Os pido que cumpláis con cada uno de los Sagrados Mandamientos

16/02/2016                                                   19:25 Horas

Dice Santa María:

Cuántos momentos tengo que llamaros para pediros que escuchéis y pongáis cada una de mis palabras para luego derivarlas a todas las naciones del mundo. Son mis mensajes, mensajes que os doy para que estéis todas mis criaturas preparadas y no os dejéis engañar por aquellos que sólo desean arrancar vuestras almas por toda una eternidad.

Os llamo a defender vuestras almas que son lo más preciado que tenéis y las que os darán la Vida Eterna unidos a nosotros. Por ello, os pido que cumpláis con cada uno de los Sagrados Mandamientos, que os alejéis de la drogas, del alcohol, de las malas compañías y de toda arma y que viváis y luchéis a través de la Palabra por un mundo de armonía y paz.

Yo sé, hijo, que muchas de mis criaturas, o la humanidad, os dejarán guiar por las enseñanzas del ser de iniquidad; y sabéis por qué, porque es muy astuto, y sin que os deis cuenta, él os prometerá a todos aquellos que lo sigáis que en su reinado todo ha de estar a su disposición; y tenéis que tener bien abiertos vuestros ojos porque, hijos míos, si os separáis de nuestro lado, y todo aquel que no se someta a su doctrina, os puedo asegurar que ha de ser perseguido, martirizado o muerto. Pero, amados hijos míos, os pido que pidáis todos juntos mi Santa Protección en todo instante, y yo, vuestra Madre, os protegeré; sólo permitiré lo que mi Padre disponga para vuestra purificación.

Por ello, os pido la unidad de todos para este año que ha comenzado porque se ha de dar el Gran Inicio, como ya os he venido diciendo, que es la segunda fase, amados hijos, de la inmensa purificación que ha de envolver a todos los continentes; y es ahí donde la Creación con todas sus criaturas van a ser transformadas y purificadas una por una para que podáis renacer a la Nueva Creación con las nuevas criaturas.

Por ello, a través de mi hijo, os quiero alertar para que no vayáis a caer en las trampas de mi adversario, el ángel desterrado, y todos sus seguidores; ellos tienen todo un plan montado que hará que muchos caigáis sutilmente. POR ELLO OS RUEGO, AMADOS HIJOS, QUE OS CUIDÉIS DE LAS SECTAS, PORQUE MUCHAS ESTARÁN AL SERVICIO DE MI ADVERSARIO, VAN A DESPLEGARSE POR EL MUNDO ENTERO REPARTIENDO DE PUERTA EN PUERTA LA BIBLIA, SIRIOS Y AGUA BENDITA, Y EN MUCHOS CASOS RECOGIENDO LA SANTA PALABRA DE DIOS DE VUESTRAS CASAS PARA REMPLAZARLA POR LA BIBLIA DE MI ADVERSARIO. Por ello os pido que tengáis, pues, mucho cuidado y no entreguéis vuestras Biblias por la falsa palabra de mi adversario. Estad alertas y vigilantes porque mi adversario es astuto y se valdrá de todos los medios para hacer perder al Rebaño de mi Hijo. Por ello os pido, manteneos en el rezo del Santo Rosario, amados hijos míos, porque él ha de ser vuestra total protección; y siempre llevad en vuestros cuellos mi Camándula para que oréis en los momentos de peligro; leed LA SANTA PALABRA DE DIOS y meditadla para que no seáis engañados por las sectas; sed muy perseverantes en la oración para que permanezcáis bajo nuestra protección.

Hijos míos, la Tierra ya está inundada de demonios que buscan apartaros de vuestro Padre, mi amado Señor. Es por ello que os pido que ni un sólo instante dejéis de orar con mi Santo Rosario cuando sintáis los ataques, y decid cuando estéis en peligro inminente: “Ave María Purísima, sin pecado concebida”, y las fuerzas del mal huirán de vosotros.

Por ello os convoco a que comencéis a caminar puerta por puerta advirtiendo a todos vuestros hermanos, que los Cenáculos se intensifiquen en todo lugar y que caminéis siempre unidos cuidándose unos a otros y os dejéis llevar por la palabra de vuestro Papa, mi Hijo Francisco; no os olvidéis, es primordial; y no abandonéis nunca a ninguno de vuestros hermanos. Os ruego, recordad, oración, ayuno y penitencia, y que el amor os cubra a todos, amados hijos míos.

