Mirad mis dulces niños con cuanta dulzura

 

MENSAJE URGENTE, URGENTE, URGENTE, DE VUESTRA MADRE MARIA Y MADRE DE LA IGLESIA QUE SOIS CADA UNO DE VOSOTROS

29 DE OCTUBRE DE 2014
HORA: LA QUE ESTAIS VIVIENDO
MEDELLIN, COLOMBIA

“MENSAJE DE LA MADRE MARIA Y MADRE DE LA IGLESIA: INSISTE Y RUEGA A LA CONVERSIÓN, AL CAMBIO”

Oh pequeños hijitos de vuestra Madre María y Madre de la Iglesia que sois cada uno de vosotros en el mundo entero, he venido en espíritu desde el cielo a la tierra, aunque todavía nos seguimos manifestando a través de almas elegidas por mi Padre y mi Hijo Amado, en muchos lugares del mundo, diciéndoles y advirtiéndoles del gran peligro que avanza sobre el mundo y sobre la humanidad.

Ya estáis viendo todas las cortinas oscuras de humo que no os dejan ver a la claridad de vuestros ojos todo lo que está sucediendo a vuestro alrededor, porque están vendados vuestros ojos por escamas que cubren la visibilidad de vuestra alma espiritual, empañada por los pecados que muchos cometéis a diario, de noche y de día, sin medir las consecuencias de hacia donde los pecados puedan encaminarlos.

Mirad mis dulces niños con cuanta dulzura y sencillas palabras les estoy hablando como a niños de brazos y ni así queréis escuchar ni entender nuestro lenguaje amoroso. Ya han leído lo que mi Hijo Jesús les dijo, ya han leído lo que esta madre pura y buena les dijo y les sigo diciendo: Cambien, cambien, cambien, arrepiéntanse, arrepiéntanse, arrepiéntanse de todas sus faltas y pecados, antes de que mi Padre Dios deje caer su Cólera Divina sobre los rebeldes y desobedientes que no hicieron caso -y que a lo mejor se burlaron de Dios y pusieron sus mensajes en tela de juicio-, para ajusticiarlos y condenarlos.

Y por esto seguimos rogándoles, como una mamá o un papá, que le sigue rogando al hijo o a la hija, para no castigarle. Pero ya vemos que vosotros queréis mejor el castigo, que cambiar de vida.

Oh pequeños hijitos de mi corazón maternal, todos mis hijos a los que les pueda llegar estos mensajes de advertencias finales muy urgentísimas, no son para preocuparos, mas bien es para alertarlos del peligro que está cayendo sobre la humanidad entera. Nadie, ni que sea el mas o que sea el menos, se escapará de las tribulaciones, sea como sea, tóquele como le toque, no se queden manicruzados esperando a ver que les podrá suceder.

Mis niños amados, esta Madre amorosa les insiste constantemente: convertíos ya, antes de que sea demasiado tarde. Y a todos mis hijos que vivís en adulterio, fornicación o que son homosexuales, no esperéis a que aprueben estas normas contradictorias a la Santa y Divina Palabra de Dios, aunque muchos en el mundo entero ya las han cambiado y están viviendo como satanás los induce al pecado. Ya no le creéis ni a la pura Palabra de Dios viva entre vosotros, y con vuestras malas acciones le habéis abierto las puertas a satanás para que el mismo vaya destruyendo la vida espiritual y corporal de cada uno.

Ya todo está sobre vosotros, aunque no lo creáis. Y a los míos, a los que temen al enojo de Dios Padre, no teman, no teman, no teman, que estaremos cuidándolos a todos. +Bendiciones, +Bendiciones, +Bendiciones, de esta madre que los ama y quiere la salvación de todos.
Amén. Amén. Amén.

Instrumento anónimo.
Medellín, Colombia

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s