VIENE SEMANA SANTA Y MUCHOS SE VAN DE VIAJE Y REGRESAN CARGADOS DE PECADOS

24 de febrero de 2018

Hijos de Mi divino Corazón, os pido oraciones y sacrificios para muchas almas que están desamparadas, que están muy desalentadas por sus situaciones económicas, familiares y profesionales y debéis ayudarlas aunque no las conozcáis y estén en la otra punta del Plantea. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos, ofreced todo unido a los méritos de Mi Santa Madre, de San José y  los Míos, porque así todo lo que ofrezcáis para ayudar a tantas almas, con nuestros méritos se valorará mucho la ofrenda.

Tratad de hacerlo en estado de gracia. Si Me pedís cosas para las almas y la vuestra esta mancillada, primero limpiad vuestras casas y después os dedicáis a otras. Hijos, si supierais el sufrimiento que hay en tantas, tantas almas, no lo podríais resistir. El mal ha tomado tanto terreno que ya ni hijos ni padres se respetan, los esposos engañan a sus esposas buscando una felicidad que no encuentran en sus casas y hasta los sacerdotes están en situación de abandonar su ministerio porque viven también su calvario en muchas diócesis por ser incomprendidos por los obispos y criticados por los feligreses.

Pero aquí estoy Yo hijos, dispuesto a tomar todo lo que Me ofrezcáis por tanta gente que sufre y que muchas son de vuestra propia familia. No perdáis la fe, Yo no Me retiro ni os abandono, sólo os hago esperar, pero os oigo y me agrada mucho cuando os dirigís a Mí pidiéndome ayuda. Sé hijos Míos que sin Mí no podéis nada (Jn 15, 5), pero Yo deseo vuestra colaboración para mayor corona para vosotros y para que comprendáis que tenéis que hacer las cosas con Dios y uníos a Su voluntad, ofreciéndome la vuestra. Yo, Jesús, os hablo.

En todas las épocas ha habido mal y lo habrá, pero en esta el mal está reinando a su anchas porque nadie reza por vencerlo, nadie reza por nadie, todo se ha quedado en bienestares caseros, tener hogares cómodos y ver la televisión sin que nadie os moleste. No queréis oír estas cosas, ni menos aún saber que existen, sí hijos sí, tenéis que colaborar con lo único que ahora podéis, la oración y el sacrificio. Ahora viene Semana Santa y muchos se van de viaje y regresan cargados de pecados. Sin pensar ni un momento en Mi Pasión, sin oír Misa ni asistir a los oficios, comulgan (si asisten) en pecado mortal. ¡Cuánto gozo le dais a Mi adversario con vuestras actitudes pecaminosas! Y ¡Cuánto dolor a Mi Santa Madre por vuestra forma de ser! Por tanto hijos, tomaros muy en serio este mensaje, que Yo no os pido cosas imposibles ni siquiera costosas y los primeros en beneficiarse de ellas seréis vosotros y vuestras familias. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s