Tenéis derechos y obligaciones y, también, Nosotros

22 Junio 2017 Tenéis derechos y obligaciones y, también, Nosotros.
Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO.

 

 

 

=====================================

Mensaje de la Santísima Trinidad a J. V.

=====================================

 

 

Primer Misterio. Habla la Santísima Trinidad.

Sobre: Buscad, pues, vuestra perfección, porque estáis obligados a ello; “sed perfectos, como el Padre Celestial Es Perfecto”, así os pidió Mi Hijo, pero hay algo muy bello en todo esto, cuando vosotros empezáis a buscar la perfección, Yo os voy a empezar a regalar capacidades espirituales y regalos espirituales, que no todas las almas tienen.

 

Hijitos Míos, os vuelvo a repetir y lo haré hasta el cansancio, Mis pequeños, Yo vine por la salvación de toda la humanidad y de todos los tiempos.

 

Yo Soy vuestro Dios, Soy el Alfa y el Omega, no tengo principio, no tengo fin y vosotros, que sí los tenéis, entráis dentro de Mi Misericordia, en Mi Amor Infinito, por eso, Mi Amor, Mi donación, Mis Enseñanzas, son para vosotros, los de ahora, para los de ayer y de mañana, todos tenéis derecho a vuestra salvación, porque Yo Me he donado por cada uno de vosotros. Ciertamente, vosotros sois los que escogéis al final, si queréis estar Conmigo u os queréis perder, eternamente, con satanás. Pero ese, ya es vuestro libre albedrío y vosotros escogéis vuestro futuro eterno. Pero, os repito, Yo Me di por todos, por todas las razas, de todos los pueblos, de todas las naciones, de todo el Mundo y del Universo entero.

 

Nuestro Amor, en Nuestra Santísima Trinidad, se dio por cada uno de vosotros y tenéis el derecho de reclamar vuestra salvación, pero, también, Nosotros, podeMos reclamaros que vosotros sigáis los Mandamientos que se os dieron para que pudierais ganar esa salvación. Ciertamente, tenéis derechos y obligaciones y, también, Nosotros.

 

En Nuestra Santísima Trinidad, también, teneMos esas obligaciones de Amor y teneMos, también, el derecho de pediros lo que necesitaMos para que vosotros entréis en el Reino de los Cielos, y Nosotros necesitaMos de un corazón lleno de amor y una pureza de alma. Se oye sencillo, y es sencillo, si realmente, vosotros amáis y queréis estar eternamente con Nosotros.

 

Pero el amor no se puede obligar, el amor, como os heMos dicho, nace de lo profundo de vuestro corazón, Nosotros, estaMos en vuestro corazón y os estaMos cuidando continuamente, pero no todos vosotros respondéis a Nuestros cuidados, a Nuestros Consejos, a Nuestra Guía Amorosa y, vosotros, con esto, os ganáis o perdéis el Reino de los Cielos.

 

Aquí, el único culpable, en un momento dado, de vuestra condenación, sois cada uno de vosotros. Todos, todos, alrededor del Mundo y en todas las generaciones, sabéis, en un momento dado, lo que Nosotros quereMos para vosotros, pero si vosotros no respondéis o no tenéis la intención y el cuidado de conocer Nuestros Designios para vuestra salvación, es vuestra culpa. Siempre os dareMos varias oportunidades de que entréis en contacto con Nuestra Gracia, con Nuestro Amor, con Nuestras Enseñanzas pero, si vosotros las rechazáis, Nosotros no os las podeMos imponer, así como el Amor, tampoco, se impone. Nuestras Enseñanzas se os dan para que crezcáis en Sabiduría, en Amor y en respeto a Nuestras Leyes y a todo lo que os pediMos.

 

Fuisteis creados por Nuestro Amor, se os ha dado el don de la vida para servir al Amor, que soMos Nosotros. No hay nada raro ni escondido, como lo hace satanás, que él os confunde, os lleva por caminos en los cuales, vosotros, no podéis salir, porque es tanta la confusión y os causa una problemática, tanto espiritual, como humana, que os desesperáis, y luego, no sabéis cómo salir de vuestro problema.

 

Lo nuestro, las Enseñanzas que os daMos, siempre van a ser sencillas y claras, que cualquier persona, y aún niños, las pueden comprender. Lo Nuestro no se esconde, se da todo a la luz de la inteligencia humana. Si vosotros no queréis tomar todo esto que se os da, para vuestro bien, entonces, vosotros, sois los culpables de vuestro propio futuro, de vuestra existencia y de vuestro castigo o de vuestro premio. Nunca os vaMos a pedir más de lo que vosotros podáis hacer, pero, sí, exigiMos que Nuestras Leyes se cumplan, porque, al cumplirlas, os llevan a una plenitud espiritual, que sólo se obtiene estando con Nosotros.

 

Vosotros, como os heMos dicho, estáis llamados a la perfección espiritual, pero debe haber deseo, también, de vuestra parte para alcanzar esa plenitud, que es la Sabiduría, una Sabiduría Suprema, que os va a llevar a la santidad de vida.

