Desde hace muchos años no se Evangeliza llevando LA PALABRA DEL LIBRO SAGRADO y hablando sobre la existencia del infierno

26/07/2016                                                   21:00 Horas

Dice Cristo Jesús:

Hijos Míos, quiero llegar a cada uno de vosotros a través de Mi hijo a quien os digo las palabras para que él os las acerque no sólo a vosotros, sino a Mis discípulos que son los que dieron sus votos y os formaron y juraron seguir el sendero que os he trazado para que a través de él caminen junto a los Rebaños; os hablo a Mis Pastores; sí, hijos, Pastores, que es la palabra justa porque ellos son los responsables de guiar al Gran Rebaño y cuidar de cada una de ellos, y no pueden distraeros o estar haciendo otras cosas cuando dieron sus votos de obediencia y de entrega de sus vidas por todos aquellos que están en los Rebaños y que son a quienes tienen que cuidar y guiar por el buen sendero. Pero, tengo que deciros también que en estos tiempos que estáis todos transitando el Cielo se encuentra totalmente llorando por la pérdida de tantas almas que día tras días vemos que, por falta de cuidado y de guiaros como corresponde, caen al abismo sin poder hacer nada nosotros por cada una de ellas; y eso ocurre porque fueron abandonadas, porque desde hace muchos años no se Evangeliza, no salen a tocar puerta por puerta, pueblo por pueblo, nación por nación, llevando LA PALABRA DEL LIBRO SAGRADO, hablando y haciéndoles comprender a todos ellos cuál es el sendero de la luz y cuál es el que están tomando, que por tomar ese sendero os están dando totalmente la espalda al DIOS DE LA VIDA, MI PADRE Y VUESTRO PADRE, QUIEN OS ENTREGÓ LA VIDA Y UN PARAÍSO PARA QUE VIVIERAIS EN TOTAL ARMONÍA Y PAZ.

Muchos de vosotros os habéis olvidado y dejasteis de orar. Por ello, hoy vengo a pediros a cada uno de vosotros que comencéis de vuelta, pero con total amor y con esperanza, esa esperanza que en muchos de vosotros se ha perdido y tiene que volver a brillar en vuestros corazones. Para ello, os ruego que oréis, hijos Míos, con Mi Rosario de la Misericordia; sí, hijos, os lo pido desde Mi Inmaculado Corazón, y tenéis que hacerlo por las almas de los pecadores que en mayor peligro están de condenaros y por las almas de los moribundos que están en pecado mortal; y muy especialmente orad por la juventud; sí, hijos Míos, por la inmensa juventud que se encuentra totalmente apartada de LOS SAGRADOS MANDAMIENTOS, que no acude a Mi morada y que muchos os apartaron realmente del Rebaño llevados con mentiras y engaños por los servidores del ángel desterrado a caminar por el sendero de total oscuridad que sólo os llevará a perder sus almas y vivirán una eternidad totalmente sumergidos en el dolor, el llanto y entre las lenguas de fuego, porque, aunque muchos de vosotros, hijos Míos, no lo creáis, tened la más plena seguridad que el infierno está lleno de jóvenes que como muchos de vosotros blasfeman de DIOS y de sus padres; y os vuelvo a repetir y decir, eso ocurre porque muchos de Mis Hijos, vuestros Pastores, no os hablaron de la existencia del mal y del infierno, y hoy, muchos de vosotros os encontráis totalmente perdidos en medio de una inmensa tempestad. Hijos Míos, si vosotros pudierais comprender y ver la inmensa tristeza que me produce ver perderos a tantas almas, que en el tiempo de vuestro tiempo, sin daros cuenta muchas, y otras lamentablemente dándose cuenta, me dieron la espalda y no quisieron acogeros a Mis llamados a la conversión, y por ello hoy, aunque no puedan comprenderlo, la única verdad es que, con inmenso dolor os digo, el infierno es una realidad que la inmensa mayoría de la humanidad quiere desconocer, y eso Mi adversario, el ángel desterrado, hijos Míos, fue muy astuto y enseñó muy bien a sus seguidores de la oscuridad para que os engañaran y os quitaran de nuestra protección; y por ello hoy, Mi adversario, goza con cada alma que se me pierde, y, aunque muchos no comprendáis, jamás podréis sentir el inmenso dolor que siento en Mi Corazón.

