DIOS PADRE 

  LAMENTACIONES DE JEREMÍAS CAPÍTULO 4 Y 5

 

 Habla Dios Padre Durante la oración de la coronilla de la Divina Misericordia.
Hijo quiero que te tomes mucha paciencia y leas atentamente esta Mi Palabra: Lamentaciones de Jeremías, capítulos 4 y 5
Lamentaciones 4 Cuarta lamentación (1)Alef.

¡Cómo se ha oscurecido el oro! ¡Cómo el oro fino perdió su valor! Dispersas están las piedras del Santuario en las esquinas de todas las calles.

Dios Padre: Amado pueblo Mío, Amada Esposa Mía, Amada Iglesia. ¿Como has perdido la fe en Mi? ¿Por que has callado Mi Verdad? Por respetos mundanos, te has vendido, y ya Mis Hijos Predilectos, no proclaman Mi Verdad!
Son muy pocos, muy pocos, Mis fieles hijos, que proclaman Mi Palabra. Dedican sus homilías a conformar al pueblo, y no son firmes en la FE. Se han inclinado a la tibieza. Han confundido al Mi Pueblo.
(2)Bet. Los nobles hijos de Sión, estimados como oro puro, ¡cómo son tenidos por vasos de barro, obra de manos de alfarero!
Dios Padre: Estos Mis hijos fieles de antes, Me han vuelto la espalda. Y se han vuelto mundanos. Pero no estoy hablando solamente de los sacerdotes. ¿Quienes de mis hijos, los laicos, me llevan en su boca, en sus labios? ¿Quienes ME Hacen Vida en sus vidas?
(3) Guímel. Aun los chacales dan la teta y amamantan a sus cachorros; la hija de mi pueblo se muestra cruel como los avestruces del desierto.
(4) Dálet. La lengua del niño de pecho, de sed se pega al paladar; los pequeñuelos piden pan, y no hay quien se lo reparta. Dios Padre: ¿Por que Hija mía te has vuelto contra mi? ¿Por que atacas al Vicario de Mi Hijo? ¿Por que has abandonado a Mi Pueblo, dejan a la merced de satanás a Mi Pueblo?
Así llegará el día de la abominación, en que llegue este enemigo Mío, y los envuelva con su lujuria insidiosa y engañosa; y corrompa la mente y los corazones de los que Yo Yahvé, le confié a Mi Iglesia como sus ovejas.
(Hijos lean Isaías 34, 14 y Job 39, 14-16)
(5)He. Los que comían manjares delicados, perecen por las calles; abrazan el estiércol los que se criaron entre púrpura.
Dios Padre: ¿Se dan cuenta, hijos amados, hasta dónde ha llegado la afrenta que me hacen? Han despreciado Mi Palabra, Los Sacramentos que Mi Hijo Amado les Ha legado. Han olvidado por completo a Su Creador y a Su Hijo Amado. Y no satisfechos con eso han despreciado además al Espíritu de Santidad y de Amor, que gracias a Mi Hijo, Yo les regalé.
(6)Vav. La maldad de la hija de mi pueblo es mayor que el pecado de Sodoma, que fue destruida en un momento, sin que nadie pusiera en ella la mano.

(7)Zain. Brillaban sus príncipes más que la nieve, eran más blancos que la leche, y sus cuerpos más rojos que el coral; un zafiro era su talle. Dios Padre: Hijitos (Siento Al Padre muy entristecido), Mi Corazón sufre, por tanta afrenta; por tanta burla, por tanto asesinato, que, con el aborto habéis hecho a Mi Corazón. Pero si Yo, que Soy Su Padre, no soy Justo, no estaría actuando según Mis Propios Preceptos y Mandatos.
Si no envío Mi Justicia, entonces, quién se podrá Salvar?, más por Mis Elegidos, esos días serán acortados.(Mt 24,22) Y Os digo: TODO SE DESENCADENARÁ MUY PRONTAMENTE. Sólo os he estado deteniendo Mi Justa Ira, por los ruegos constantes de Mi Hijo Amadísimo y de Mi Hija, la Santísima Virgen María.
Así que Alegraos, Mis Primicias! ¡PORQUE EL REINO DE MI HIJO YA VIENE!
(8)Het. Ahora su aspecto es más oscuro que la misma oscuridad; no se los reconoce en las calles; su piel se les pega a los huesos, seca como un palo.

