El Sacramento de la Confesión, un regalo de Mi Sagrado Corazón

21 de junio del 2016

El Sacramento de la Confesión, un regalo de Mi Sagrado Corazón

Jesús: Pequeño.
El instrumento: Sagrado Corazón, he aquí a tu esclavo de amor, a quien has liberado de la esclavitud del demonio, del mundo y de la carne.
Jesús: Hijito, así es, Yo he librado a la humanidad del pecado pero aún la voluntad humana no se decide por la santidad cuando gratuitamente, a través de la gracia del arrepentimiento, pueden reconciliarse conmigo.
Mi pequeño, muchos no acuden al Sacramento de Mi Misericordia porque simplemente no creen, otros no acuden a él por soberbia, desobediencia y orgullo, otros no acuden a él porque no desean liberar sus almas del egoísmo y del no-amor, y no renunciar a su voluntad humana para vivir la Divina Voluntad.
Pequeñito, a Pedro y a mis apóstoles les concedí al Espíritu Santo y les di en Mi Nombre la autoridad para atar y desatar, para perdonar los pecados.
Hijito, este Sacramento de la penitencia ha salido de Mi Sagrado Corazón que les ama para que no sólo tuvieran la gracia santificante recibida en el Sacramento del Bautismo por un tiempo determinado sino que, cada vez que sus corazones arrepentidos necesitaran ser absueltos de sus culpas a través de mis ministros, recibieran la gracia santificante que borre los pecados, sane las heridas de sus corazones y los liberara de la esclavitud del pecado.
Les amo tanto que he dado a Mi Iglesia este Sacramento de Misericordia para que siempre se reconciliaran con Mi Amor que es tan rechazado por las creaturas.
Pequeño discípulo, te pido que ores para que Mi Pueblo conozca la grandeza de Mi Misericordia manifestada a los hombres a través del Sacramento de la Penitencia. Fiat, pequeño.
El instrumento: Fiat, fiat, fiat, mi amable Salvador.
Jesús: Te amo y te bendigo. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

20 junio 2016
 
Ave María Purísima, sin pecado concebida.
La Virgen María:
Mis pequeños, Mi Corazón Inmaculado les protegerá de todas las calamidades, de todos los eventos, de todos los sucesos que se acercan para la humanidad.

Hijitos, oren y no desconfíen de Mi Amor Maternal.

Mi pequeño, recibe las instrucciones y las indicaciones de Mi Corazón Inmaculado para tu bien, para el bien de la familia, para el bien de mis pequeños apóstoles. A todos los protejo con Mi Manto de Amor pero no dejen de orar con el Santo Rosario para que Mi Amor Maternal los proteja de todos los eventos que, por Misericordia, vendrán a la tierra.

Mis pequeños, soy la Corredentora, la Medianera, la Tesorera de las Gracias del Cielo, confíen en Mí, llénense de Mi Amor. No teman pero prepárense, preparen vuestro corazón.
Mis pequeños, Mi Señor les ama y les cubre con la Preciosa Sangre.
Hijitos, no pierdan la Paz sino que oren, adoren, reparen, consuelen.
Pequeños, estoy con ustedes. Con vuestra entrega y amor serán parte del Triunfo de Mi Inmaculado Corazón si así están dispuestos de dejarse guiar por Mi Presencia Materna.

17 junio 2016

Jesús:
 
Pequeños, como Mi pequeño Ejército, oren para que vuestras oraciones salven a muchos de mis pequeños que aún no escuchan las Palabras de Mi Hijo Jesús.
Les amo y les bendigo. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Mis pequeños, Mi Sagrado Corazón que tanto les ama, les anima y les bendice.

Mi Sagrado Corazón y todas las obras y las almas que entregan su vida para extender el Reinado de Mi Sagrado Corazón no perecerán, sino que triunfarán Conmigo.
Mi Sagrado Corazón traerá el Reino de la Paz que vencerá la violencia. Mi Sagrado Corazón traerá el Reino del Amor que vencerá al odio.
Mi Sagrado Corazón traerá el Reino de la Alegría que vencerá a la tristeza.
Mi Sagrado Corazón traerá el Reino de la Eucaristía y las almas adorarán al Cordero Inmolado en el Altar.
Hijitos, no tengan miedo de amarme y servirme; porque el mundo es a Mí a quien odia; el mundo es a Mí a quien persigue; el mundo es a Mí a quien critica. Y si el mundo rechaza a Mis pequeños, me rechaza a Mí; porque Yo les he enviado a los pequeños, a los siervos, a los profetas de Mi pueblo.
Hijitos, si el mundo les odia es porque el Cielo les ama; si no son agradables al mundo es porque no actúan como el mundo actúa, sino que actúan bajo el Espíritu de Dios. Gracias serán derramadas por aquellas almas que son fieles hasta el momento de su pascua, hasta el día que se entreguen Conmigo al Padre Eterno.


Yo les amo, les acompaño en vuestro peregrinar, les alimento con Mi Santo Cuerpo, y al final los recibiré de la Mano de Mi Madre: La Corredentora, la Medianera, el Templo de la Santísima Trinidad. Les amo y les bendigo con Mi Santa y Preciosa Sangre. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 
Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s