No teman, porque ustedes son hijos de Dios

1 de septiembre 2014

Mensaje de Jesús de la Misericordia Divina

Mi querido hijo:

Vengo a ti en este Día del Trabajo con un mensaje para el pueblo de los Estados Unidos de América. En este día de celebración de los trabajos de la gente buena y decente de tu nación, te pido que recuerden su misión divinamente inspirada en este planeta Tierra y que ustedes presten atención a mis mensajes. Su celebración de sus labores debe ser silenciados por la comprensión y el reconocimiento de que sus trabajos han sido gravados con impuestos y sobregravados por la legislación injusta que ha sido la intención de los secuaces del malvado para corromper sus libertades y al final esclavizarlos en una tributación global que es sólo para las masas populares, que se están volviendo cada vez más pobres a manos de los líderes despiadados y esbirros de mi enemigo jurado, que ha puesto la lana sobre sus ojos en un engaño masivo de la gente de su tierra. Ustedes ya no tienen las libertades que alguna vez reclamaron como su derecho de nacimiento, y las escamas de la ceguera ofuscan a la mayoría de ustedes sin reconocer los males que están detrás de los intentos de esclavizarlos aún más. Estos planificadores de la creciente pobreza y futura esclavitud son inspirados por el maligno para subyugarlos. Año tras año desde hace muchos años, los agentes del poder han estado desarticulando su riqueza y fortuna personal a través de la legislación que nunca fue parte del plan de Dios para la humanidad.

¡Ay de los enemigos del Señor y Salvador que están corrompiendo su libertad porque serán tratados con dureza en el tiempo por sus intentos de controlar y esclavizar, porque de ellos no es el reino de los cielos. Para ellos es sólo el castigo y la muerte.

Para ustedes mis hermanos y hermanas, tengo el más grande amor y afecto por todos ustedes, que honran y respetan al Padre en el Cielo, tan bien como yo como Su Hijo. ¿Entienden ustedes que yo soy la manifestación a todos ustedes de Aquel que es todo?

Vengo a ustedes hoy como Jesús de la Divina Misericordia, porque tengo el mayor respeto por aquellos de ustedes que han elegido seguirme a través de su viaje, porque yo sé que el camino ha sido difícil para usted es y se han enfrentado con las trampas y las artimanas del maligno.

No teman, porque ustedes son hijos de Dios, protegidos de las obras del maligno, porque yo les ofrezco mi promesa de que ustedes verán la paz eterna en el reino de los cielos, siempre y cuando ustedes me sigan.

No teman, porque a pesar de los cuatro jinetes del Apocalipsis se acercan, ustedes están protegidos por mi manto de la Divina Misericordia.

No teman, porque San Miguel Arcángel ha reunido su ejército para derrotar a la oscuridad en su día y hora. No teman, porque el Padre Celestial ha impregnado a cada uno de ustedes con un alma indestructible, y aunque hay momentos oscuros por delante, los arco iris de la luz brillaran a través de las oscuras nubes que los llevarán al manto de la protección de mi Divina Misericordia.

No teman, conforme os preparáis, a los miembros de su familia y amigos para la celebración de este evento, porque sus oraciones serán contestadas desde el reino de los cielos y seran levantados por medio de la protección del Espíritu Santo y mi Divina Misericordia.

Jesús de la Misericordia Divina

Mensaje terminó 12:34 pm

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s