Que vuestros hijos no vean tanta televisión, ni tanta tecnología de muerte

04/05/2016                                                   06:05 Horas

Dice Santa María:

Hijos míos, cada día que transcurre en vuestro mundo, siento en mi Corazón de Madre que en vez de volver caminando a los brazos de mi amado Hijo, os separáis muchos de vosotros llevados de la mano del ángel desterrado, y no os dais cuenta porque él es astuto, y a través de aquellos que os siguen, a través de la mentira y las falsas promesas, os tientan y vosotros caéis en sus redes, muchas veces, sin daros cuenta lo que ocurre a vuestro alrededor. Tenéis que comprender, amados hijitos, que en estos tiempos que están transcurriendo, cada día más la maldad y el pecado van aumento; y si no retornáis al sendero de la luz, todos aquellos que sigáis caminando por el sendero de la mentira, el odio, el egoísmo y la lujuria os habréis de perder en la inmensa oscuridad.

Por ello, hijo, quiero deciros que la humanidad de estos últimos tiempos no quiere escuchar; y tú lo sabéis porque sales a llevar la Palabra, a deciros lo que os vengo diciendo en cada mensaje, y habláis con cada uno de ellos en los Cenáculos; pero muchos no escuchan, acuden sólo para que tú impongáis vuestras manos y después nada os importa, aun más cuando por el Espíritu Santo sanan sus heridas del cuerpo y del alma que a través de vuestro cuerpo y vuestras manos él os hace llegar. Muchos de ellos os encerraron de tal forma que ni siquiera hoy quieren aceptar LA VOLUNTAD DE DIOS, mi amado Señor y vuestro Padre.

Querido hijo, tú sabéis cómo me gustaría ser portadora de mensajes más esperanzadores para mis hijitos, os lo digo con el dolor más inmenso desde mi Inmaculado Corazón porque me duele inmensamente cuando os llamo y os pido que llevéis los mensajes que no son alentadores para muchos de ellos. Por ello, os digo y os repito, qué lástima que tenga que hablaros de tanta desgracia y dolor y tener que avisaros del castigo que está por llegar por la gran desobediencia y porque el mundo cada día se aparta más y más de mi morada, y cada día no os dan cuenta mis hijos pero pecan más y más, y muchos de ellos no os arrepienten, no os confiesan, no piden perdón, y no creo que sea porque no han podido comprender o entender cada uno de los mensajes que os voy entregando día tras día tanto a ti como a todos vuestros hermanos en los distintos continentes, aquellos que hemos elegido para que lleven nuestras palabras a cada uno de nuestros amados hijos. No comprenden que DIOS es amor, y si os arrepintieran y volvieran a Él de corazón, os aseguro que se arrepentiría de enviaros el castigo.

Por ello, amados hijos, os llamo a la reflexión, a que meditéis, que comencéis a oír, comprender y uniros, y entonces os daríais cuenta que vuestro Padre, mi amado Señor, en ningún momento se complace con el sufrimiento de sus hijos, ni es su deseo castigar al hombre; todo lo contrario, su Corazón sufre enormemente y llora por veros cómo os habéis abandonado, hijos míos, cómo siguen por senderos equivocados y no volvéis a su morada y a sus brazos.