Os bendigo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA

 

15/02/2016                                                   17:04 Horas

Dice Cristo Jesús:

Hijo Mío, quiero que sepáis tú y todos vuestros hermanos en todos los continentes que en estos tiempos que os tocan vivir, llenos de persecuciones y guerras, decidle a todo el mundo en Mi nombre que la sangre de Mis mártires de estos últimos tiempos, de aquellos que abrazaron sus Cruces y cumplieron hasta el último minuto de sus vidas terrenales y jamás renunciaron ni nos han abandonado, esa sangre, hijo Mío, tened la más plena seguridad que es Mi Sangre con la cual, os aseguro, he de derrotar al ángel desterrado y de esa forma he de purificar a Mi Iglesia.

Os digo que Mis Legiones Angélicas, bajo la dirección de Mi amada Madre, ya os encuentran totalmente preparadas. Y os llamo a todos vosotros, Mis Legiones de hijos e hijas que estáis Consagrados, a que os unáis para el gran combate espiritual. Os ruego que jamás os olvidéis todos vosotros, Mis amados hijos, que forméis la Milicia Terrenal. Colocaros, os pido, y preparaos para cuando llegue el gran combate; las fuerzas del mal os rondan y buscan vuestra perdición.

Por ello es continuo a través de Mi amada Madre y Yo, hijos Míos, que os hablo a través de vuestros hermanos en el mundo para que hoy más que nunca el Gran Rebaño Mío esté preparado y atento todo el tiempo y lea y escuche a través de las voces de Mis hijos e hijas elegidos Mis mensajes de salvación. Debéis, os reitero, leer y meditar cada una de las palabras, porque a través de ellos os estoy preparando e instruyendo para el combate espiritual de cada día que tendréis que llevar adelante. Hijos Míos, soy Yo quien os habla a través de estos, Mis mensajes de salvación, tened plena seguridad, y no os dejéis, pues, engañar por los emisarios del mal que quieren, con sus engaños, apartaros del camino de la salvación.

A través de los tiempos siempre he estado Yo, como Mi Madre, junto a cada uno de vosotros tratando de cuidaros y guiaros por el sendero de la luz. Pero no tan sólo eso, sino lucho continuamente para que no sigáis cayendo muchos de vosotros en las garras de Mi enemigo. Y os pido que no temáis a Mis palabras porque lo que os digo, lo que os prevengo, no es para crear el temor y que tengáis terror ni asustaros a cada uno de vosotros, amados hijos Míos que formáis Mi Rebaño, si no os advierto para prepararos y poneros al tanto de los acontecimientos que están por desatarse en distintos lugares de vuestro mundo. Por ello, os ruego que os leáis todos, y os tenéis que meditar a la luz del Espíritu porque es Mi Santo Espíritu quien se os dicta a Mis mensajeros; no os pongáis en duda porque soy Yo, vuestro Eterno Pastor, quien os está hablando e instruyendo. Estos, Mis mensajes, son fuente de vida, camino, luz y esperanza para vosotros, hijos Míos, que formáis Mi Pueblo que yace extraviado y confundido como ovejas sin pastor. Por ello, os ruego que no tengáis temor al escuchar y os pido que sigáis a cada uno de Mis servidores porque a través de Mis mensajes quiero guiaros a las puertas de la Tierra Bendecida, la Gran Nación donde todos os tenéis que unir.

Os pido oración, confesión de vuestros pecados, ayuno y penitencia y que os preparéis como verdaderos soldados para la gran defensa y para salvar al mundo de la inmensa destrucción de muchos que están al servicio del ángel desterrado que son gobernantes y hombres también de todas las religiones, y muchos de vuestros hermanos que, por obtener poder, han entregado sus almas al ángel desterrado.

Por ello, siempre caminad unidos por el amor, la misericordia, la justicia y la paz. Yo os estoy esperando, Rebaño Mío, para daros Mi vida en abundancia y llevaros a los verdes prados y a las frescas aguas donde calmaréis vuestra hambre y saciaréis vuestra sed. Os convoco al Gran Encuentro donde todas las almas os unirán en una a través de la oración; y os pido que llevéis en vuestras manos las cuentas del Rosario e id rezando con un cirio encendido en vuestras manos y de esa forma veréis cómo Mi Madre, vuestra Madre, ha de aplastar la cabeza de la víbora y adelante, Rebaño Mío, Yo seré vuestra luz en las tinieblas que os guiará por vuestro paso por el desierto. Ánimo, falta poco, muy pronto me veréis y estaréis conmigo y seremos una sola familia; vosotros seréis Mi Pueblo y Yo seré vuestro DIOS y vuestro gozo; ya nadie os lo arrebatará.

Os amo, amados hijos Míos, os amo.

Amén.

CRISTO JESÚS

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s