 agosto 2014

7. El Verdadero Dios de la Historia

La Virgen María:

Cuando toda la historia humana llegue a su fin en la presencia de Jesús, cada persona va a mirar en su propio corazón. Ellos encontrarán la totalidad de sus decisiones, todas las personas que influyeron en ellos (para bien o para mal) y todas las fuerzas que dieron forma a sus vidas. Se veran a sí mismos como realmente son, listos para el cielo o dignos sólo del infierno. ¡Qué terrible momento es! Las decisiones, las opciones, todo lo que se ha hecho. La suerte está echada. Lo que es no puede ser cambiado. Contrasta este momento final con la historia humana, donde las decisiones se toman todos los días y nada es definitivo y todo puede ser cambiado. Ese es mi mensaje al mundo. Mientras vivan en la historia humana, se puede cambiar. En la tierra, ninguna de sus decisiones son finales hasta ese momento final. No importa la oscuridad que hayan aceptado, no importa el mal que hayan cometido, nada es definitivo, mientras que ustedes todavía están en la tierra. La historia humana existe por lo que el ser humano podría vivir para siempre. Tal es el verdadero objetivo. Busquen esto y vivirán. Comentario: Nuestra Señora habla porque ella quiere que vivas con ella para siempre.

28 agosto

8. La única pregunta importante

La Virgen María:

Cuando toda la historia termine con su culminación final, sólo hay una pregunta: “Oh lector, estarás conmigo, para siempre?” La humanidad piensa en los millones de personas, pero como una madre, pienso sólo en ti. Quiero que estés conmigo para siempre. Quiero compartir las alegrías del cielo contigo. Yo quiero ser tu madre y tenerte como mi hijo o hija. Eres mía / mio. Sí, mi hijo, te di a luz en el dolor de la cruz cuando ofrecí a Jesús al Padre y acepté al discípulo amado. “Mujer, ahí tienes a tu hijo”, dijo Jesús. En ese momento, te vi y me convertí en tu madre. No hay nada más importante. Las alegrías y los sufrimientos de la tierra pasan. La historia culmina. Jesús regresa. Todos se reúnen. El Libro de la Vida se abre. He escrito tu nombre en este libro. Lo he escrito en letras grandes y prominentes. Eres precioso para mí. Te aprecio. Quiero abrazarte por siempre y para siempre en mi Corazón Inmaculado. No quiero que nadie te robe de mí. Es por eso que hablo cada día. Para ti! Bienaventurado aquella persona que aprecia mis palabras. Comentario: Esta serie sobre la historia humana termina exactamente donde toda la historia culmina – con enfoque en la salvación de cada persona humana.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s