(9)Tet. Más dichosos son los traspasados por la espada que los muertos de hambre, que mueren extenuados por falta de los frutos del campo. Dios Padre: Hijitos amados, Mi Pueblo Fiel, os anuncio que serán perseguidos, acorralados, torturados, PERO PERMANECED FIELES A MI Y A MI HIJO AMADO. Pedidme fidelidad Y YO OS LA DARÉ.
A estos Mis mártires de los últimos tiempos, y a los que entreguen su vida por Mi, LA GANARAN EN LA ETERNIDAD A MI LADO.
Y los que permaneciereis fieles a Mi y a Mi Palabra, en un martirio incruento, OS PROMETO LOS CIELOS NUEVOS Y LAS TIERRAS NUEVAS
(10)Yod. Las manos de las mujeres, de suyo, compasivas, cuecen a sus propios hijos; les sirven de comida entre las ruinas de la hija de mi pueblo.

(11)Caf. Yahvé ha apurado su furor, derramando su ardiente ira; encendió en Sión un fuego que ha devorado sus fundamentos.

(12)Lamed. No creían los reyes de la tierra, ni cuantos habitan el orbe, que el adversario, el enemigo, entraría por las puertas de Jerusalén.

(13)Mem. (Entraron en ella) a causa de los pecados de sus profetas, y de las culpas de sus sacerdotes, que en medio de ella derramaron la sangre de los justos.

(14)Num. Erraban por las calles, como ciegos manchados de sangre, y no se podía tocar sus vestidos.

(15)Samec. ¡Apartaos! ¡Un inmundo!, les gritaban. ¡Apartaos, apartaos! ¡No toquéis! Cuando huyendo vagaron errantes, los paganos decían: “No han de demorar (entre nosotros).”

(16)Ayin. El rostro de Yahvé los ha dispersado, no volverá a mirarlos, pues no respetaban a los sacerdotes, y nadie se compadecía de los ancianos.

(17)Pe. Nuestros ojos desfallecían esperando en vano nuestro socorro; desde nuestra atalaya buscábamos con nuestras miradas un pueblo que no pudo salvar.

(18)Sade. Espiaban nuestros pasos, impidiéndonos pasar por nuestras plazas. Se acercó nuestro fin, se cumplieron nuestros días; porque nuestro fin ha llegado.

(19)Cof. Más veloces que las águilas del cielo, eran nuestros perseguidores; nos perseguían por los montes, nos armaban emboscadas en el desierto.

(20)Resch. El espíritu de nuestro rostro, el ungido de Yahvé, fue tornado preso en los hoyos de ellos; y nosotros decíamos que bajo su sombra viviríamos entre las naciones.

(21)Schin. Aunque prorrumpes en júbilo y te gozas, hija de Edom, que habitas en la tierra de Us; también a ti llegará el cáliz, y embriagada te desnudarás.

(22)Tau. Hija de Sión, tiene su término tu iniquidad; Él no volverá a llevarte al cautiverio; pero castigará tu iniquidad, oh hija de Edom, pondrá al descubierto tus pecados.

