LOS PECADOS CAPITALES SON SIETE ENEMIGOS DEL ALMA Y LOS PODÉIS VENCER CON SUS SIETE VIRTUDES OPUESTAS

13 de enero de 2017

Hijos de Mi Corazón, Me comunico de nuevo con vosotros para exhortaros a la perfección y a la virtud en todos sus ámbitos. Yo, Jesús, os hablo.

No seáis cretinos, ni murmuradores, sed  hijos cada día  más  perfectos  (Mt 5,48). Cada día tratad de dar un pasito más adelante hacia la perfección y no os canséis de hacerlo. Sois humanos y sé que caéis una y otra vez, pero no os derrumbéis por ello, levantaos y volved a iniciar la batalla del bien contra el mal. El mal no solo está en las guerras, en el hambre del mundo, en la esclavitud de hombres y mujeres o persecución de los cristianos, el mal está también en vuestro interior, y ese mal que lleváis dentro por causa de la concupiscencia y la inclinación que tenéis hacia el pecado, ese es el mal que cada uno de vosotros debéis de vencer. Ahí tenéis que colaborar cada uno individualmente para vencerlo, porque los males que hay en el mundo también los venceréis con vuestro esfuerzo por ser más perfectos y virtuosos. Yo, Jesús, os hablo.

Si no os enmendáis en vuestros vicios y malas costumbres, ¿cómo pretendéis cambiar las cosas malas de la sociedad si no sabéis cambiar las vuestras? Los pecados capitales son siete enemigos del alma y los podéis vencer con sus siete virtudes opuestas. Por tanto hijos, luchad primero contra vosotros mismos y después tratad de enmendar los males de esta sociedad podrida. Orad hijos, orad siempre que podáis y proponeos no dejar el rato de la oración, porque en ella Mi Santo Espíritu se os comunica y trata de guiaros por caminos de perfección y virtud.

Al Maligno le gusta mucho la discordia y trata de enfrentaros incluso con vuestros seres queridos por bagatelas sin mayor importancia, pero vosotros hijos, no debéis seguir ese juego sucio y dañino y no hacer de una insignificancia un verdadero drama. Mirad que Soy Yo, Jesús de Nazaret, quien os dice todo esto, así que tomad nota de Mis consejos y poneos en serio a librar batallas contra el mal, empezando por vosotros mismos y vuestro interior. Yo, Jesús, vuestro Hermano, os hablo.

Pedidme perseverancia y pedidme fortaleza. Si os proponéis alguna cosa para vencer el mal que cada uno lleva en su interior, encomendadme esos propósitos, y poniendo vosotros lo que esté de vuestra parte y Yo ayudándoos a vencer las batallas que el Maligno y vuestro amor propio os traen, veréis como conseguís iniciar ese camino de perfección que os pido y veréis como ya en esta vida gozareis de un cielo adelantado. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s