Por ello, hijo, quiero pediros en este día algo muy especial, que lleguéis también con mi mensaje a mis Hijos Predilectos, aquellos que os han consagrado, que dieron sus votos, y os pidáis que salgan de mi morada a recorrer todo lugar llevando la Palabra, que visiten a los enfermos, que, unidos, vayan puerta por puerta, que acudan a ver a los que están privados de la libertad, a los ancianos, a los jóvenes, a todos aquellos que se drogan, que son alcohólicos, que salen a cometer delitos, y que os hablen en mi nombre, que os enseñen que hay otra vida, una vida llena de esperanza, amor y misericordia; pero, para ello, tienen que venir a mi morada; y tienen que hablaros hasta el agotamiento, no pueden dejar perder sus almas, no deben, son sus ovejas, son ovejas descarriadas que tienen que salir a buscar y a guiar por los campos donde el trigal brillará como oro y un día todas ellas han de caminar junto a mi lado a través de ellos. También a los lugares que lleguen tienen que pedir que se consagren sus hogares y familias a nuestros dos Corazones para que puedan ser protegidos en los tiempos de la Gran Tribulación; os digo esto porque muchas familias os van a perder por la falta de DIOS en sus hogares; mi adversario tiene como objetivo la destrucción de las familias, quiere acabar con la primera sociedad creada por DIOS porque sabe que las familias que rezan unidas tienen poder para haceros mucho daño.

Por ello, hoy, de nuevo, amados hijos, os exhorto para que destinéis una hora de vuestro tiempo familiar a la oración y al rezo de mi Santo Rosario. ¡Que vuestros hijos no vean tanta televisión, ni tanta tecnología de muerte, porque mi adversario, a través de esta tecnología, está trayendo división a las familias, aunque muchos de vosotros no queréis entender o no queréis creer y pensáis que no puede ser lo que os digo a través de mi hijo; si vosotros prestarais más atención, os daríais cuenta solos que el veneno de los mensajes subliminales en las películas y juegos que ven y juegan vuestros hijos os está llevando a la oscuridad espiritual, a la desobediencia y a la rebeldía, haciendo que las bases morales y espirituales inculcadas en el hogar se desmoronen. Por ello, hoy, amados padres de familia, os ruego y os pido que os prestéis más atención a vuestros hijos porque muchos os van a perder cuando comience el último reinado de mi adversario. Tenéis que comprender lo que os digo, tenéis que prestar mucha más atención a cada palabra y tenéis todos que tener mucho, pero mucho, cuidado, hijitos, con la nueva era porque es la piel de oveja con la cual se disfraza mi adversario, y vosotros, hijos míos, no os podéis contaminar, os lo ruego, ni llevéis a vuestros hogares la cultura de lo que muchos hermanos vuestros os dieron por llamar la nueva era; y en esta nueva era, ha comenzado a llevaros a muchos de vosotros y de vuestros hijos por senderos que no son los que mi amado Padre os dejó y no vais tras las pisadas de mi Hijo rumbo a la luz; todo lo contrario, estáis yendo rumbo a la más inmensa oscuridad; y de esa forma, sin que os deis cuenta, caeréis en las garras del ángel desterrado y las fuerzas de la oscuridad. Tenéis que comprender que todo esto os contamina, y contamina vuestros hogares, trayendo ruina material y espiritual. Os pido y os ruego que comprendáis que aquello que busca la nueva era es matar a DIOS en el corazón de los hombres. Por ello, os convoco a la oración, al rezo del Santo Rosario, que recéis la Coronilla, que no faltéis a ninguna Celebración en mi morada, que confeséis todos vuestros pecados y liberéis vuestras almas, que rompáis las cadenas y todas las ataduras y os quitéis de vuestros ojos las vendas que no os permiten ver y por ello os llevan directo a perder vuestras almas y alejaros del amor de CRISTO JESÚS y de MI LLAMA DE AMOR. Amados hijos míos, volved al sendero, os lo ruego; participad en cada Celebración, convertíos en verdaderos Misioneros del Amor, de la Misericordia, de la Justicia y de la Paz; vivid en eterna unidad con mi amado Hijo, y a través de Él con el Espíritu Santo y con el Padre; venid a mis brazos y poneos bajo mi Manto Azul de Amor; volved a levantar mi morada, que mi Iglesia sea el faro del mundo para todas las generaciones y que reine por los siglos de los siglos la Paz y el Amor en todos vuestros corazones. Os llamo y os convoco a volver a mi morada.

Os amo.

Amén.

SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s