Dios Padre: Os prometo, que mientras la gran tribulación, quien rezare esta oración, se verá protegido inmediatamente, por Mi Providencia.
No temáis, hijos Míos. NO TEMÁIS!
YA LLEGA VUESTRA LIBERACIÓN
Lamentaciones 5 Oración del profeta Jeremías 1 Acuérdate, Yahvé, de lo que nos ha sobrevenido, mira y considera nuestro oprobio. 2 Nuestra herencia ha pasado a manos de extranjeros, y nuestras casas en poder de extraños. 3 Hemos quedado huérfanos, sin padre y nuestras madres son como viudas. 4 A precio de plata tenemos que beber nuestra agua, y por dinero compramos nuestra leña. 5 Somos perseguidos llevando (el yugo) sobre nuestro cuello; estamos fatigados, y no hay para nosotros descanso. 6 Tendimos la mano a Egipto y a Asiria, para saciarnos de pan. 7 Pecaron nuestros padres que ya no existen, y nosotros llevamos sus culpas. 8 Nos dominan esclavos; y no hay quien (nos) libre de su mano. 9 Con peligro de nuestra vida tratamos de conseguir nuestro pan, temiendo la espada del desierto. 10 Nuestra piel se abrasa como un horno, a causa del ardor del hambre. 11 Deshonraron a las mujeres en Sión, a las vírgenes en las ciudades de Judá. 12 Los príncipes fueron colgados de las manos y despreciados los rostros de los ancianos. 13 Los mancebos llevan el molino, y los niños caen bajo la carga de leña. 14 Faltan los ancianos en la puerta, y los jóvenes han dejado de cantar. 15 Cesó el gozo de nuestro corazón; se han tornado en duelo nuestras danzas. 16 Cayó de nuestra cabeza la diadema; ¡ay de nosotros, que hemos pecado! 17 Por eso está enfermo nuestro corazón, y se han oscurecido nuestros ojos: 18 porque el monte Sión está desolado, y por él se pasean las raposas. 19 Mas Tú, oh Yahvé, permaneces eternamente, tu trono (subsiste) de generación en generación. 20 ¿Cómo podrías olvidarte de nosotros para siempre, abandonarnos por largo tiempo? 21 ¡Conviértenos a Ti, Yahvé, y nos convertiremos! ¡Renueva nuestros días, para que sean como antes! 21 ¿O nos has rechazado por completo? ¿Te has airado contra nosotros hasta el extremo?

 

 

 

Os bendigo enormemente! En Mi Nombre, en el Nombre de Mi Hijo Jesús, y en el Nombre de Mi Espíritu Santificador.
Su Padre, Quien os ama Inconmensurablemente. ¡Ave María Purísima, sin pecado concebida!  

 


Notas:  1. Jeremías habla de las paredes y piedras del Templo, antes cubiertas de oro, pero ahora ahumadas y renegridas por el incendio. Todo esto es una imagen del pueblo decaído, otrora tan floreciente.

  1. Los chacales. Véase Isaías 34, 14. Sobre el avestruz que abandona sus huevos, véase Job 39, 14 ss.
  2. Este concepto expresado aquí en sentido material, se halla manifestado con gran elocuencia en la profecía de Amós (8, 11) con relación a los tiempos del fin, en los cuales habrá hambre y sed de oír la Palabra de Dios y no se conseguirá. En el mismo sentido cita este pasaje el Papa Benedicto XV en la Encíclica “Spiritus Paraclitus”, donde dice a los predicadores: “¿Cómo podría nuestra alma prescindir de ese alimento? ¿Y cómo es posible que el sacerdote señale a los demás el camino de la salvación si él mismo descuida instruirse por la meditación de la Escritura? ¿Y con qué derecho podría jactarse de ser en el ministerio sagrado el guía de los ciegos, la luz de aquellos que andan en tinieblas, el doctor de los ignorantes, el maestro de los niños que halla en la Ley la regla de la ciencia y de la verdad (Romanos 2, 19) si se niega a escudriñar esta ciencia de la Ley y cierra la entrada de su alma a la luz de lo alto?

¡Ah cuántos ministros sagrados, por haber descuidado la lectura de la Biblia, perecen ellos mismos de hambre y dejan perecer un grandísimo número de almas!” Cf. Eclesiástico 51, 32; Amós 8, 11.

  1. Sus príncipes: Vulgata: sus nazareos, los que por un tiempo o para toda la vida se habían consagrado a Dios.
  2. Insiste una vez más en el concepto de que la mala levadura fue culpable de la putrefacción de la masa (I Corintios 5, 6; Gálatas 5, 9), es decir, que la defección del pueblo, que produjo la caída de Jerusalén, fue obra de sus conductores espirituales. Lo mismo había de pasar en los días del Evangelio, en el cual se distingue entre el pueblo, que en grandes masas estaba con Jesús, y la Sinagoga farisaica y envidiosa que tramó su muerte a espaldas del pueblo.