Por ello, hijo Mío, decidles a todos vuestros hermanos que siento y tengo sed de almas penitentes que me ayuden a rescatar con sus sacrificios y mortificaciones a tantas almas que se me están perdiendo; sí, hijo, se están perdiendo, y eso ocurre porque muchas veces una inmensa parte de la humanidad calla; y os vuelvo a repetir, muchos de Mis Pastores, de vuestros Pastores que os encuentran en Mi Iglesia, callan en advertiros y confirmar la existencia del infierno. Oh, hijo Mío, si ellos pudieran comprender u os dieran cuenta qué pecado de omisión tan grande que afecta a Mi Espíritu que es su silencio. Por ello, tenéis que recordaros a todos aquellos hijos e hijas que os encuentran bautizados que todos ellos están llamados a ser Misioneros y también  Evangelizadores; os llamo y os convoco a que dejen su letargo espiritual. Y, también quiero a través vuestro haceros un llamado a todos los Pastores de Mi Rebaño; también quiero convocar a los educadores, evangelizadores y padres de familia a que vuelvan todos juntos a retomar la enseñanza de Mi Palabra y de Mis Mandamientos; os pido que salgan todos de sus cuatro paredes y busquen al Rebaño que yace disperso como ovejas sin pastor, porque, hijo Mío, el silencio sobre la existencia del mal y del infierno está haciendo que muchas almas os pierdan. Por ello, os volveré a repetir que serán reos de culpa todos aquellos que, por omisión o temor, y con conocimiento de hecho, os nieguen a hablaros a sus hermanos de la existencia del mal y del averno.

Despertad, amados hijos Míos, salid del inmenso letargo, hoy necesito de cada uno de vosotros que habléis al inmenso desierto de toda la humanidad pecadora; y sabéis porqué os están perdiendo, por la falta desde ya hace muchos años que vosotros tenían que salir a Evangelizar y no lo habéis hecho. Hoy os voy hacer acordar de lo que dice Mi Palabra, Misericordia quiero y no sacrificios; el ayuno que me agrada es el ayuno del amor, porque vosotros tenéis que saber y comprender, hijos Míos, que el infierno es un lugar de tormento y dolor, fuego que quema y no se extingue, donde van a parar las almas que os apartaron de Mí; la existencia del mal y los demonios es una realidad que no podéis seguir ocultando. Por ello, vosotros, Mis Pastores, tenéis que hablar sobre este tema a Mi Rebaño, leed Mi Palabra, en ella encontraréis que se habla más de setenta veces sobre la existencia del averno y del maligno; y, os recuerdo que todo lo que está ocurriendo en vuestro mundo es por la falta de conocimiento de Mis amados hijos e hijas; y eso ocurre porque os calláis; es el tiempo en que debéis hablar, no calléis más, el tiempo de Mi Justicia está cerca; os lo ruego, salid a Evangelizar, Evangelizad, Evangelizad para que muchas almas se salven, porque, en verdad os digo que no se prende una lámpara para meterla debajo de la cama, sino para que alumbre; al que mucho se le da, mucho se le exigirá; los talentos que se os dan son para el servicio de vuestros hermanos, no para guardarlos como lo hizo el siervo malo. Despertad, Pueblo Mío. Salid a Evangelizar con Mi Palabra que es vida y alimento para el espíritu. Os lo ruego desde Mi Corazón, Pastores de Mi Rebaño, habladle al corazón de Mi Pueblo y decidle que el REINO DE DIOS está cerca. No calléis más, porque entonces las piedras hablarán por vosotros; ellas, serán testigos de vuestro silencio.

Amén.

CRISTO JESÚS

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s