Iluminen la tierra, Apóstoles de los Últimos Tiempos

Llamado de Amor y Conversión de San Pío de Pietrelcina

23 de Septiembre de 2016

“Iluminen la tierra, Apóstoles de los Últimos Tiempos”

El Instrumento: San Pío de Pietrelcina y San Juan Bautista María Vianney están presentes.

San Pío de Pietrelcina: Escribe, hijo mío, este apremiante llamado a todos los Apóstoles de los Últimos Tiempo, Ejército de la Reina Celestial, escuchen y obedezcan: Ha llegado el momento de que iluminen la tierra, ya que ésta agoniza en la oscuridad de la muerte. Apóstoles de Jesús y de María, salgan con las antorchas encendidas de la Palabra de Dios a iluminar a este mundo cegado y oscurecido por el denso humo de Satanás.

Pequeños Apóstoles, salgan, por doquier, a propagar los cenáculos de salvación y de oración, pequeñas barquillas para rescatar almas y preparar al Ejército del Remanente Fiel a Dios y a Su Cordero. Hijos, iluminen la tierra con el testimonio de vuestras vidas, viviendo en el Espíritu de la Cruz los Llamados de Amor y de Conversión, para que desde el amor vivan en santidad.

Llamamos a todas las almas consagradas, sacerdotes, religiosos y religiosas, que son almas apostólicas del Remanente Fiel, a defender con vuestra vida y ejemplo la Iglesia de Jesús. Ve tu, pequeño, y prepara el Pequeño Rebaño para que pronto el Pastor os encuentre preparados para guiarlos a las Praderas del Reino Eucarístico. Apóstoles de los Últimos Tiempos amen la Sagrada Eucaristía.

Hijo te bendecimos y a tu director espiritual. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Ave María Purísima, sin pecado concebida.

Llamado de Amor y de Conversión del Padre Pío

23 Septiembre 2016

El Padre Pio está aquí.

Mis queridos hermanos y hermanas, les invito a mirar al Crucificado con amor.

Mediten en la Pasión de Jesús, contemplen los clavos. Vean la Santa Cruz y contemplen en Ella la Sangre derramada, por Amor a la humanidad, de Jesús el Señor.

Sientan en su corazón los Dolores del Crucificado y vean a través de los Ojos del Amado. Vean los corazones de los hombres y no condenen ni juzguen. Vean los corazones de los pobres pecadores, no los rechacen, oren por ellos.

Oren por las personas que les causan daño y ámenlas en la oración. Perdonen en la Cruz, vivan en la Cruz, amen la Cruz.

No teman al Misterio del Calvario, porque en el Calvario está la salvación del mundo. Y cuando la Cruz triunfe, triunfará en lo alto de la creación. Y levantada por la excelsa Madre de Dios, triunfará también Su Corazón Inmaculado.

Hermanos y hermanas, para llegar al Reino final del Santísimo Sacramento del Corazón de Jesús, es necesario primero que vivan ahora en el Reino de la Palabra de Dios. Vivan el Reino de la Sagrada Escritura y conozcan las Palabras del Padre. Pónganlas en practica.

Amen y sean santos, y viviendo la Palabra de Jesús podrán vivir su Divina Voluntad manifestada en la Cruz.

Abracen y besen la Cruz. Adoren, amen y mediten en las Llagas del Amado, Jesús Eucaristía. No tengan miedo al misterio del Amor Crucificado.

Sean santos que para eso están en el mundo, para ser santos.

Les doy mi bendición sacerdotal. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s