¡ES TIEMPO PUEBLO MÍO DE COMENZAR A ORAR EN CADENA!

¡ES TIEMPO PUEBLO MÍO DE COMENZAR A ORAR EN CADENA, PARA QUE LA FUERZA Y EL PODER DE LA ORACIÓN OS VAYAN PREPARANDO PARA LOS DÍAS DE BATALLA ESPIRITUAL QUE SE APROXIMAN!

Junio 01 de 2016 – 8: 10 AM

LLAMADO DE DIOS PADRE A SU PUEBLO FIEL

Mi paz esté con vosotros, pueblo mío, heredad mía.

Hijos míos, mi corazón de Padre de la humanidad está afligido y siento gran tristeza al ver esta generación ingrata y pecadora que se niega a escucharme y a poner en práctica mis preceptos. El flagelo de la guerra hará retroceder la humanidad, la soberbia de los reyes de este mundo, solo traerá muerte, destrucción y desolación para mi creación y mis criaturas.

Toda la tecnología de muerte creada por el hombre de estos últimos tiempos se revertirá contra él y la ciencia retrocederá miles de años. Los sobrevivientes de la hecatombe nuclear volverán a comenzar y poblar de nuevo mi creación. El hombre volverá a la era de piedra.

¡Ay de ti, Israel, porque se acercan los días de tu purificación! ¡Oh madres de Jerusalén, corred a amparar a vuestros hijos, así como lo hace la gallina con sus polluelos, porque se está acercando el día grande y terrible del Señor! ¡Levantaos montes y collados; huid aves del cielo y buscad vuestros refugios, criaturas mías! ¡Entonad cánticos plañideros, hijas de Sión, porque están cerca los días de mi Justicia; desgarrad vuestros corazones y no vuestras vestiduras y clamad al cielo pueblo mío, para que podáis sobrellevar con fe y esperanza los días de purificación que se avecinan!

¡Ay, Ay, Ay, estos serán los ayes de la hija de Sión, que llorará desconsolada en aquellos días por la pérdida de sus hijos! Llora como lloró Raquel en tiempo del tirano Herodes. ¿quién podrá consolar a la hija de mi pueblo? Solo aquellos que pongan su confianza en el Señor, lograrán superar las duras pruebas de aquellos días, que como fantasmas se acercan.

Volved a mí de corazón, pueblo mío, todavía os quedan unos pocos instantes de misericordia, no dejéis que se agoten; prestadle atención a mis llamados angustiosos, para que mañana podáis ser justificados y las pruebas de purificación por las que pasareis os sean más llevaderas.

Es tiempo pueblo mío de comenzar a orar en cadena, para que la fuerza y el poder de la oración os vayan preparando para los días de batalla espiritual que se aproximan. En aquellos días, vuestra oración en cadena será vuestra fortaleza y así como lo hice con mi pueblo cuando camino por el desierto rumbo a la tierra prometida, lo haré también con vosotros en vuestro desierto. Yo os escucharé en la medida que oréis y alabéis, unidos en la oración. Tened confianza en vuestro Dios y el Maná de cada día os enviaré.

Id pues preparándoos con la oración; formad fortines con vuestros hermanos; acatad mis instrucciones que os iré enviando con mis mensajeros, para que cuando lleguen aquellos días estéis preparados y juntos seáis una sola voz que alabe y clame al cielo. Un solo pueblo unido en la oración, será mañana mi Nuevo Israel.

Quedad en mi paz, pueblo mío, heredad mía.

Vuestro Padre, Yhavé, Señor de las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s