En cada Hostia Consagrada

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
10 DE JUNIO DEL 2015 

Amado Pueblo Mío:

NO LES DESAMPARO POR FUERTES QUE SEAN LOS INSTANTES QUE ENFRENTAN Y LOS QUE ENFRENTARÁN…

Amados Míos:

La incredulidad reina acentuándose con la fuerza proporcionada por los hombres dentro de esta generación.  Ésta no desea acatar Mis Llamados  sino enmudecerme para que los que desean comprender la oscuridad que invade a Mi Pueblo, no encuentren la explicitación y la expansión de Mi Amor que no se detiene, alimentando y guiando a los que rescaté, derramando Mi Sangre para redención de todos.

Me mantengo en cada Hostia Consagrada…
Me mantengo presente en el hombre en el que reside Mi Espíritu…

YO SOY OMNISCIENTE Y OMNIPRESENTE, permanezco donde el hombre me mira con la vista corporal y donde no me mira con la vista corporal. Esa es Mi Presencia en todo y en todos, lo que el hombre no alcanza a comprender cuando no se reconoce a sí mismo limitado.

EL BIEN Y EL MAL SE MANTIENEN ANTE CADA UNA DE LAS CRIATURAS HUMANAS PARA QUE DISCIERNAN BAJO MI ESPÍRITU EL CAMINO VERDADERO, EL PREMIO O EL CASTIGO. Es este Mi Amor Misericordioso, el que Me lleva a continuar explicitando Mi Voluntad a los Míos para que elijan libremente antes de perder la Gracia y tengan la oportunidad de mirar el mal en que van a caer.

SOY LA EQUIDAD… Y NO PERMITO QUE MIS HIJOS CAIGAN SIN ANTES MOSTRARLES EN QUÉ VAN A CAER, LAS CAUSAS Y LOS CASTIGOS DE LA CAÍDA.

El hombre, por su desobediencia, se ama a sí mismo de forma desordenada, atribuyéndose a sí mismo lo que es únicamente potestad de Mi Casa. De ahí que la envidia, la presunción, la codicia y la desobediencia les han llevado a una idolatría de sí mismos, lo que les conduce de pecado en pecado, de soberbia en soberbia, de arrogancia en arrogancia… Tanta ceguera no conduce a otro fin sino a perder la Vida Eterna si las criaturas no llegan al arrepentimiento en espíritu y verdad.

Amados Míos:

EL MAL: SATANÁS, MANTIENE UNA LUCHA ENTABLADA CONTRA LOS HIJOS DE MI MADRE, CONTRA CADA UNO DE USTEDES…

Mi Madre: Reina de todas las criaturas ha sido dotada con los Dones de Gracia y Gloria y con la Humildad Superior de nuestro Amor, para que esa humildad sea la que derrote a satanás, el que se presentará en esta generación con todas sus malas intenciones.

ESTE ES EL INSTANTE EN EL QUE EL MAL LUCHA CONTRA EL BIEN EN CADA UNO DE USTEDES PARA EXCLUIR A MI MADRE DE LA VIDA DE MIS HIJOS, AL CONOCER POR ADELANTADO QUE SERÁ QUEBRANTADO, VENCIDO Y ARROJADO A LOS ABISMOS POR MI MADRE, A LA QUE MI PADRE LE HA CONCEDIDO LA INTERCESIÓN Y LA GUÍA DE LA LUCHA CONTRA LOS ESPÍRITUS INFERNALES, QUE SE HAN VERTIDO SOBRE LA HUMANIDAD, SIENDO PARTE DE ESOS ESPÍRITUS LA INIQUIDAD, LA MALICIA, LA PROPIA EXALTACIÓN, LA VANAGLORIA, LOS VICIOS, LA ENEMISTAD Y LA IGNORANCIA.

Amados hijos:

EL MAL LES DESEA IGNORANTES PARA ARRASTRAR CON LA IGNORANCIA LA TERCERA PARTE DEL GÉNERO HUMANO, engañándoles para que luchen los hombres unos contra otros y poner división de unos hacia otros.

Aún el hombre no ha amado nuestra Voluntad, niega Mi Justicia, acaricia Mi Misericordia con un mal entendimiento de Ella, y relegando Mi Justicia como si la grandeza de Nuestra Divinidad se encontrara bajo la aprobación de hombre.

