Un regalo de Mi Sagrado Corazón

2 junio 2016

El Sacramento del Bautismo un regalo de Mi Sagrado Corazón

Jesús: Pequeño, escribe. No te canses de escribir porque a través de estos Llamados de Amor y Conversión os iré mostrando la belleza de Mi Sagrado Corazón. Quiero enseñarte de Mi Sabiduría, pequeño. El instrumento: Mi amado Jesús, ¿qué puedo Yo decirte, sino solamente “gracias” y ofrecerte toda mi vida en adoración continua por Tu inmenso Amor. Jesús: Permanece pequeño, se siempre pequeño. ¿Recuerdas la jaculatoria que te había entregado para que se la dirigieras a Nuestro “ABBA PADRE”?

El instrumento: Si, lo recuerdo: Padre, destrúyeme y en mis ruinas levanta Tu Santuario. Jesús: Si, (…) esa jaculatoria. Hijito, hoy aprenderás sobre el Sacramento del Bautismo. Hijo, como te dije anteriormente, cada sacramento es un regalo de Mi Sagrado Corazón, y este en especial fue una gracia de Amor que Mi Sagrado Corazón deseó y realizó, cuando le pedí al Bautista San Juan, que me administrara el bautismo de penitencia y como el Espíritu en el Eterno, se manifestaron confirmando este deseo de Mi Sagrado Corazón. Hijo, en otro pasaje del Evangelio le digo a Nicodemo que deben nacer del Agua y el Espíritu; otra vez Mi Sagrado Corazón entregando las primicias de este Sacramento. Luego en la Cruz, hijo de Mi Sagrado Corazón, valiéndose por Mi Santa Herida del Costado, fluyeron Sangre y Agua con los cuales bauticé la humanidad desde el Calvario para quitar la ceguera y (así) contemplaran al que traspasaron. Hijo, nacer del Agua y del Espíritu es el Sacramento del Bautismo unido a un Pentecostés, porque cuando una creatura es bautizada se convierte en hija, por misericordia y en mis méritos, recibiendo en ese mismo instante al Espíritu Santo, entonces se convierte en Templo del Espíritu Santo, sacerdote, rey y profeta. El Bautismo es el primer paso para la vida en Dios y es un requisito para la salvación porque, aquel que crea y se bautice, alcanzará la Vida Eterna. El Agua Santa del Bautismo os hace, por mis méritos, hijos del Padre. El Bautismo entierra y esfuma, por pura misericordia, el pecado en vuestras almas, dando así muerte al hombre de pecado para que, dando su “fiat” en ese momento de consagración, resucite al hombre de la gracia. Cómo anhela Mi Sagrado Corazón que los niños sean educados para que los niños cuiden y valoren su gracia bautismal. Hijos, no permitan que Satanás os distraiga con las cosas de este mundo, vivan su Santo Bautismo viviendo la vida espiritual de la Gracia. Hijito, el Sacramento del Bautismo es un Sacramento de Salvación. ¡Pedid al Inmaculado Corazón de Mi Madre que ayude a sus corazones a vivir esa consagración bautismal! A ser fieles, a este santo propósito y a vivir como verdaderos hijos de Dios por el Bautismo que han recibido. Te amo y te bendigo.

El instrumento: Gracias, Jesús, ayúdame a valorar este Sacramento que he recibido y a dar testimonio de ser un verdadero hijo de Dios. Jesús: La Paz. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén Ave María Purísima, sin pecado concebida.

 

 

Mi Sacramentos regalos de Mi Sagrado Corazón

 

Jesús:

Hijito ¿quieres aprender hoy?

 

El instrumento:

Si, mi amado Jesús, que Tu Divina Sabiduría me guíe y me ilumine para conocerte y amarte más y mejor porque quiero, Jesús, estar siempre dispuesto para Ti.

 

Jesús:

(…) hoy aprenderás sobre los siete regalos de Mi Amor. Siete signos que di a Mi Iglesia como muestra viva y testimonio fiel de que a través del Espíritu Santo, Yo vivo y actúo en Mi Iglesia. Estos siete regalos son Mis Siete Sacramentos, todos y cada uno de ellos son signos de salvación que han salido desde lo más profundo y tierno de Mi Sagrado.

Hijito, estos Sacramentos guardados y entregados a Mi Iglesia a través de Mi Sagrado Corazón son las señales de Mi Corazón palpitante en la Iglesia a la que tanto amo.

Pequeño, Siete Sacramentos de Amor que os he dado para la salvación de las almas. Siete Sacramentos que santifican a los hombres y dignifican la vida. Siente Sacramentos que son las siete lumbreras que ha guiado y guiará a Mi Fiel Rebaño.

 

¡Oh, Sacramentos!, siete prendas de Amor de Mi Sagrado Corazón entregadas a la Iglesia.

Hijo, ora, repara, para que el sentido sagrado del ministerio celestial renazca nuevamente en Mis Ministros y mis fieles y que no sea desperdiciado lo que os doy.

 

El instrumento:

Jesús, ¡gracias! ¡Cómo pensaste en todo para nuestro bien!. ¡Oh, Jesús, Misericordia y Amor! Cada vez más, me hacen tan pequeño y me estremezco al ir conociendo la profundidad de Tu Sagrado Corazón. Jesús, quiero preguntar si tu Amor Redentor, al entregarnos los Sacramentos, actúo también unido con tu Divino Querer.

