EL NUEVO ORDEN MUNDIAL YA SE ENCUENTRA MUY PRÓXIMO

15 junio 2016                                                   3:25 Horas

Dice Cristo Jesús:

HA LLEGADO LA HORA, HIJO MÍO, QUE OS HABLE PARA QUE A TRAVÉS VUESTRO LO DEIS A CONOCER A TODA LA HUMANIDAD; TODOS TENÉIS QUE SABER Y COMPRENDER QUE EL NUEVO ORDEN MUNDIAL YA SE ENCUENTRA MUY PRÓXIMO Y SE HA DE ESTABLECER SOBRE TODOS LOS CONTINENTES, EN CADA RINCÓN DE VUESTRO MUNDO. Este nuevo orden mundial próximo a establecerse en la Tierra, tenéis que saber que ha de llegar de la mano del ángel desterrado y tiene como prioridad terminar con Mi amada Iglesia; no quiere dejar una sola morada que se mantenga en pie, ningún lugar donde cada uno de vosotros podáis estar a nuestro lado y donde podáis encontrar la paz, el amor, la pureza y la entrega desde vuestros corazones. Por ello, su mayor deseo es el de destruir, hijo Mío, la Iglesia que establecí cuando os dije a Pedro: “Tú eres Kefa, la roca, y sobre esta piedra edificaré Mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”. Pero, hoy en este tiempo que estáis viviendo, quiero que el mundo entero sepa que hay una inmensa conspiración contra Mi Iglesia, y esa conspiración proviene de los reyes de la Tierra que os dejan guiar por la Masonería y unidos a un grupo de altos jerarcas de Mi Iglesia que no respetan, ni es su deseo respetar nada de lo que está escrito, de lo que se encuentra en el Libro Sagrado, y su mayor deseo es querer abolir su doctrina y Mis Preceptos, que son LAS LEYES DE DIOS que rigen los destinos de Mi Iglesia y de todos los pueblos y naciones de vuestro mundo, de todos aquellos que son y componen Mi pueblo fiel. Quiero que sepáis que intentan de todas formas llevar a Mi Iglesia, guiados por el ángel desterrado, a que se debe modernizar y estar acorde con los cambios que hoy transita el mundo moderno, que tiene que estar acorde a la humanidad, y en sus deseos, muchos de ellos quieren establecer una nueva iglesia politeísta, llevada y manejada bajo el amparo de falsos ecuménicos que están muy alejados de DIOS y mucho más del prójimo. Hijo Mío, allí no existe la verdad, ni el amor, ni la humildad, ni la caridad, ni la justicia, ni la misericordia, y mucho menos estará el Espíritu de Dios.

Por ello, es tiempo que sepáis la verdad y sepáis discernir entre aquellos que quieren que Mi Iglesia se mantenga limpia y santa como lo es en el Reino de los Cielos o se convierta en un lugar lleno de vanidades, falsedades y mentiras, y hasta os llevarán a guerras en su nombre para obtener lo que desean, que es poder, porque no sienten en sus corazones el amor de vuestro Padre, porque no quieren el bien, sino que reine el mal mientras ellos disfrutan de una vida llena de lujuria y de mentira. Por ello, os alerto, Mi amado Rebaño, para que de ninguna forma permitáis que os engañen con estos falsos pastores que lo único que desean y buscan sin cesar es apartaros de Mi Inmaculado Corazón. Quiero que comprendáis la tristeza que me produce ver a tantos de Mis Predilectos que, hijo Mío, como Judas, me entregarán de vuelta a Mí, su Maestro, y a Mi amada Iglesia en manos del ángel desterrado y sus seguidores de la oscuridad; Mi dolor es inmenso y cada día es más fuerte Mi agonía, es Mi calvario y se revive por la traición que sufriré de parte de algunos de Mis jerarcas, de aquellos que están ocupando distintos lugares en Mis amadas Iglesias; son lobos disfrazados de ovejas, que lo que sólo buscan, hijo Mío, es dispersar al Gran Rebaño y separarlo para siempre de la morada de Mi amado Padre.

