El Advenimiento del Nuevo Mundo

Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El Ultimo Tiempo de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad

22 de junio de 2014

Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, Mis pequeñitos, vos sabéis que en este mes debéis decir más vuestros pensamientos al Sagrado Corazón de Jesucristo.

Recordad que en el momento en que El fue crucificado, uno de los dos crueles soldados que Lo martirizaron, hirió Su Corazón con una lanza y de aquella abertura, en el Corazón de Él, de allí brotó Su Misericordia, Su Sangre y toda el agua de Su Cuerpo.

Este es el momento en que el mundo más necesita pedir a Dios Misericordia, por esto vos debéis rezar mucho mas ahora porque estáis en gran peligro. Escuchéis los Consejos que os doy y rezad la oración que Jesucristo enseñó a Santa Faustina, para que ella la transmitiese al mundo. Todos deben prepararse para los grandes sufrimientos, ellos ya están comenzando. La oración:

“Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón del Jesús como fuente de Misericordia para nosotros, confío en Vos.”

Mis hijos, el mundo ya está agonizando y él necesita ahora más que nunca antes, de la Misericordia de Dios, debéis Buscarla en la Fuete para la Salvación de todos.

Sólo Dios puede ayudaros y El esta ayudándoos cada día más. El os consuela, os enseña que vos no estáis en el abandono, El está con vosotros consolándoos, preparándoos para vencer todas las batallas que llegan día a día más difíciles, pero si vos estuviereis atentos, venceréis.

Mis hijos, escuchéis la Santa Palabra de Dios, El hoy os revela sobre las alertas que dejó para el mundo. Cuando Jesucristo estaba en la tierra, visiblemente para todos los que Lo seguían, El alertó a Sus discípulos que anunciasen al mundo todo lo que El les reveló.

Jesucristo les dijo a ellos muchas cosas preocupantes las cuales el mundo debe escuchar con atención, para saber vencer las tentaciones.

El maligno usa todo lo que puede para engañaros y confundiros.

Vos Mis hijos, debéis luchar para vencer los Pecados Capitales principalmente. Recordéis que Dios ve todo, nada queda oculto. El avisa a todos y todo lo que vos aprendisteis debéis guardarlo dentro de vuestros corazones para no caer en las trampas, en los engaños, en la oscuridad.

Nos os quedéis con vergüenza de decir que sois cristianos, debéis asumir la verdad. Un hombre no puede vivir una vida cristiana con miedo, es necesario tener coraje de asumir el cristianismo. Gran parte de la humanidad prefiere seguir los ejemplos del mal, por esto está en mayor peligro.

Mis hijos, estéis atentos porque los ejemplos del mal pueden llevaros a perder vuestra Salvación. Si vos continuáis siguiendo a lo que el demonio os incentiva a hacer contra Dios y contra vosotros mismos, perderéis la Felicidad Eterna, iréis para el mayor de los sufrimientos que es el Infierno.

Recordéis que toda persona que dedica su vida haciendo el bien, toda persona que es correcta en las actitudes de su vida, quien tiene amor verdadero por Dios por encima de todo lo que existe en el mundo, puede tener la certeza que llegará al Cielo. Pero, quien es infiel a Dios, los que son terribles y que tienen la conciencia pesada, si no corrigen ahora, perderán el Cielo. Por esto Jesucristo enseñó y continúa enseñando al hombre, para que todos los cristianos aprendan y sepan decidir si quieren llegar al Cielo o al Infierno. Dios no obliga a nadie a nada, El apenas enseña y muestra lo que es mejor y lo que es peor.

El escogido es libre y nadie puede cambiar esto.

Ahora muy pronto, vendrán los Juicios, muy pronto el Primero, el Particular y después el otro, el Final.

Dios todavía no ordenó que fuese revelado pero manda avisar que entre uno y otro el tiempo será muy pequeño.

Pero, vos os debéis prepararos como si fuese hoy, porque vos sabéis que el mal está ahí provocando muerte en todo segundo.

