Nunca dejéis de caminar, de seguir tras los pasos de mi amado Hijo

16/04/2015                                                   12:24 Horas

Dice Santa María:

Hijo, nunca dejéis de caminar, de seguir tras los pasos de mi amado Hijo, de vivir una vida de entrega y de extender vuestras manos a todos mis hijos e hijas que tanto están sufriendo. Cada día que trascurre, tenéis que estar más y más unido a nuestros Inmaculados Corazones, tenéis que estar junto a nuestro amor y llevar en vuestras manos toda la luz, la Llama de Amor que os hemos entregado. Dejaos llevar a través de los senderos y del camino que tenemos para ti. No os detengáis más, los tiempos que se viven en vuestro mundo cada día se acercan más y más al dolor, a una guerra que no la podéis detener, a las peleas entre hermanos y a las persecuciones y a la pérdida de la vida de muchos de mis hijos e hijas. Por ello, salid a buscar a aquellas almas que se encuentran totalmente en medio de la intensa niebla, que viven en el dolor, en el tormento, que no os permiten ver la Luz Divina de mi Iglesia. Tenéis que ir a su búsqueda, tenéis que formar Legiones y Cenáculos que hagan que el mundo comience a vivir en total armonía, paz y amor. Haced que vuelvan a la confesión, a limpiar sus almas y sus cuerpos de todo pecado. Haced que reciban a mi amado Hijo en cada Celebración, que oren la oración que mi amado Hijo os entregó, que recen el Santo Rosario y la Coronilla, que hagan ayuno y que sean verdaderos misioneros de nuestro amor en todo lugar de la Tierra. Tenéis que convocaros, habladles y guiadlos. Tú fuisteis elegido como un instrumento de nuestro amor en vuestro mundo. No temáis y dejad que el Espíritu Santo os hable y toque cada uno de sus corazones. Poned vuestras manos sobre sus cabezas y liberadlos de todo mal, de toda enfermedad. Pero nunca os olvidéis de expresaros a cada uno de ellos que tú no sanáis si no que sois simplemente un instrumento de CRISTO JESÚS, y que si ellos llegan hasta mi morada y renuncian a todo lo malo y liberan sus almas, yo os cubriré con el Manto Sagrado y tú, unido a mis Hijos Predilectos, os cobijarán y os guiarán por el sendero de la luz; salvad sus almas, haced crecer las conversiones, mi morada está con sus puertas abiertas de par en par; ayudadlos, id a su encuentro, llamadlos a todos ellos y haced crecer las vocaciones entre mis hijos e hijas para que mi Iglesia crezca cada día más y más. Os lo pido, hijo mío, seguid el sendero, seguid el camino, no dejéis nada en él, no temáis a nada ni a nadie porque nada se podrá interponer a la voluntad de nosotros, vuestros Padres. Yo os pido como el primer día, tú estáis en el mundo para llevar adelante la misión y descubrir frente a las miradas de un mundo enceguecido mi Iglesia, que se levantará sobre toda la faz de la Tierra y será la luz de una nueva nación basada en LAS SAGRADAS ESCRITURAS y abrasarán LA CRUZ DE CRISTO JESÚS; volverán todos. Pero, para ello, tenéis que comenzar a hablar, a compartir, a vivir una vida plena de humildad y amor. Os estoy enseñando, pero ya estáis preparado para llevarlo adelante, junto a vuestros Pastores, y abrazad a FRANCISCO, MI HIJO AMADO, Y AL LIBRO SAGRADO. Os lo pido y os lo ruego como Madre de todos vosotros y de la Iglesia.

Amén.

SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA (LOURDES)

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s