 

Cuando vosotros os decidís en buscar la perfección, ya, en ese preciso momento, estáis avanzando, inmensamente, hacia la perfección. El querer ser perfecto, quiere decir, trabajo, trabajo personal, trabajo en uno mismo, eliminación del mal que habéis dejado entrar a vuestro ser. La perfección, os va a llevar, primeramente, a que os conozcáis en profundidad y el Espíritu Santo os ayudará a ello.

 

No es posible que vosotros critiquéis a vuestros hermanos, cuando, posiblemente, en vuestro interior, estéis peor que ellos. La perfección se logra buscándoNos y siguiendo Mis Enseñanzas de Dios Salvador.

 

El hecho de que Yo haya sido enviado por el Padre, para Ser vuestro Salvador y Redentor, no se limita, solamente a Mi Pasión, muchos centran toda Mi Vida en eso: “Jesús vino a salvarnos, porque Murió en la Cruz”. ¡No, Mis pequeños!, está la parte del Conocimiento, no se puede tener una Redención, si no se tiene antes todo el Conocimiento, todas las Enseñanzas que os di. Yo os Enseñé, al final, cómo abracé a la Cruz, pero ese fue el culmen, todas Mis Enseñanzas os llevan a esa donación. Yo sentí que ya había cumplido Mi Misión y, por eso, la abracé, porque os había dejado, primeramente, una gran Evangelización de Amor, de respeto, de perdón. Abracé a la Cruz, porque con ella os iba a mostrar, lo que Yo, como Dios, os podía dar y es la Resurrección.

 

Muchos otros enseñan cosas bellas de crecimiento espiritual, que os ayudan, ciertamente, a un buen comportamiento entre hermanos, pero todo se queda ahí, a nivel vida humana. Yo os di una Evangelización Divina, en donde, no solamente, fue la Evangelización, sino, también, lo complementé con Milagros y eso, nadie antes ni nadie después, salvo los que Me siguieron, lo pudieron hacer.

 

Además, de las Enseñanzas, como os digo, el culmen, es Mi Resurrección, en donde os estoy mostrando Mi Poder Divino, el Poder de la Santísima Trinidad, las Tres Divinas Personas estaMos con vosotros, os guiamos, os enseñaMos y con ello, os vaMos perfeccionando.

 

Estáis aquí, Mis pequeños, para ir creciendo en vuestras capacidades espirituales. Ciertamente, cuando dejéis este Mundo, que vosotros llamáis “muerte”, cuando vuestro cuerpo ya no responde, vuestra alma va a trascender y va a seguir una vida espiritual. Vuestro crecimiento, aún como alma espiritual, va en aumento, nunca termina vuestro crecimiento, porque Yo Soy vuestro Dios y Soy Infinito y, vosotros, tendréis esas mismas capacidades de una vida infinita y de un gran conocimiento.

 

Cuando un padre ama a los hijos y quiere que ellos lleguen a tener capacidades altas, les enseña y escoge las mejores escuelas, para que ellos, siempre, vayan adelante. Espiritualmente hablando, Mis pequeños, Yo, como Dios, como Padre vuestro, os tomo cuando llegáis a Mí, al Reino de los Cielos, y ahí seguís creciendo en Sabiduría Divina. Os he dicho, que todo lo Mío es vuestro y tenéis una vida infinita para aprender lo Mío, pero sobre todo, para perfeccionaros en el Amor.

 

Sois demasiado pequeños para entender estas lecciones, Mis pequeños, pero os las doy, os doy este Conocimiento, para que os deis cuenta de todas las bellezas que tendréis cuando lleguéis a Mí. El fin de vuestra vida en la Tierra, es el principio de una nueva vida espiritual infinita. Os podría decir que vais creciendo en etapas, como etapas tenéis en vuestra vida humana.

 

Vais creciendo en Sabiduría cuando os acercáis a Mí, cuando os acercáis a Mi Trinidad Divina. Yo no os escondo nada, Mi Hijo os dijo que aquél que Le siga, tendría el Conocimiento que Él os enseñó, esa Sabiduría que Él os dejó en la Tierra y más. Ciertamente, no quiere decir que vosotros seréis dioses, sino que lo que Él os dejó es un principio, es un principio para ir alcanzando la perfección, es un principio para que vosotros conocierais las bellezas que se os van a dar en lo futuro, pero tenéis que poner de vuestra parte, tiene que haber interés de parte vuestra, para que se os dé, también, esa Sabiduría.

 

Ciertamente, se os va probando a lo largo de vuestra existencia y, como dicen las Escrituras, ya que estaMos seguros de que un alma responde, entonces, se le conceden más capacidades. Se os prueba, en lo pequeño, aquí, y si vosotros pasáis la prueba, se os seguirá dando en lo grande. Luego, seguiréis a otra etapa y se os irá dando más Conocimiento y capacidades, según vayáis madurando en la Fe y en el Amor. Ahora, apenas estáis empezando, os queda mucho camino por recorrer, pero es un camino bello, un camino seguro, un camino Divino.