Dentro del Vientre Virginal de Mi Madre residen los dones y virtudes…

Ella es Templo del Espíritu Santo y Sagrario Virginal para bien de Mis hijos…

Amados, con dolor miro cómo los pecados capitales se reproducen en Mis hijos suscitando mayores pecados en Mi contra. El demonio hace la guerra a los hombres y de forma inaudita éstos la acogen, asumiendo la maldad y la crueldad del mal, cuyo único fin es llevar consigo a Mis hijos e hijas que lo son también de Mi Madre.

LA FURIA DEL MAL SE EXTIENDE HACIA MI IGLESIA SANTA Y MI CUERPO MÍSTICO PARA QUE ESTE MI CUERPO MÍSTICO SE ALEJE DE MI MADRE, A QUIEN NUESTRA TRINIDAD HA LEGADO LAS PRERROGATIVAS PARA VENCER AL MISMO DIABLO O SATANÁS.

Amados Míos, acogen el mal y lo acarician, y éste se adentra dentro del corazón humano para nublar el entendimiento y crear lucha entre Mis hijos, desunión y confusión, ya que únicamente por la mentira, el demonio puede penetrar y descargar sus males en el hombre.

Son instantes en los que Mi Iglesia se enrumba hacia el Gran Cisma ya anunciado por Mi Madre, donde el padecer de Mis fieles será la gloria de la intercesión de Mi Madre por todo el género humano, hasta por aquellos que no creen, ni esperan, ni aman. (1)

No decaigan, hijos, y para que no decaigan conózcanme, ya que no dejo desamparados a los Míos sino los acojo y los entrego en los brazos amorosos de Mi Madre, Amparo de los desvalidos.

Amado Pueblo Mío, conformado por todo aquel que Me ama, Me adora y Me nombra Señor de su vida y de todo lo creado. Ese es Mi Pueblo fiel, el que vive, obra y actúa dentro de Nuestra Voluntad Divina.

No esperen el tiempo, que se agotó…
No nieguen los signos que permito para alertarlos…
No se entreguen a la adoración del “ego” humano ni se rebelen en Mi contra cuando el mismo hombre le ha cedido el poder al mal para que le domine.
Nunca antes Mis hijos se han encontrado tan cerca de la desolación como en este instante…

La guerra, gran flagelo generado por el mal, avanza implacable sin que sea detenida, en su lugar es alentada por las demostraciones de poder de las Naciones de la Tierra.

Hijos Míos:

PERMANEZCAN ALERTA. EN ESTE INSTANTE MÁS QUE EN OTROS ANTERIORES, NO LLEGARÉ CON AGUA SINO CON EL FUEGO PURIFICADOR.

Oren, hijos Míos por Rusia y sus aliados. El hambre de poder alimenta la confrontación.

Oren, hijos Míos por Indonesia, compartirá con la humanidad el fuego que de las entrañas de la tierra arde y asomará para que recapaciten.

Oren por Italia, será purificada por la Naturaleza y por el mismo hombre.

Amados Míos:

Bien conocen lo que se acerca

EL CIEGO LO NIEGA, EL QUE CREE SER SABIO LO NIEGA, EL SOBERBIO LO LLEVA A LA DUDA, MIENTRAS  QUE EL HUMILDE ORA Y SE CONVIERTE, CONOCE Y SE APRESURA A ADENTRARSE EN MÍ PARA SER RESGUARDADO Y SE CONSAGRA A MI MADRE PARA QUE LE SOSTENGA E INTERCEDA POR ÉL, SE ADENTRA EN EL CONOCIMIENTO DE LO QUE DESCONOCE Y SE ARRANCA LA VENDA DE LOS OJOS PARA QUE LA OSCURIDAD DE LA IGNORANCIA SE ALEJE DE ÉL.

Amado Pueblo Mío:

Recíbanme con corazón contrito y humillado en la Eucaristía, recurran a Mí, les espero como Padre que soy de todos. No caigan por tierra sin levantarse de nuevo, el mal no podrá permanecer por siempre. Mi Madre aplastará la cabeza del mal y San Miguel colocará en Mi Balanza Divina cada obra y cada acto de Mis hijos, ya que sin las obras y actos la Fe es inerte.

EL AMOR HA SIDO DESTERRADO, RESIDE EN POCAS ALMAS, ESAS QUE LUCHAN POR VIVIR EN MI VOLUNTAD. MI VOLUNTAD NO ES UNA ESPIRITUALIDAD MÁS, ES LA ESENCIA DEL AMOR DE NUESTRA TRINIDAD.