 

Jesús:

Hijito, Mi Sagrado Corazón es la Fuente inagotable de Gracias. Mi Amor Eucarístico es su Fuente de Vida. Mi Amor Santo lo quiso, Mi Divina Voluntad lo hizo. El Amor al Querer, lo lleva a la Voluntad para el Hacer. Hijito, al explicarte esto, conoce el movimiento de Mi Sabiduría, siempre nueva y viva.

 

Te pido que repares por cada Sacramento de Mi Amor; desvalorizado, rechazado y sacrilegado, orando con Mi Sagrado Corazón siete Padre Nuestro y consuela a Mi Padre y a Mi Sagrado Corazón tan rechazado. Te amo, pequeño.

 

El instrumento:

Te amo, Jesús. Mi amor es tan pequeño… dame el Tuyo para amarte más, Jesús.

 

Jesús:

Lo hago en cada Santa Comunión.

Ten Mi Paz. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ave María Purísima, sin pecado concebida.

31 mayo 2016

Casto San Jose:

Queridos hijos, Mi Casto y Amante Corazón intercede por el Pueblo de María. Mi Casto y Amante Corazón es el protector de las almas que se han consagrado al Inmaculado Corazón de la Reina Celestial. Por eso, queridos hijos, la invitación que hago es que vivan y renueven, en cada momento de sus vidas, a través de la Oración, de la Adoración Eucarística, y del Santo Rosario, la consagración al Corazón Inmaculado de María, y, a través de la Madre Celestial, al Sagrado Corazón de Jesús.

 

Queridos hijos, el Mensaje del Cielo es para cada alma, es para que cada uno de los hijos de Dios lo asuma y tome su responsabilidad en cada Llamado de Amor y de Conversión.

 

Hijos Míos, vivan los Mensajes; el mundo necesita personas decididas y valientes, que renuncien a lo que deben renunciar, que digan ‘Si’ a la Voluntad del Señor, y sean testimonio vivo del Evangelio de Mi amado Hijo adoptivo Jesús.

 

 

Hijos, no se cansen de orar, de leer las Sagradas Escrituras, y conocer en profundidad el Gran Misterio de Amor que se guarda en los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María. Ese Misterio de Amor será revelado a las almas cuando oren con fe, cuando den apertura al Espíritu Santo, y cuando se decidan por la conversión y la santidad. Les amo y les bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

Te explicaré Mi Promesa

 

El instrumento:

Jesús, me postro ante Ti, te reconozco como Rey, Señor y Salvador de los hombres. Te doy gracias infinitamente por el don de la Sagrada Eucaristía.

Jesús hoy recurro a Ti y te pido que regales luz, sabiduría y discernimiento a Tu pueblo para que no sea confundido y comprenda Tu Palabra.

 

Jesús:

Amado hijito, Mi pueblo debe pedir la Eterna Sabiduría para comprender Mi Eterna Palabra, y comprendiendo Mi Eterna Palabra goce de Mis Promesas.

Te hablaré hoy de Mi Reino Glorioso del Fiat y de la Paz, Mi Reino Eucarístico. Hijo, todo aquel que recibe Mi Espíritu Santo en el Bautismo está llamado a vivir Mi Reino, pero las almas no son conscientes de este llamado. Y para vivir este Reino de Amor-Hostia es necesario consagrarse al Doloroso e Inmaculado Corazón de la Mamá Corredentora. Pero tú eres testigo, hijo, del desprecio y rechazo a Nuestra “Mater Coeli”. Hijo, muy pocas almas creen y aceptan Su Sabiduría que es uno de los dones de la Corredentora, que reúne y prepara a los 144.000, apóstoles de los últimos tiempos.

 

El instrumento:

Mi amado Jesús ¿Cuál es la primera puerta para entrar a este Reino? Y ¿Cómo vivimos ese Reino? ¿O cuando vendrá este Reino Glorioso?.

 

Jesús:

Hijito, la puerta es la consagración total al Inmaculado Corazón de la Mamá Celestial. A través de esta consagración empiezan a vivir el Reinado Eucarístico de Mi Sagrado Corazón.

Este Reinado, hijito, es un Reino de Corazones, es un Imperio de Amor dentro de los corazones. Corazones que, una vez consagrados a Nuestros Sagrados Corazones Unidos y que empiezan el vivir este Evangelio en tu tiempo, se convierte en un apóstol de los últimos tiempos, formado, educado y consagrado por, en, con y para María.

Ahora bien, hijito, vivir ese Reino, es vivir en la Divina Voluntad, es hacer vida la consagración total que hicieron a Mi Santa Madre. Vivir ese Reino, es vivir el Evangelio y Mis Llamados de amor y conversión. Es un vivir espiritual, es un vivir en Dios.

Si bien, hijo, he prometido un Reino Glorioso de Amor y Paz, es para que todas las almas lo vivan “ya” en sus corazones, pero vivir este Reino significará para muchos… martirio, para otros… testimonio, según Mi Divina Sabiduría. Unos se ofrecerán en oblación por el Reino, otras almas quedarán para dar testimonio de Mí, pero las dos situaciones espirituales son signos de Mi Reino: unos dan la vida y otros entregan a sus hermanos su vida de sí con el testimonio.

No se desconcierten, hijos,… quien estará “aquí o allá”… vivan ya Mi Reino, estén donde estén.

 

El instrumento:

Gracias, Jesús, por Tu Amor-Sabiduría.

 

Jesús:

(…) advierte a Mi pueblo, muchos profetas hablan en Mi Nombre pero no vienen de Mí.

 

Te amo, mi pequeñín, por tu sencillez y dependencia total. Te doy Mi Bendición. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Ave María Purísima, sin pecado concebida.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s