Pido a todos Mis hijos e hijas en el mundo que oréis

11/07/2016                                                   11:05 Horas

Dice Cristo Jesús:

Hijo Mío, tenéis que haceros comprender a todos vuestros hermanos que en un corto tiempo estaréis viviendo, y os lo digo con inmenso dolor, los últimos días de paz. Por ello, os pido y os ruego que hagáis llegar a todos los continentes Mis palabras para que ellos aprovechen a tratar de vivir en comunión con DIOS y con vuestros hermanos. Os pido que estéis todos unidos, que vuestros corazones estén limpios de todo pecado, porque, lamentablemente, muchos de los gobernantes que están al frente de vuestros países, tratarán de llevaros rumbo al sendero que irá a un enfrentamiento, donde cada día os irán uniendo más y más países en una guerra, y en vez de paz y alegría, hijo Mío, en un tiempo lo que vendrá será llanto y dolor; sabéis por qué, la mecha ya está encendida, sólo falta que los reyes de este mundo fijen la fecha y la hora, y a partir de ese momento, la guerra ha de ser inminente y va a involucrar a todas las naciones, pasiva o activamente.

Por ello, para que se detenga, os pido a todos Mis hijos e hijas en el mundo que oréis, que hagáis ayuno, y os pido que hagáis penitencia, Pueblo Mío, porque muy pronto Mi Creación se vestirá de luto y habrá llanto y dolor, y muchas madres llorarán por la pérdida de sus hijos y de sus hermanos y hermanas. Quiero que comprendáis y entendáis que muchas naciones, aún más aquellas que os llaman poderosas, ya tienen preparadas y alistadas las armas de destrucción masiva de las grandes potencias de este mundo; tienen la capacidad de destruir Mi Creación en fracciones de minutos. Es por ello que os pido que oréis, ayunéis y hagáis penitencia, pidiéndole a vuestro Padre que detenga la expansión y alargue de la guerra; de vuestras oraciones y súplicas dependerá que los días de guerra os alarguen u os acorten, o que se detenga todo enfrentamiento entre hermanos.

Por ello, hijo, os pido y os digo que os llevéis Mis palabras haciéndoles comprender que no soy Yo, vuestro Padre, quien os enviará el flagelo de la guerra, son los reyes de este mundo los que quieren expandir sus dominios y disminuir gran parte de la población mundial; a la guerra la aprovecharán para fumigar el Cielo de muchas naciones con la muerte silenciosa. Y, para ello, hijo Mío, tenéis que saber y comprender lo que ellos cometerán: llevarán un plan que ya tienen creado y que fueron guiados por el ángel desterrado, a quienes entregaron sus almas por la inmensa ambición de poder; y han de llevar todo esto adelante, y lo han de hacer a través de gases letales, virus de enfermedades y otros gases nocivos para la salud que serán esparcidos en el aire de muchas naciones tercermundistas, y su objetivo será disminuir la población de estas naciones. Todo esto se llevará a cabo bajo la complacencia de sus gobernantes.

Por ello, os pido que os unáis todas las religiones, que caminéis unidos en oración, que toméis en vuestras manos las cuentas del Rosario y os pongáis a rezar para que se detengan los gobernantes de cometer esta gran invasión, llevando muerte y desolación a todo el mundo.

Hijos, ellos, en este momento, poseen millones de vacunas letales listas para ser aplicadas en la población de estas naciones en vía de desarrollo; y si eso ocurriera, comprended lo que os pasaría, si os enfermarais en esos días, sería correr el riesgo de morir. Por ello, os pido que meditéis cada una de Mis palabras, que os detengáis, que no penséis que lo que os digo no ha de ocurrir si vosotros no os unen; si pensáis que esto no es la verdad, sufriréis, y Mi Corazón ha de llorar lágrimas de sangre por la pérdida de vosotros. Os llamo a la reflexión, a la unidad total de todos los religiosos del mundo, a todas las naciones y pueblos, porque, con inmenso dolor, os reitero, si no lo hacéis, si no lleváis adelante lo que os pido, con inmenso dolor os diré que se acerca la hora de la desolación, y junto a la desolación ha de llegar también a vuestro mundo el jinete de la hambruna, la peste y la muerte; la guerra despertará la furia de Mi Creación y ésta dejará escuchar su grito lastimero; y, entonces, hijos Míos, muchas naciones van a desaparecer de la faz de la Tierra. Cuando despierten de las entrañas de Mi Creación los dragones de fuego, la guerra estremecerá Mi Creación y ésta gemirá con sus últimos dolores de parto, de Oriente a Occidente, de Norte a Sur; sus dolores desplazarán los continentes y todo estará listo para que dé a luz una nueva tierra. Por ello, ay de vosotros, mortales, porque el día grande y terrible del Señor se acerca. Os pido que os despertéis y hagáis penitencia para que esos días de dolor, desolación y muerte pasen lo más pronto posible. Os llamo a que estéis todos preparados, Pueblo Mío, porque los días de guerra están llegando, y todos vosotros tenéis que permanecer totalmente firmes en la fe. Por ello os llamo a la oración; y confiad en vuestro DIOS para que podáis superar esta prueba; y si así lo hicierais, os aseguro que estos días pasarán para vosotros como un sueño. Amados hijos Míos, recordad siempre que no estaréis solos; Yo, unido a Mi amado Hijo y al Espíritu Santo (Trino), junto a Mi Esposa, vuestra Madre, junto a los Santos, Ángeles y Arcángeles, estaremos cuidándolos y protegiéndolos a todos vosotros. Por ello, os reitero y os pido desde nuestros Inmaculados Corazones que volváis tras los pasos y os consagréis no sólo vosotros, sino a vuestras naciones a nuestros Inmaculados Corazones antes que todo dé su comienzo; y no dejéis de orar, de venir a nuestra morada, de estar bajo nuestro Manto Protector; y quiero que comprendáis que nada de lo que lleven adelante vuestros gobernantes, Yo, vuestro Padre, estoy de acuerdo; y pido todo lo contrario, aquel que lleve a su pueblo a un enfrentamiento, ha de pagar por toda una eternidad en las llamas del infierno lo que está cometiendo en vuestro mundo. Estad en paz vosotros y en unidad, os lo ruego desde Mi Corazón de Padre.