Por ello, os llamo a que salgáis a llevar la Palabra para que se intensifiquen los Cenáculos, para que oréis en todo lugar, para que recéis todos unidos a Mi amada Madre el Santo Rosario, para que se detengan, para haceros comprender que no pueden atentar, ni profanar la morada de Mi amado Padre; ellos quieren cambiar todo; Mi Doctrina y el Evangelio serán pisoteados, el culto diario será suspendido y la abominación del ser de iniquidad hará temblar los cimientos de Mi morada. Pero, hijo Mío, decidles a vuestros hermanos, a Mis hijos, que no tema ninguno de Mi amado Rebaño porque Mi Iglesia soy Yo y las puertas del infierno no podrán contra ella.

Uníos a Mi Madre y a Mis Ejércitos Celestiales, vosotros, Mi Ejército Militante. El combate está por comenzar; habrá caos y confusión en el interior de Mi Iglesia. Y con profundo dolor os diré que Roma se perderá y muchos de Mis Predilectos fieles a Mí serán mártires y derramarán su sangre, sangre de Mi Sangre con la cual purificaré Mi Iglesia. Pero, decidles a Mis Hijos Predilectos que ay de ellos, Mis Pastores infieles, que entregarán a Mi Iglesia al poder de las tinieblas, porque, hijo Mío, os aseguro que el castigo y el tormento ha de ser peor que el de Judas, porque Yo sabéis que os conozco. Y así como Judas, os digo lo que debéis hacer; hacedlo pronto, el Hijo del Hombre, representado en su Iglesia, será nuevamente entregado en manos de sus opresores. La historia se repite, nuevamente seré crucificado por algunos de los Sumos Sacerdotes que rigen los destinos de Mi Iglesia de hoy. Oh Judas, que os escudáis bajo una falsa fe y aparentáis ser de DIOS, cuando en realidad lo que sois es sepulcros blanqueados, limpios por fuera, pero llenos de ambición, envidia, engaño, traición y pecado. Os aseguro que vuestra traición será vuestro llanto y crujir de dientes en las profundidades.

Por ello, hoy os vengo a decir, para que a través vuestro lo digáis al mundo a cada uno de Mis hijos e hijas, a Mis Rebaños, que la hora se acerca. Por ello, rezad y velad conmigo, porque quiero que comprendáis lo inmenso que es Mi dolor y lenta la agonía. Os ruego y os pido que estéis listos y preparados para el inmenso combate espiritual, y os pido que luchéis a través de la oración y defendáis Mi Doctrina y Mi Evangelio aun con vuestras propias vidas; porque en verdad os digo, qué grande ha de ser vuestra recompensa en el Reino de los Cielos. Quiero que sepáis cada uno de vosotros que no hay en el mundo un amor más grande que aquel que da la vida por su hermano. Vosotros seréis Mis testigos; y ya no os llamo siervos, sino Mis hermanos, porque vosotros formaréis Mi Iglesia que se levantará sobre la faz de la Tierra y será la luz de un nuevo mundo unidos por la paz, el amor, la armonía, la misericordia, la justica y la verdad, donde no habrán jerarquías, sino habrá unidad de Pastores y Rebaños, y el amor será la luz que ha de iluminar todos los continentes.

Hijos Míos, no temáis. Uníos todos y caminad de la mano, y enfrenten a las fuerzas del mal. Mi Madre, con las Milicias Celestiales, irá al frente de todos vosotros y ella aplastará para siempre la cabeza de la víbora y caerán con ella por miles de años todos aquellos que quieren traicionar a Mi amado Padre y a Mi amada Iglesia.

GLORIA ETERNA, AMADOS HIJOS MÍOS. QUE LA PAZ Y EL AMOR INUNDEN VUESTROS CORAZONES Y LA PAZ ESTÉ SIEMPRE CON CADA UNO DE VOSOTROS Y VUESTRAS FAMILIAS, PUEBLOS Y NACIONES.

Amén.

CRISTO JESÚS

 

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s