 

  1. Alusión a la alianza con Egipto. Véase 1, 19; Jeremías 37, 5 ss.

19 s. En el desierto: Allí fue preso el rey Sedecías (Jeremías 39, 5; 52, 8), a quien se llama el ungido del Señor, a causa del carácter teocrático del reino de Israel.

  1. Los edomitas, enemigos hereditarios de Israel (Jeremías 49, 7 y nota). Su alegría será de corto tiempo, porque llegará a ellos el cáliz, esto es, la ira del Señor. Cf. Salmo 136, 7 y nota.
  2. No volverá a llevarte. En efecto, en la última dispersión de Israel, que dura todavía, no fue llevada en cautiverio la nación como tal, sino que se dispersó el pueblo, siendo muchos vendidos como esclavos. Fillion interpreta esto en sentido mesiánico, citando a Jeremías 30, 3; 31, 37.
  3. El título “Oración del profeta Jeremías”, que comúnmente se da a este capítulo, falta en el texto, mas no hay duda de que el gran profeta es autor de esta fervorosa plegaria. Comienza describiendo vivamente el estado lamentable de su pueblo que sufre el cautiverio.
  4. Pecaron nuestros padres: “No somos nosotros inocentes (v. 16); pero más culpables son nuestros padres: fueron ellos los autores de los desórdenes del día, y murieron sin experimentar estos males” (Páramo). Véase sobre este punto Éxodo 20, 5 y nota.
  5. No se refiere a una subversión social como la del comunismo, en que el siervo llegue a mandar a su amo, sino que habla, en sentido político, de esa sujeción en que había caído Israel bajo un pueblo que la nación escogida miraba como inferior. Aquí se ve cuan falsa es la presunción de los fariseos en Juan 8, 33. Cf. Esdras 9, 9; Baruc 2, 5.
  6. La espada del desierto: las invasiones de los nómadas del desierto.
  7. Los mancebos llevan el molino: Se trata de las dos piedras de que se componía el molino casero. La Vulgata vierte: abusaron de las jóvenes deshonestamente.

 

  1. ¡Ay de nosotros, que hemos pecado! Si el orgullo es el primero de nuestros vicios y el principio de nuestras desgracias, no hay duda de que sólo puede curarse por medio de la humildad. Ahora bien, el acto más humillante es para el hombre la confesión de los pecados, el franco reconocimiento de que él es nada y que sus obras son malas. Tal actitud desarma a Dios, como dice Tertuliano, y la misericordia ocupa el puesto de la maldición.
  2. Esta esperanza mesiánica en Aquél cuyo reino no tendrá fin es el consuelo de Israel en todas sus grandes pruebas. Cf. Salmo 9, 8; 71, 7 s.; 101, 13 y 27.
  3. Es una gran lección de doctrina este reconocimiento de nuestra incapacidad para convertirnos a Dios, si Él no nos convierte, es decir, si Él no nos da la gracia de la conversión. Igual concepto expresa Jeremías con respecto a la salvación final de Israel. Véase Jeremías 30, 13 y nota.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

 

  CUANDO EL BRAZO DE MI PADRE SE DESPLOME

    

 

 

Habla Jesús:

Cuando el Brazo de Mi Padre se desplome, el terror os invadirá y comprenderéis el tiempo que habéis perdido.
Largos hijos, largos os padecerán los días de tribulación que pasaréis y que llegaréis a pensar que nunca terminarán.
Tal y como está el mundo ya hace tiempo que Mi Padre Celestial debería de haber mandado un castigo. Os merecéis el castigo con creces pues con creces estáis manifestando, legalizando y haciendo toda clase de abominaciones. ¿Qué clase de Dios seria Yo si pasara por alto tanta maldad? Pero retraso el castigo en favor de las almas pequeñas (humildes) que Me son fieles y que Me aman con la inocencia y la lealtad de los niños.
Asimismo retraso el castigo en favor de esos sacerdotes que se Me ofrecen cada día como victimas expiatorias y que Me aman en el silencio de su vida, llena de fidelidades y de actos de amor a hacia Mí. Pero hijos, comprended que es necesario purificar este Planeta de tanta ignominia como hay y de tanta perversidad, ya que Mi adversario se cree el dueño de este mundo y está a sus anchas con tantos adeptos como tiene y que le secundan a la perfección.
Educad a vuestros hijos con disciplina y urbanidad. Hacedlos hombres y mujeres de provecho, porque lo que le deis vosotros a vuestros hijos, eso mismo le darán ellos a los suyos. Todo es una cadena de realidades que se repiten de una generación a otra. Sed responsables en la familia, pues de los hijos se os pedirán cuentas, no solo de la formación que le deis en el plano intelectual, sino también en el plano espiritual y moral.
Yo no Soy vuestro párroco quien os habla, no Soy un cura como vosotros decís ¡cosas de los curas! Yo Soy Jesús de Nazaret, vuestro Dios y Señor y os pediré rigurosamente cuentas de todo, DE TODO. Por tanto, tomaos en serio lo que se os dice por estos mensajes, ahora es tiempo de conversión, de cambiar los caminos torcidos que seguís por otros más santos y sobrenaturales, no desaprovechéis el tiempo que tenéis todavía para reconvertiros, porque cuando el brazo de Mi Padre se desplome, el terror os invadirá y comprenderéis el tiempo que habéis malgastado y perdido, pero ya será tarde. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.  

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Yo me encarno, Yo me hago Vida. Yo soy ese Pan que se consagra en el Altar

Llamado de Amor y Conversión del Sagrado Corazón de Jesús
21 de julio de 2017

Cuando el trigo es cortado, se lleva al molino para formar, con la harina que se obtiene, el pan. Y de una semilla que a simple vista pareciera inservible, inútil; una semilla plantada sin sentido.
El que la ve, ignora la grandeza de una simple semilla de un mismo trigo, que se hace pan, que se hace Hostia. Yo me encarno, Yo me hago Vida. Yo soy ese Pan que se consagra en el Altar.

Así, hijos de Mi Corazón, así es el cristiano para el mundo, así es la Fe para el mundo; un grano inservible, un grano que a primera vista no tiene sentido. Sin embargo, esos granos esconden la Gracia de Mi Espíritu.

Así, hijos, ustedes granos de trigo, cuando se humillan, cuando sufren con paciencia, cuando desean enfrentarse a los demás pero guardan el silencio, cuando dicen “no” a su voluntad humana; se hacen harina, harina que con Mi Sangre Yo amaso para hacerlos Pan.

Envío Mi Espíritu a ustedes para consagrarlos y para hacerlos copias vivientes de Mi Corazón. Hijos, encarnen Mis Mensajes. Cada Mensaje de nuestros Sagrados Corazones es un recordatorio del Evangelio. Vivan Mis Mensajes, tengan compasión de su Dios.

El mundo hoy está gritando otra vez ¡Barrabás! ¡Barrabás!, ¡Barrabás!. Hijos, resto fiel, tengan misericordia de Vuestro Jesús, apiádense de Mi Corazón, apiádense de Vuestra Madre, tengan misericordia de Nuestros Sagrados Corazones.

Con Amor Misericordioso, Yo los bendigo, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¡OH GENERACIÓN INGRATA Y PECADORA, VUESTROS DÍAS ESTÁN CONTADOS, PESADOS Y MEDIDOS!

JULIO 21 DE 2017 – 8:40 A.M.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A SU PUEBLO FIEL

Mi paz sea con vosotros, Hijos míos

Esta humanidad ingrata y pecadora cada vez se aleja más de Mí. Si no fuera por la intervención Divina, os aseguro que no quedarían habitantes para mi Nueva Creación. La maldad y el pecado de esta generación ha sobrepasado todos los límites, quebrantar los Santos Preceptos es hoy una costumbre. Es tan grande el pecado de esta generación de estos últimos tiempos, que ha afectado el código del amor con el cual fue creado el universo, las criaturas y todo cuanto existe.