No es difícil para el hombre ser cumplidor de Mi Voluntad, el hombre lo encuentra difícil porque ha dado rienda suelta a su “ego” humano y no se decide a vencerle con Mi Amor.

No teman, el temor es llevado a ustedes por el mal para detenerles y  para que cuando se miren perseguidos, se entreguen en manos del que aparentará ser el salvador del hombre, el que llega a suplantarme.

ES URGENTE QUE NO ME DESCONOZCAN, ES URGENTE QUE SE ACERQUEN A MI MADRE PARA QUE ELLA, QUE ES REINA Y MAESTRA DE TODOS MIS HIJOS, LES TOME EN SU VIENTRE Y CON SU MANTO LES PROTEJA SI USTEDES ASÍ LO DESEAN.

¡Estén atentos hijos Míos!… que lo anunciado por Mi Madre se cumple y se cumplirá a cabalidad a causa de la desobediencia a Sus Llamados.

Adéntrense en Mi Costado abierto para todos, no es tarde, vengan a  Mí.

Les amo y les bendigo.

Su Jesús.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

(1) Profecías y revelaciones sobre el cisma de iglesia…

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

Hermanos(as):

No deseo expresar con palabras mías el amor a nuestra Madre, sino que tomo del tesoro de San Agustín, el Águila de Hipona, citando esta hermosa y profunda meditación:

“En la predicación de de San Agustín, el misterio de Navidad es el lugar propio de su recuerdo y exaltación. El Hijo de Dios descansando en el regazo materno es la estampa más familiar de la piedad cristiana. Allí el fruto está en su propio árbol, que lo ha dado al mundo. Puede hablarse, pues, de piedad mariana en San Agustín; su discurso teológico y pastoral está lleno de admiración y devoción a la Madre de Dios, en la que ve el punto de enlace del cielo y de la tierra. Es también la puerta de la humildad por donde entramos en el misterio de Cristo. Mariología y cristología son inseparables.

En las Confesiones tiene este comentario a las palabras de Isaías (46,8): Entrad, pecadores, en el corazón y uníos al que os ha creado: «Nuestra misma vida descendió acá y tomó nuestra muerte sobre sí, y gritó con voz de trueno que volviésemos de aquí a Él; a aquella secreta morada de donde Él vino a nosotros, descendiendo primero al seno de la Virgen, donde se desposó con la criatura humana, la carne mortal, para que no fuese mortal… De allí, semejante al Esposo que sale del tálamo, saltó como gigante a hacer su carrera 1. Toda la Iglesia se enfloreció con esta belleza; toda ella se hizo virgen al abrazarse al Hijo de Dios, pues <<la virginidad de la carne es el cuerpo intacto, la virginidad del corazón es la fe incorrupta. Luego se llama virgen toda la Iglesia, que en género masculino se llama pueblo de Dios; ambos sexos forman el pueblo de Dios; un pueblo y único pueblo y una Iglesia y única paloma, miles de santos participan de esta virginidad» 24. María reunió en sí el pleno privilegio de la virginidad en cuerpo inmaculado y corazón fiel. Y la Iglesia imita estas dos prerrogativas marianas. Hay grupos numerosos de fieles que imitan su pureza corporal con voto sagrado o con firme voluntad; y todos participan de su virginidad espiritual o fe incontaminada viviendo en la verdad de Cristo.

San Agustín contemplaba la Iglesia en el espejo de María: «Toda la Iglesia, imitando a la Madre de su Señor, aunque no corporalmente, en su espíritu es madre y es virgen» 25.Estas dos imágenes—María y la Iglesia están inseparablemente unidas en los ojos y el corazón de San Agustín. «De todos los Padres de la Iglesia -escribe Terrien-, nadie ha descrito esta semejanza entre las dos vírgenes y madres con tanta insistencia como San Agustín. A ella vuelve frecuentemente en sus comentarios a los Salmos, en los sermones al pueblo y en los escritos catequísticos y dogmáticos» 26.”

Amén.

(VICTORINO CAPANAGA, O.R.S.A. AGUSTÍN DE HIPONA, MAESTRO DE LA CONVERSIÓN CRISTIANA BAC, MADRID 1974. Págs. 172-185)

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s