Queridos hijos, Mi Corazón Inmaculado les exhorta a que abran sus corazones a Mis Gracias

Llamado de Amor y de Conversión del Casto y Amante Corazón de San José

25 Enero 2017

Hijos de Mi Casto y Amante Corazón, con amor paterno Mi Casto y Amante Corazón, como el tesorero de la Sagrada Familia de Nazaret y administrador de la Casa del Señor, deseo entregar a sus corazones el don de la oración de corazón, porque es a través de la oración, que se hace con el corazón, que el Espíritu Santo actuará. No oraciones repetitivas, ni que sólo se pronuncien con los labios, sino oraciones que salgan del corazón, para que la Presencia de Mi Señor pueda purificar sus corazones.

Pequeñitos, en Nazaret, conocí un gran misterio que para servir y amar a Jesús hay que enamorarse totalmente de María, y parecerse a Ella para agradar a Jesús, porque Jesús es copia viviente de María y María es copia viviente de Jesús, y Mi Corazón se hizo copia viviente de sus Sagrados Corazones. Y es lo que desean Nuestra Señora y Jesús que entregándose al servicio de los Dos Corazones sus corazones se asemejen a Ellos, para que abran sus corazones y reciban el Amor de Dios.

Queridos hijos, en Fátima se manifestó el Amor de Dios, pero el mundo no abrió su corazón para recibir el Amor y el Perdón Divino, y aún, hoy, el mensaje de Fátima es rechazado, ignorado, y muchas veces condenado.

Pequeños, vivan el mensaje de Fátima, vívanlo con el corazón, para que sean Hijos de la Gran Promesa de Fátima. ¡El Corazón Inmaculado de la Reina Celestial y Madre de Nazaret triunfará! Así, pequeñitos, viviendo este mensaje serán Hijos de Fátima, no sólo de palabras sino con testimonio y de corazón. Nuestros Llamados de Amor y de Conversión y esta Gran Obra del Apostolado de los Sagrados Corazones Unidos es continuación de Fátima.

Les amo y les bendigo, así como bendije al mundo en Fátima: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

24 Enero 2017

                        

Queridos hijos, Mi Corazón Inmaculado les exhorta a que abran sus corazones a Mis Gracias, como lo hicieron los tres pastorcitos en Fátima; ellos sufrieron mucho, a pesar de ser unos niños; muy pocas veces comprendieron la cruz que se les daba, pero aunque no comprendieran llevaban ese sufrimiento con mucho amor, por la conversión de los pecadores y el fin de la guerra.

Pequeños Apóstoles, todos Mis hijos tienen sufrimientos, de una u otra manera, les digo no se desesperen ni se desanimen sino que ofrezcan sus dolores y sufrimientos, por la conversión de ustedes mismos y el fin de la guerra en sus corazones y en sus familias; porque habiendo Paz en sus corazones habrá Paz en sus familias, y habiendo Paz en la familia habrá Paz en el mundo, pero la Paz que viene de Jesús.

¡Pequeños vivan Mis Mensajes! Oración, sacrificios, y penitencias necesitan para fortalecer sus espíritus y para consolar a Nuestros Sagrados Corazones, que sufren por los pecados de la humanidad.

Pequeños, vivan el ejemplo de los tres pastorcitos de Fátima: Sufrieron y amaron; obedecieron y fueron fieles. Mi Pequeño Ejército vivan en Mi Corazón Inmaculado y nunca se salgan de Él. Yo estoy con ustedes, con cariño de Madre, permanezco con ustedes.

Les doy Mi Bendición Maternal: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

23 Enero 2017

Queridos hijos, Mi Corazón Maternal exhorta a Mis pequeños apóstoles a la oración del corazón. Cuando se ora con fe y con el corazón sus corazones recibirán la Fuerza del Espíritu Santo y transformarán sus vidas en alabanza para Mi Hijo. La oración que se hace con el corazón, la oración que se siente con el alma cuando se ora, tiene el poder de transformar sus vidas y las vidas de sus familias; por eso en las familias existen muchos conflictos y dificultades porque no se ora con el corazón.

Mis pequeños apóstoles de los últimos tiempos, a ustedes se les ha entregado la Gracia del Avemaría de los Últimos Tiempos; con este Avemaría tienen la fuerza necesaria hasta para detener guerras, cambiar leyes de la naturaleza, cambiar pueblos y los rumbos de las naciones; con este Avemaría, dicha con el corazón, tienen la Gracia de tocar los corazones de los hombres y de los pecadores más empedernidos.

Pequeños, oren esta Avemaría con el corazón; es necesaria la oración hecha con el corazón, porque es la oración que sube al Cielo. Pequeñitos, oren mucho, para que con sus oraciones se salven almas que pueden condenarse eternamente, para que con este Avemaría destruyan el Imperio de Satanás y sus acciones en vuestro mundo.

Pequeñitos, oren con el corazón, para que sean Mis instrumentos y heraldos del Reino del Amor y de la Paz. Yo estoy con vosotros; soy la Reina de los Apóstoles de los Últimos Tiempos.

Les doy Mi Bendición Maternal: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

22 de enero de 2017

Queridos apóstoles, Mi Corazón Inmaculado quiere preparar vuestros pequeños corazones para que sean apóstoles según la Divina Voluntad de Mi Hijo Jesús, y sean apóstoles preparados por Vuestra Madre.

Mis queridos hijos, deseo que mediten la importancia de la obediencia, la obediencia desde el amor. Cuando se ama, se es obediente; quien no ama, es desobediente.

Jesús, Mi Hijo, amó tanto al Padre, y les ama tanto a ustedes, que fue obediente hasta morir en la Cruz.

Ustedes, Mis pequeños apóstoles, deben también obedecer; obedecer con amor hasta morir en la cruz, y vencer vuestro egoísmo y voluntades humanas.

En Mi Ejército de los últimos tiempos, la Voluntad que debe reinar es la Divina, la de Mi Padre. Pequeños, obedezcan con amor el Evangelio de Mi Hijo y Mis santos Llamados de Amor y de Conversión. Y por lo demás no se preocupen, porque primero deben buscar el Reino de Mi Hijo, y todo lo demás, lo necesario, se les dará.

El Padre en su Divina Providencia y Eterna Sabiduría, jamás los abandona y está atento a todas sus necesidades. Obedezcan también, pequeños, para que vivan en armonía entre ustedes. Si el mundo hubiera obedecido de corazón Mi Mensaje dado en Fátima, estas calamidades de hoy no estarían en su pleno apogeo; porque la desobediencia del mundo al Evangelio y a Mis Mensajes, ha conseguido su propia destrucción.

Mis pequeños apóstoles, sean obedientes para que el Espíritu Santo viva y actúe en ustedes y, a través de ustedes, en los demás hermanos. Pequeñitos, digan con todo el corazón: “He aquí el esclavo del Señor, hijo de Tu Esclava; hágase en mí Su Divina Palabra Encarnada”.

Como una Esclava obediente del Señor, Madre del Siervo fiel de Yavéh, les doy Mi Bendición.

Lean la Palabra de Dios en Isaías 44. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.

 

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s