¡Oh generación ingrata y pecadora, vuestros días están contados, pesados y medidos! Me embarga la tristeza al ver vuestra indiferencia e ingratitud, busco por todos los medios salvaros, pero vosotros me dais la espalda y no la cara. Ya mi Justicia ha comenzado, y ¿qué será de vosotras criaturas? Cuándo despertéis de vuestro letargo ya no habrá quien os escuche; clamaréis y os daréis golpes de pecho, suplicaréis que os perdone, pero ya será tarde; la noche de mi Justicia os envolverá y el velo de la muerte eterna os cubrirá. No quedará recuerdo alguno de aquellos en esta generación vivieron en la maldad y el pecado.

Hijos míos, veo con tristeza el calvario que está llevando mi Iglesia y veo con inmenso dolor como muchos de mis predilectos desde adentro la vienen destruyendo. El pecado de la impureza, la rebeldía, la soberbia, el ansia de poder, el modernismo y los escándalos de muchos de mis Purpurados y Pastores, son espinas que atraviesan mi Cabeza. ¡Oh cuántos azotes recibo de parte de muchos de mis Predilectos que pregonan mi Palabra a los cuatro vientos, pero no la ponen en práctica! Los escándalos de impureza de muchos de mis Pastores están dispersando mis ovejas, haciendo que pierdan la Fe. Os digo Pastores infieles que en el día de mi Aviso, os pediré cuentas; y, ¡ay de aquellos Mayorales y Pastores infieles, porque el peso de mi Justicia conocerán!

Por la soberbia, negligencia y mal comportamiento de muchos de mis predilectos, es por lo que mi rebaño anda disperso como ovejas sin pastor. Los espíritus de Asmodeo y Jezabel, se han apoderado de mi Iglesia. Los escándalos de impureza, unidos a la rebeldía y desobediencia de muchos de mis Pastores, están llevando a mi Iglesia a una división que la hará padecer el Cisma más grande en toda su historia. La hecatombe espiritual llevará a una crisis de fe a gran parte del mundo católico. Mi Iglesia se tambaleará, pero no caerá; porque Yo soy la Roca que la sostiene. En verdad os digo, que las fuerzas del mal jamás prevalecerán contra ella

¡Ay de los Judas que me traicionarán, porque si no se arrepienten, ya saben el lugar que les espera en la eternidad! Cuando se presenten ante Mí, la paga que recibirán será la muerte eterna. Os digo traidores que allí será el llanto y el crujir de dientes; esa será la paga que recibiréis por vuestra traición. Escuchad mis Palabras Mayorales y Pastores de mi rebaño; ponedlas en práctica y enderezad vuestro caminar, porque se está acercando el día en que os presentaréis ante mí y vuestras obras pesaré. Si os encuentro faltos de peso, mi sentencia será para vosotros: ¡Apartaos de Mí, no os conozco!

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús Sacramentado

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijos míos

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los invito a contemplar el taller de Nazaret, allí, en silencio

Llamado de Amor y de Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
19 Julio 2017

Queridos hijos, los invito a contemplar el taller de Nazaret, allí, en silencio, Yo trabajaba para sustentar a Jesús y a María. Allí, como grano que se tritura para hacer la harina y formar la hostia, de igual modo, me entregaba Yo, como una Hostia, para consolar, servir y amar a Jesús y a María.

Mi Corazón también fue y también es Hostia Víctima, porque, como hijo de Israel, reparé el rechazo del pueblo hacia su Mesías aceptándolo como Mi Hijo, y, como hombre justo, reparé el rechazo hacia la Virgen María, cuando salió embarazada por obra del Espíritu Santo, aceptándola como Mi Esposa, porque su vida corría peligro al ser repudiada, y, continuamente, reparé y consolé a los Sagrados Corazones.

Hijos Míos, una de las formas más grandes de reparar y de consolar a los Sagrados Corazones de Jesús y de María es renunciar a la voluntad propia, cuando renuncian a su voluntad, en cada momento, aceptan la Voluntad de Dios. Oren y ayunen, para que tengan corazones firmes y espíritus fuertes que, sin desmayar, estén siempre dispuestos a servir a Jesús y a María, y, también, por medio de Ellos a los demás.