Os amo, y os acompañaré siempre porque vosotros sois Mis hijos e hijas amadas de Mi Corazón.

Amén.

CRISTO JESÚS

 

07/07/2016                                                   09:14 Horas

Dice Santa María:

Quiero deciros, hijo mío, que hoy es un día de una inmensa alegría que recorre todo mi Corazón; sí, hijo mío, quiero que sepáis tú y todos vuestros hermanos que ésta inmensa alegría es para vuestra Madre la presencia de mis hijitos fieles que todos los primeros sábados de mes me reconfortan todo mi ser y llenan plenamente mi Inmaculado Corazón de alegría.

Hijos míos, vosotros no podéis, quizás, comprender lo que siente vuestra Madre cuando os ve venir a todos vosotros con un corazón lleno de alegría y de amor los primeros sábados de mes; yo os aseguro que hay fiesta en el Cielo, y yo, vuestra Madre, derramo abundantes bendiciones sobre todos aquellos que vienen a visitarme, y en especial sobre mis hijitos devotos a mis cinco primeros sábados de mes. Por ello, este día quiero expresar mis gracias a todos vosotros, mis niños, por atender mi llamado y porque os congregáis con total amor y devoción en mi morada y también estáis unidos todos entorno a mí con lo que a través de todos estos años os pido a través de mi Hijo que es el rezo de mi Santo Rosario. Por ello, os vengo a decir que a todos aquellos que sigáis llegando hasta mi morada, todo lo que me pidáis en este día os lo concederé si es para bien vuestro y la salvación de vuestras almas. Jamás desoigo las súplicas que mis hijitos me dirigen. Si vienen a uno de mis Santuarios, no sólo recibiréis mi bendición, sino también el regalo de una indulgencia plenaria. Para recibir este gran regalo, debéis venir a uno de mis Santuarios, escuchar la Santa Misa, comulgaros y rezar mi Santo Rosario. Quiero deciros a cada uno de vosotros que esta indulgencia borrará muchos de vuestros pecados; la podéis aplicar para este fin o acumular para cuando lleguéis a la Eternidad. Por ello, quiero que sepáis todos mis hijitos devotos de mis primeros cinco sábados de mes que siempre han de contar con mi protección; y tened la más plena seguridad que os tengo cubiertos con mi Manto Azul, y, ni mi adversario, el ángel desterrado, y ninguno de sus adversarios, podrán tocaros jamás. Todos mis devotos, cinco días antes de morir, hijos míos, seréis avisados por mí; y cuando llegue vuestra hora, yo vendré espiritualmente por vuestras almas. A todos mis devotos de mis cinco primeros sábados de mes os concedo gracias especiales para que cuando lleguéis a la Eternidad os sea asignada una morada cerca de mí; a ninguno dejaré morir en pecado. Mis devotos de mis cinco primeros sábados de mes serán preservados de catástrofes y accidentes y de muertes violentas. En el tiempo de la Gran Tribulación, mis rayos de luz colocaré en ellos para que cieguen a mi adversario y no pueda haceros daño. Hijos míos, quiero que sepáis que ninguno de mis devotos han de sufrir muerte dolorosa, ni larga purificación. Yo seré bálsamo para vosotros y aliviaré vuestros dolores. Todos mis devotos gozaréis de la Paz de mi Señor y del Santo Temor de Dios. Mirad, pues, hijitos, cuántas bendiciones y gracias reciben de esta Madre por ser mis devotos. No desaprovechéis estos regalos. Haced mis primeros cinco sábados de mes en gracia de DIOS y rezad mi Rosario, y os llevaré a la Gloria Eterna. Os espero en uno de mis Santuarios; venid y recemos junto al Padre para que podáis recibir todas estas gracias y bendiciones.

Os amo. Que mi protección maternal permanezca en vosotros, amados hijos de mi Corazón.

Amén.

SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA

 

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s