Haced mi Santo Rosario todos los días

1 Marzo 2016                                                   12:45 AM

 

                                                     Dice Santa María:

Hijo, creo que a través de todos estos años os he venido previniendo tanto a ti como a cada uno de vuestros hermanos para que llevarais a vuestros hermanos y hermanas, mis hijos, este pedido que teníais que estar preparados y alertas de todo lo que estaría por acontecer. Pero, lamentablemente, muchos de ellos no escucharon, os alejaron, os marcharon de mi morada y de al lado de nosotros pensando que podían llevar una vida diferente a la cual se encuentra en las Sagradas Escrituras y basándose en los Sagrados Mandamientos. Por ello, con inmenso dolor de una Madre, a través de vosotros supliqué y pedí desde lo más profundo de mi Inmaculado Corazón que todos os unieran y que volvieran a mi morada para encontraros con mi amado Hijo y de esa forma estar preparados. Pero no sólo eso, si no lo hacían, todos tenían que comprender que perderían sus almas por toda una eternidad. Pero, como siempre os digo, cada uno de mis hijos son libres criaturas de la Creación y cada uno de ellos tiene la libertad de seguir el sendero que ellos elijan; nosotros os guiamos, os cuidamos, os acompañamos todo el tiempo, pero no escuchan, no quieren oír nuestras voces, nuestros gritos de dolor al ver cuando cometen pecados que por ellos perderán sus almas por toda una eternidad. Con un inmenso dolor de Madre, hoy os vengo a decir para que todos aquellos que lean o que tú os leáis lo que yo os digo, todavía pueden salvar sus almas y un día ingresar en el Reino de los Cielos en vez de perderos en la más grande oscuridad y el dolor.

