Hijos de Mi Sagrado Corazón, contemplen y adoren, en el espíritu, Mis Caídas bajo el peso de la Cruz

Llamado de Amor y de Conversión del Sagrado Corazón de Jesús
24 Marzo 2017

Hijos de Mi Sagrado Corazón, contemplen y adoren, en el espíritu, Mis Caídas bajo el peso de la Cruz, en el camino hacia el Calvario.
Iba cansado, flagelado, derramando abundante Sangre, coronado de espinas, y la Sangre que cegaba Mis Ojos; la túnica se me pegaba al manto por la Sangre y el Sudor; cada vez que me jalaban el manto, los Brazos, y me azotaban, volvían a desgarrar Mi Cuerpo y el camino quedaba marcado por Mi Preciosa Sangre.

Queridos hijos, caí, no por Mi Propia Voluntad, sino por el peso de la Cruz, los empujones, que me daban los soldados y que también permitían que las gentes que me miraban pasar me empujaran, caí con Mi Cruz, pero me levanté con la Cruz.

Mis pequeños hijos, adoren Mis Caídas, en el camino hacia el Calvario, porque con Mis Caídas, en tierra, al caer en el suelo, al tocar el suelo con Mi Cuerpo Inmolado y levantarme, reparé las caídas de la humanidad, reparé la caída del hombre, su desobediencia, su pecado, su fragilidad, su pequeñez, y, junto a Mí, elevé su dignidad, y Mi dignidad de criatura y de Hijo de Dios, caí con la Cruz, para levantar al hombre caído en el pecado.

¡Adoren Mis Caídas bajo el peso de la Cruz y reparen las caídas de los hombres en el pecado! ¡Contemplen y adoren Mi Corazón que se hace nada y se humilla para salvarlos! Les amo con Amor Redentor: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Llamado de Amor y de Conversión del Casto y Amante Corazón de San José

22 Marzo 2017

Queridos hijos de Mi Casto y Amante Corazón meditemos en el Nacimiento de Jesús: Con Mi Amada Esposa, llegamos a Belén y al pedir una posada, para que la Virginal Señora diera a luz a Dios Hijo, se nos negaron, cerraron las puertas, diciéndonos: No hay espacio.

Ésto sucede ahora, en el mundo, en la familia, incluso en la niñez, ya no hay espacio, no hay espacio para los Tres Corazones y se cierran las puertas, porque es más cómodo el mundo y sus distracciones que la oración y el servicio.

Llegando luego a una Cueva pequeña, abandonada, fría, sucia, que nos acogió, la Madre María y Yo arreglamos esta Cueva, la limpiamos, la ordenamos, sacamos todo lo inservible y todo lo que obstaculizaba que ese pequeño lugar se transformara en un Sagrario, en el Primer Sagrario.

El Vientre de María se transformó en todo el pesebre donde junto al Hijo Dios, ya nacido, fui acogido, Yo también, y todos los hombres, para ser Sus hijos y hermanos de Cristo, la Palabra Encarnada.

Me dio Gran Dolor ver al Hijo de Dios y a su Madre, Mi Virginal Esposa María, en tan grande pobreza, pero la presencia de los Dos Corazones transformó ese Lugar y transformó Mi Vida en una Eterna Alegría, porque me encontraba ante el Prodigio de la Virgen que daba a luz al Redentor del mundo.

Y fui por Misericordia escogido para ser el Primero, de los hombres, ver tan grande Prodigio Celestial.

Intercedo para que sus corazones se encuentren verdaderamente con María, sean perfectos colaboradores con Ella, y reciban y se encuentren con el Dios Que Salva.

Les amo y les bendigo, como el Patriarca de la Gruta de Belén: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s