Nadie puede cambiar las Palabras que Yo he dicho, son Palabras Divinas

Mensaje de Dios Padre a J. V.

=========================

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Nadie puede cambiar las Palabras que Yo he dicho, son Palabras Divinas, son Palabras de todo un Dios para Sus hijos, los hombres, cualquiera que las cambie, sea laico, sea sacerdote, sea obispo o aun el mismo Papa, sea anatema.

Hijitos Míos, en las Sagradas Escrituras podéis leer el pasaje, en donde se os dice que: si un Ángel bajara del Cielo y cambiara las Palabras dadas por Mí, vuestro Dios, sería anatema.

Nadie, nadie puede cambiar las Palabras que Yo he dicho, son Palabras Divinas, son Palabras de todo un Dios para Sus hijos, los hombres, cualquiera que las cambie, sea laico, sea sacerdote, sea obispo o aun el mismo Papa, sea anatema.

Soy vuestro Dios y Soy el Perfecto, Mis Palabras son Divinas y llenas de Amor, son para perfeccionar al hombre. Sois creaturas, sois pequeños, sois nada, si no estáis con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad. Se os ha dicho tantas veces, pero el hombre crece en soberbia, porque cierra su corazón a Nuestra Divinidad, a Nuestra Verdad, a Nuestro Amor.

Todos vosotros sois creaturas y no tenéis la autoridad, ni el derecho de alterar lo que se os ha dado para vuestro bien, y eso pasa, cuando vosotros le hacéis caso a satanás. Todo aquello que se ha cambiado, de lo que, con Nuestro Amor se os dio, no viene de Mí, vuestro Dios, viene de satanás y esto es un hecho, Mis pequeños, y lo debéis tomar así, porque en momentos, que ya pronto, llegarán, se hará con Mis Palabras, lo que el hombre quiera, aconsejados por satanás.

El hombre quiere siempre buscar su provecho, no quiere basarse en Leyes Perfectas, en Reglas Divinas, quiere su confort, quiere pasarla bien aquí en la Tierra, lo sabéis y se os ha dicho que vinisteis a servirNos para el bien vuestro, para el bien de las almas y para Gloria Nuestra. Así que, cualquiera que no quiera seguir estos lineamientos, sea anatema, porque está con satanás.

Aquellos que están Conmigo, son las almas benditas, son las almas buenas, son las almas que han entendido su tarea aquí en la Tierra. Son las almas que vienen a trabajar por el bien, por la salvación de sus hermanos y para vivir Nuestro Amor y transmitirlo a sus hermanos.

Mucha maldad hay en el corazón del hombre, especialmente, cuando os habéis alejado de vuestra obligación. Sí, de vuestra obligación, que es la de amarNos y amar a los demás, y ese es el Primer Mandamiento que se os dio: Amar a vuestro Dios con todo vuestro corazón, con toda vuestra alma, con todo vuestro ser y a vuestro prójimo como a vosotros mismos. Pero muchos de vosotros parece que ya no os amáis ni a vosotros mismos.

Es tanta la maldad que ha diseminado satanás por todos lados, que ya no hay amor entre vosotros, ya no hay amor hacia Mí, ya no hay vida espiritual entre los hombres. Estáis viendo cómo satanás va ganando la batalla, va destruyendo almas, va destruyendo la vida espiritual, va destruyendo el amor que todos debierais gozar, porque vivir en Nuestro Amor, es un gozo tremendo, increíblemente grande, no os podéis imaginar vosotros, lo que es el vivir el Verdadero Amor que Nosotros os daMos, pero os alejáis cada vez más, queréis hacer vuestra propia voluntad y vuestra voluntad está, totalmente, alentada por satanás.

Así que, os vuelvo a repetir, Mis pequeños, aquellos, cualquier creatura humana que cambie las Palabras ya enseñadas en los Libros Divinos, en la Sagrada Biblia, sea anatema, cualquier creatura humana.

Me duele deciros esto, Mis pequeños, pero es la realidad, la maldad está corrompiendo todos los corazones, ya no hay muchos corazones, en los cuales, podaMos Nosotros confiar.

Los momentos más difíciles vendrán pronto, y no estáis preparados, la gran mayoría de vosotros, y menos, porque estáis queriendo vosotros hacer vuestra propia voluntad.

Os amaMos, os BendeciMos, pero vosotros ya no queréis seguirNos. Cada Palabra escrita, dada por Nosotros, tiene una Fuerza Sobrenatural tremenda, es algo en lo que no habéis reflexionado, que no cabe en vuestras mentes y porque os ha apartado de esa Verdad, satanás.

Así que, si vosotros cambiáis esas Palabras, ya no tendrán la Fuerza con la que vosotros os podéis cubrir de Amor, cubrir y protegeros contra las fuerzas de satanás.

Satanás es muy envidioso, malvado y no quiere que vosotros tengáis esa Fuerza Divina que brota de Nosotros, de Nuestro Corazón, de Nuestro Bien hacia vosotros y, por eso, os desvía y os quita lo más valioso que tenéis, que es la Verdad que se os ha enseñado.

El que no entienda, sufrirá tremendamente.

Benditos seáis, vosotros, los que habéis entendido y que, a pesar de los ataques de satanás, seguís adelante, seguís amándoNos, seguís protegiendo Nuestro Amor en la Tierra y, especialmente, en vuestro corazón. Os Bendigo, Mis pequeños y Bendigo a los vuestros. Así sea.

Anuncios

Acerca de hmgutierrez

Me gusta compartir mensajes sobre Nuestro Senor Jesucristo, la Santisima Trinidad y Nuestra Madre Santisima.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s