 

Vinisteis a la Tierra a servirMe y Yo, también, tengo un compromiso, el de ir cuidando vuestro caminar y os voy dando el Conocimiento y las capacidades para que os vayáis perfeccionando. Como os dije, vosotros tenéis derechos y obligaciones y, Yo, como Padre vuestro y Creador de todo lo que existe, también, tengo derechos y obligaciones, porque os amo.

 

Actuad, pues, como Yo actúo con vosotros. Dad amor, ayudad a vuestros hermanos y recibiréis más. Os he dicho que nadie puede dar lo que no tiene, pero aquellos que están Conmigo sí tienen para dar, y mucho, y esa, es una obligación de amor, de dar lo que tenéis en lo espiritual, para crecimiento y salvación de las almas de vuestros hermanos.

 

Por otro lado, sabéis que mientras más dais, más recibís y esto, muchos de vosotros lo habréis ya vivido. Nunca se os acaba de lo que vosotros dais, si es que, ciertamente, lo dais por amor y no por interés de tener más. Si vosotros dais a vuestros hermanos de lo que, gratuitamente, recibisteis, se os multiplicará después.

 

Con esto, también, os quiero pedir que no deis porque se cumpla esta Promesa en vosotros ― dar por interés. Debéis dar por amor, siempre, siempre, deberéis anteponer el amor ante todas vuestras acciones, tanto materiales como espirituales. El amor debe regir vuestra vida en todos sentidos, cuando esto ya lo hagáis vida, en vuestra vida, fácilmente pasaréis al Reino de los Cielos, y no solamente por ello, sino, porque, al haber hecho vida Mi Vida, es que seréis ya, prácticamente otros Cristos.

 

¡Os he dado tanto, Mis pequeños! os he pedido poco y ese poco son los Mandamientos que os dejé, pero no los cumplís, no tratáis de buscar esa perfección a la que estáis llamados. La mediocridad es parte de la gran mayoría de vosotros en todo el Mundo, son  muy pocas las almas que buscan esa superioridad espiritual, esa excelencia Divina y no para presunción, sino como obligación para darMe gusto a Mí, vuestro Dios, porque, mientras más tenéis en lo espiritual, más Me amáis y más contento Me tenéis.

 

Cuando vuestros hijos cumplen con sus deberes, a vosotros os da mucha alegría. Los consentís, les agradecéis, les regaláis muchas cosas, porque se lo merecen, porque los amáis, porque están cumpliendo con sus obligaciones. Yo, también, como Padre vuestro que Soy, también voy consintiendo a los Míos. Conozco todo vuestro ser, vuestra vida, vuestras necesidades, materiales y espirituales.

 

Ciertamente, también, os voy probando, porque no nada más por el hecho de sacar buenas calificaciones, un hijo puede ser ejemplo de portarse bien. Hay almas que, ciertamente, tienen un potencial grande que Yo les regalé. Son muy capaces en los estudios, son muy capaces en la vida, pero, espiritualmente hablando, dejan mucho qué desear y, muchos de ellos, también son grandes pecadores.

 

Ciertamente, hay diversidad de caracteres y de capacidades pero, al final, lo que va a contar para vuestra salvación eterna, es el Amor; el Amor que dejasteis entrar en vuestro ser y ese Amor, también, deberá ser compartido con vuestros hermanos. Si vosotros no hacéis vida el Amor; si vosotros no compartís de las capacidades que se os dan; si vosotros no os volvéis otros Cristos y, esto es decir, una persona perfecta en lo espiritual y en lo humano; si no sois así, no seréis una persona santa, una persona que buscó la perfección, como se debe buscar y vivir, que es, como Cristo Jesús.

 

Debéis vivir en el Amor y compartir las capacidades que Yo os haya otorgado. Vuestra vida, la de todos vosotros, tiene que ser una vida de servicio, una vida de donación, una vida de ayuda hacia vuestros hermanos, que eso fue lo que hizo Mi Hijo. No se os está enseñando nada nuevo, Yo, lo que os pido, es poder ver más Cristos en el Mundo actuando y, esos, debéis ser vosotros.

 

Buscad, pues, vuestra perfección, porque estáis obligados a ello: “sed perfectos, como el Padre Celestial Es Perfecto”, así os pidió Mi Hijo. Pero, hay algo muy bello en todo esto, cuando vosotros empezáis a buscar la perfección: Yo os voy a empezar a regalar capacidades espirituales y regalos espirituales, que no todas las almas tienen; empezaréis a gozar el Cielo en la Tierra; empezaréis a vivir Mi Amor en pleno dentro de vuestro ser; y eso, es lo que os enamorará y os llevará a seguir adelante, buscando la perfección, porque cuando encontréis la Perfección en pleno, sabréis qué es un gozo infinito.

 

El Alimento Divino, se os va dando poco a poco, para que lo apreciéis; buscadMe, buscad vuestra perfección y os prometo, Mis pequeños, que lo gozaréis inmensamente.

Gracias, Mis pequeños.

 

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s