Así como Eva nació de Adán, su cruz se formo de la mia.

25 marzo 2017

Los que sufren ahora por Cristo están luchando una gran batalla espiritual…

Ezequiel 43:8-9 Profanaron Mi Santo Nombre con sus hechos abominables; por lo tanto Me consumo en mi ira. De ahora en adelante pondran lejos de Mí su prostitución y los cadáveres de sus reyes, y moraré en medio de ellos para siempre.

“Hijitos míos, hay mucho por venir y tendrán que soportar mucho. De hecho ya ha comenzado y a algunos de ustedes se les pide soportar el peso del sufrimiento. ¡Yo estoy con vosotros, mis hijos! Créanme cuando digo esto. Pongan sus preocupaciones en mí, por la cruz que cargan es su carro a la vida eterna. Abrazen su cruz como lo hice y voy a ver su alegría. Mis hijos, los sufrimientos que soportan, la cruz que llevan, son hechas a la medida para ustedes. Pero todavía, sufrimiento es sufrimiento y la paga del pecado debe ser pagada. Los que sufren ahora por Cristo están luchando una gran batalla espiritual. Llevan enormes cicatrices y heridas, pero si permanecen fieles, su victoria en Mí les va asombrar. ¡Sigan rectas almas fieles! Estoy cerca de ustedes y los amo”.

Oh Señor, estamos cansados y sin embargo la batalla acaba de empezar. Fortalécenos Señor, en tu misericordia. Somos tan débiles, pero deseamos vivir en tu santa voluntad por el bien de las almas que tanto amas. Jesús confiamos en ti. ¡Salvad las almas!

Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz has redimido al mundo.

«Hijos, no tengan miedo de sus cruces. Mi Santa Cruz fue el instrumento de la redención. Cada Cruz esta hecha a la medida para cada alma. De hecho, su cruz existía y había reservada para ustedes antes que ustedes nacieran. Cada Cruz es una réplica de la mia. Cada cruz se origina en la mía. ¿Quieren ser Simón de Cirene y llevar mi cruz por mí cuesta arriba al Calvario? Entonces no rechacen su propia cruz. Así como Eva nació de Adán, su cruz se formo de la mia. Hay personas que han peleado guerras por las reliquias de la Cruz. ¿Esas mismas personas reconocen el poder y la gracia en la Cruz que se les pidió llevar, como una verdadera reliquia, como la pieza de madera que buscaban — y tan potderosa? Reflexionen sobre estas cosas, mis hijos, conforme los días se oscurecen. Niéguense a sí mismos, tomen su cruz y siganme”.

Oh mi Jesús! ¡Cuantas veces me he quejado acerca de mis cruces! Perdóname Señor, por no captar completamente el inmenso honor por habernos pedido participar en tu obra de redención. Señor, concédeme gracia tras gracia, para que yo pueda llevar mi cruz con alegría y gratitud. Amén.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s