Misericordia o Justicia

2 de septiembre 2014

5. La aniquilación de las Naciones

La Virgen María:

Tengo que llegar a la más profunda tristeza de mi corazón. Sólo a regañadientes hablo de la aniquilación de las naciones. Esta aniquilación no es inminente. No va a pasar mañana pero sí asoma en el horizonte. En este momento, esta aniquilación no puede suceder porque la gente que la puede llevarla a cabo aún no están en su lugar y  todavía no tienen las armas que se necesitan. Sin embargo, todo el mundo es muy consciente de cómo las situaciones pueden cambiar rápidamente. El patrón se ha hecho familiar. Lo que parece estable comienza a temblar. Surgen nuevas facciones. Los líderes son derribados. El caos y la inestabilidad entran. Una puerta se abre para aquellos que quieren tomar ventaja de la oportunidad y ellos, que no tenían el poder, de repente controlan una nueva parte del mundo. Este proceso, que tiene lugar en todas partes, abrirá el mundo a un momento futuro cuando la aniquilación de las naciones se convierte en una posibilidad real.

Mi dolor real en esta aniquilación no es sólo la muerte, sino la manera en que la muerte se lleva a cabo. Millones perderán sus vidas rápidamente. No hay tiempo para arrepentirse, para prepararse para la muerte, no hay oportunidad para que Dios use el momento de la enfermedad para que derrame sus gracias de conversión o para ayudar a las almas devotas a prepararse mejor para el momento de su juicio divino. En la aniquilación, todos están atrapados cortos de tiempo, ambos pecadores y santos, tanto los que tienen fe y los que no la tienen.

La misericordia divina de Dios, que salva a tanta gente conforme se enfrentan gradualmente a la realidad de su inminente muerte, se ven privados de esta oportunidad. Ustedes pueden ver mi tristeza conforme yo percibo la posible aniquilación de las naciones que se cierne en el horizonte. No voy a hablar mucho de esto ahora, pero tengo que comenzar esta revelación. Más tarde, hablaré con más detalle.

Comentario: Una posible aniquilación de las naciones es aparentemente parte del secreto de Fátima que todavía no se ha revelado. Si es así, entonces debe ser revelado.

3 de septiembre

6. La Mujer y George Washington

La Virgen María:

Tengo que empezar a preparar, sobre todo por lo que todos están viendo, por primera vez, la extensión de los males y las posibilidades de destrucción que poseen. Muchos males aún están ocultos, a punto de aparecer, reclamando aún más de lo que parecía ser tan estable.lla desesperanza y una inevitabilidad se establecen, como si la única opción es sólo  mirar pasivamente como esta nueva fuerza hace sus conquistas.

Mi mensaje es muy diferente, “Preparense”, les digo. “Despierten los poderes que se encuentran en su fe. Su fe los puede salvar. Esta es mi promesa, “Llenen sus iglesias y voy a levantar líderes que les guiarán en mis caminos. Fortaleceré los corazones de la gente y hare firme su determinación. Se barrerán los años de desenfreno. Ellos inculcaran nuevos ideales de moralidad. Los corazones de los jóvenes se convertirán de nuevo a mí (ya que todos ven que su futuro se les está quitando) ‘”.

El Espíritu de Dios ha de venir sobre Estados Unidos. Las conversiones deben ser verdaderas y profundas. Todos estos males nunca habrían surgido si Estados Unidos se hubiera mantenido fiel a la luz. No es demasiado tarde, pero no debe haber ningún retraso. Un Estados Unidos sin preparación se romperia en muchos pedazos. Un Estados Unidos preparado para un derramamiento del Espíritu responderá. Yo profetize estos tiempos a George Washington, el hijo de la República. Lean mis palabras. Ellas les revelarán a una mujer que siempre ha cuidado de los Estados Unidos y ha prometido su salvación.

COMENTARIO: Una mañana en Valley Forge, una mujer se le apareció a George Washington y profetizó tres eventos. En primer lugar, que iba a ganar la guerra revolucionaria y lograr la unión. En segundo lugar, habría una guerra civil, pero la mujer conservaría la unión. Ambos han sucedido. El tercer caso se refiere a diez naciones que vinieren contra los Estados Unidos, que se salvara sólo por la acción de la mujer. Este relato fue publicado en el Philadelphia Tribune y está disponible en Internet.

4 de septiembre

7. Misericordia o Justicia

La Virgen María:

Antes de continuar, debo revelar los secretos de mi propio corazón. Vi a la creación, que salió en toda su belleza de la mano del Padre. Vi el poder del amor redentor que mi Hijo derrama de su corazón. Yo personalmente experimenté el fuego santificador del Espíritu Santo. Veo todo lo que Dios ha hecho por la raza humana. También veo el lamentable estado de la humanidad y, aún peor, el estado futuro, el camino que ha tomado debido a los engaños de Satanás.

Hablo de esta abundancia de conocimientos y utilizo estas pequeñas locuciones para compartir con todo el mundo mi propio entendimiento. Esta es la única luz salvadora del hombre, para ver las obras del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, todo lo que Dios va a hacer, sólo si la humanidad se da la vuelta, se arrepiente y busca su intervención. Este es mi mensaje de esperanza. Dios intervendrá. Él está listo y esperando. Él no tardará. Él quiere encontrar una humanidad humillada y arrepentida para que puede derramar su misericordia. Si no, cuando intervenga, será su justicia la que brote. Es por eso que hablo.

Comentario: la locución de hoy es una pausa en el camino para reflexionar con Nuestra Señora.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s