Hijo mío, decidles a vuestros hermanos y hermanas, mis hijos, que con inmenso dolor y lágrimas en mis ojos os digo que la noche ya está llegando y los días de paz están llegando a su fin; y eso ocurre porque lamentablemente esta humanidad de estos últimos tiempos se ha equivocado, en vez de seguir tras los pasos de mi amado Hijo, en vez de cumplir con los Sagrados Mandamientos, os alejaron, abandonaron mi morada y os marcharon, con engaños, tras los pasos del ángel desterrado y de sus seguidores de la oscuridad, y no os dieron cuenta que ya muy pronto, y llevando esa vida, os acercan los días de purificación; y sufro como Madre al saber que la inmensa mayoría no está preparada espiritualmente para sobrellevar la angustia y la desolación que os aproxima. Pero, amados hijos, os seguiré repitiendo y pidiendo y como Madre os rogaré a uno por uno que no os olvidéis lo que a través de los tiempos os he dicho, y muchos pareciera que no queréis comprender; os ruego que comprendáis que mi Santo Rosario es vuestra protección, y os ruego que nunca, pero nunca, amados hijos os canséis de rezarlo; y os vuelvo a decir que por cada Avemaría que hagáis con fe, es un latigazo que os propináis a los demonios. Tenéis que comprender y escuchar mi pedido, mi súplica a todos vosotros, a todos aquellos que no lo hacéis, que el rezo de mi Santo Rosario destruye totalmente todos los planes del reino de las tinieblas. Por ello insisto a través de mis hijos pidiéndoles desde mi Inmaculado Corazón, y si me escucharais, si lo llevarais a la práctica y no lo hicierais solos sino en cadena, veréis cada uno de vosotros cómo derrotaréis los ejércitos de mi adversario y de esa forma ganaréis la batalla para el Cielo. Por ello, quiero deciros, hijos míos, que los emisarios del mal están haciendo rituales para consagrar a este mundo y a la humanidad al príncipe de las tinieblas, para que cuando haga su aparición el anticristo le sea mucho, pero mucho más fácil, someter como él siempre soñó y piensa a la humanidad. Por ello, os pido sin perder un sólo instante que os consagréis cada uno de vosotros, mis hijitos fieles, el mundo y la humanidad, a la Preciosa Sangre de mi amado Hijo para que destruyáis todas las invocaciones y consagraciones que los hijos de la oscuridad están haciendo para allanar el camino del falso mesías. Tened cuidado, os ruego desde mi Corazón no me hagáis sufrir más, no comprendéis muchos de vosotros el dolor que mi amado Hijo siente en su Corazón como yo, vuestra Madre; el dolor es tremendo porque sentimos como dagas que nos atraviesan el pecho porque muchos de vosotros os perderéis de la Vida Eterna junto a nosotros en el Reino de los Cielos. Siento dolor, mucho dolor, porque lamentablemente estamos viendo la destrucción de los hogares, la falta de oración y la tibieza espiritual de muchas familias que os está llevando a la perdición; y vosotros no hacéis nada, no escucháis, no os detenéis y no os dais cuenta que cada minuto que transcurre os perdéis más y más y vais derecho a las lenguas de fuego y a la inmensa oscuridad y el dolor por toda una eternidad. Hijos míos, quiero que comprendáis que el ángel desterrado ha tomado posesión de muchos hogares y os está destruyendo, y eso ocurre porque en una gran parte de ellos no se reza ni se frecuentan los Sacramentos, son moradas con puertas abiertas para la entrada de demonios. Por ello, quiero deciros y quiero que comprendáis que cuando llegue el tiempo del reinado del ángel desterrado, todo hogar que permanezca en tibieza espiritual se ha de perder, porque tenéis que comprender que el ángel desterrado, unido a aquellos que lo siguen en la oscuridad, sin que os deis cuenta está invadiendo los hogares donde no encuentra resistencia espiritual. Es por ello que continuamente os alerto de esto a cada uno de los padres de familia para que os despertéis de vuestro letargo espiritual y despertéis a vuestros hijos. Os ruego con todas mis fuerzas, volved a DIOS de corazón y retomad cuanto antes de nuevo la oración en vuestros hogares; no permitáis que os lleve rumbo a la pérdida de vuestras almas. También haced mi Santo Rosario todos los días y cuantas veces podáis en familia, y os prometo que cuidaré de vosotros y de vuestras familias y no permitiré que os perdáis. Os ruego, escuchad mi pedido, y os digo a todos que tenéis que sellar vuestros hogares y sellad también vuestros bienes materiales y espirituales, selladlo todo con su Gloriosa Sangre para que mi adversario y sus huestes del mal no puedan haceros ningún daño; y os ruego que consagréis vuestros hogares a nuestros dos Corazones. Os pido que os encontréis preparados porque los días de oscuridad están llegando. Que vuestras lámparas permanezcan encendidas con la oración porque será la luz de vuestras lámparas las que iluminarán los días de tinieblas que os aproximan. Para ello, os diré lo que tenéis que tener cada uno para cuando llegue el momento: agua, sal y aceite debidamente bendecidos o exorcizados por uno de mis Hijos Predilectos porque os vais a necesitar para expulsar a las fuerzas del mal en aquellos días. Haced también bendecir o exorcizar imágenes que representen a mi Hijo o me representen a mí, a nuestro amado Miguel, o Santos y Santas de vuestra devoción. Todas estas armas espirituales os van a proteger de los espíritus malignos en los días del reinado de mi adversario.

Amados hijos míos, quiero que comprendáis que os estoy advirtiendo y también os instruyo para que os preparéis para el gran combate espiritual que, con inmenso dolor, tendréis que atravesar muchos de vosotros por no escucharnos, por no deteneros nunca y por pensar que vosotros, separándose de vuestro Padre, podríais llevar la vida que quisierais. Por ello, uníos en la oración, confesad vuestros pecados, liberad vuestras almas y vuestros corazones de todo mal, haced ayuno y penitencia, y sed el más fiel de todos, os lo ruego y os lo pido porque quiero que salvéis vuestras vidas.

Os amo, hijos míos, os amo.

Amén.

SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA

 

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s