Es necesario prepararse para merecer el perdón de Dios.

No dejéis para la hora final vuestra conversión, convertíos cuanto antes para no perder la Felicidad Eterna.

Jesucristo dijo a Sus discípulos antes y hoy dice para todos los que creen en El: “No tengáis miedo de aquellos que matan el cuerpo, ¡pero no pueden matar el alma! Por lo contrario, temed aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el Infierno.” (Mateo, 10: 28)

Mis hijos, vos debéis temer a Dios. El es quien tiene el Poder de Juzgar, libertar y condenar Solamente El sabe quien merece el Cielo o el Infierno.

Quien teme a Dios, no Lo desafía. El es el Todopoderoso.

El demonio ya fue condenado y lanzado al Infierno, él nunca tendrá Salvación, él trata de ultrapasar el Poder de Dios y poseer las criaturas, pero no conseguirá jamás destruir las almas de ellas, quien se entrega al servicio de él está perdiendo la Salvación. Sabéis hijos, que quien sirve al demonio pone su felicidad en riesgo para siempre. Recuperaos pidiendo el perdón a Dios y no pecando más. No debéis pisar en la Gracia de Dios. Seáis fieles a El. Dios os dará una Nueva Vida, El va a purificar y santificar a los que creen en El.

El Me envió al mundo todo este tiempo que estoy alertándoos para deciros que este tiempo de ahora es el último de conversión. Luego que termine vendrán los Juicios y entonces todos estarán listos para ganar o perder la Salvación, depende del merecimiento de cada pecador. Estoy aquí para ayudaros.

Aquellos que deciden por Jesucristo y valoran las Enseñanzas de El y se convierten verdaderamente, serán liberados de todo el peligro del Infierno. Tendrán la Salvación. Pero quien niegue al Salvador no será salvo.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XV y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y paganos, están llegando muchos sufrimientos y entonces ellos habrán de querer recuperar el tiempo perdido, pero no conseguirán mas, sólo restará para ellos los sufrimientos de conversión a través del dolor.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, creáis Mis hijos si no creéis en Dios no tendréis consolación.

Preparaos hijos, lo que está viniendo para el mundo no será fácil de soportar. Especialmente vos cristianos, sufriréis mas todavía porque mucho a vos fue dado y mucho se os será cobrado. Vos no estáis valorando vuestra vida, Dios cobrará esto de cada uno de vos. Vos seréis con vuestros propios ojos que Dios os dio mucho, pero vos no supisteis cuidar y ni Agradecerlo por la vida que recibisteis.

Debéis arrepentiros de vuestros pecados y pedir a Dios el perdón.

Debéis Amarlo por encima de todas las cosas que existen. El quiere vuestra gratitud y vuestro amor. Para vuestra mejora debéis ayudar a los Santos Padres los Papas con vuestras oraciones. Es vuestro deber vivir el momento de esta Iglesia que todavía sufre, todavía es pecadora, necesita ser ahora purificada para recibir al Mayor de los Sacerdotes, Mayor de todos los reyes que ya existieron y que existen todavía, Jesucristo, el Salvador del mundo. Nadie puede ser mas Santo que El porqué El es Dios.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a las ovejas que están lejos de El.

Yo os Amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, Brasil, llegó la hora que tanto vengo preparándoos, confiad que no estáis solos, abandonados. Dios eta con vosotros, El esta presente en vuestros corazones y en todo lugar. El mostrará que siempre estuvo con vosotros y vos no confiasteis. Ahora no dudareis más que El existe porque El mismo os mostrará Su Poder.

Todas las naciones, preparaos también, os digo lo mismo. Vos sois una sola familia, el que es bueno para uno es bueno para todos, pero lo que es ser bueno es ser obediente a Dios, Amándolo por encima de todas las cosas, y lo que es ruin para todos sin distinción es el pecado, porque todo pecado es muerte, es separación de Dios. Vos fuisteis creados para vivir para siempre en Dios.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo.

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo, 10: 26 – 33.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s