Les bendigo como el Patriarca de la Familia de Nazaret: en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La juventud continúa sin timón hacia donde le lleven las aguas: aguas infestadas por la inmoralidad

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARÍA

17 DE JULIO DEL 2017

 Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

CON MIS MANOS LES RECIBO PARA ADENTRARLES EN EL CAMINO DE LA SALVACIÓN.

Mis hijos  llegan a ser atrevidos negándose a obedecer las Peticiones de Mi Hijo. Al no saber qué es el alma, no saben lo que van a perder y se aventuran en el camino más fácil, el que les lleva a la condenación.

Cada Llamado por medio de esta Revelación es Voluntad Divina. Cada Llamado no tiene como finalidad causarles temor, sino alertarles sobre la purificación que se acerca a la Humanidad para que no les encuentre desprevenidos y se dispongan a cambiar de vida.

 

La Humanidad actúa complaciéndose en todo cuanto desea, sin meditar si es para su bien o para mal. La actitud egoísta y de competitividad lleva al hombre a no pensar en el hermano, sino a centrarse únicamente en su bienestar, su complacencia personal, dando rienda suelta al dios de lo material. Esta actitud se ha trasladado a la parte espiritual de la criatura humana. Sin obras ni actos de amor hacia el prójimo, el hombre incumple el Primer Mandamiento de la Ley de Dios y se niega a recapacitar al respecto. Este acto egoísta ha sido tomado por el demonio para enviar dardos saturados de lo mundano hacia la sociedad, que los ha acogido complacientemente desafiando las Leyes Naturales y la Voluntad Divina.

 

La juventud continúa sin timón hacia donde le lleven las aguas: aguas infestadas (*) por la inmoralidad, el desenfreno, la degeneración y la incapacidad para negarse a lo indebido; aguas infestadas por la corrupción, la ira, la falta contra los Mandamientos de la Ley de Dios; aguas contaminadas por las malas enseñanzas, equivocadas a propósito por quienes dentro de las instituciones, son verdaderos demonios que enlodan todo cuanto tocan.

 

No se descuiden, hijos Míos, los falsos maestros sobreabundan, esos que no cumplen con el Evangelio, esos que no son verdaderos, esos que creen engañar a Mi Hijo y únicamente se forjan su propia condenación.

 

PERMANEZCAN ATENTOS HIJOS MÍOS, SOBREABUNDAN LOS QUE DICEN RECIBIR LA PALABRA DE MI HIJO, Y NO ES VERDAD. Conozcan a Mi Hijo para que disciernan entre lo verdadero y lo que está contaminado. Saben que este instante es de confusión ya que es previo a los grandes y anunciados acontecimientos de toda índole, los que les indican que viven el instante de los instantes.

 

Esta generación ha desarrollado tanta maldad que ha atraído al mal y sus legiones hacia la Tierra, manteniendo así la infestación de cantidad de criaturas humanas que externan comportamientos nunca antes vividos.

 

Y el hombre todo lo mira como bueno, ya que para él el pecado y el infierno no existen, y el Perdón Divino es utilizado para dar cabida a que el hombre se sumerja en el pecado y sea atrapado por satanás.

 

Miro hacia la Tierra y son tantos Mis hijos que se dedican a manifestar su desamor hacia Dios, haciendo gala de la ignorancia espiritual en que viven y con gran frialdad destruyen imágenes en los templos, cometen sacrilegios con la Eucaristía y continúan la vida sin remordimientos. Es la rebelión del hombre hacia Mis hijos predilectos, hacia los que predican la Palabra de Mi Hijo y no la cumplen en su cotidiano vivir, es la rebelión de los hijos sin Dios, de los que se han decidido a adorar al demonio. Es la rebelión del hombre que ha acogido al demonio y este les ha injertado el veneno del odio hacia Dios.

 

ESTA GENERACIÓN SE AHOGA EN SU CRISIS MORAL Y ESPIRITUAL.

EL HOMBRE SIN DIOS ES UN HOMBRE SIN CONCIENCIA, SIN TEMOR.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

 

PARA QUE DESCUBRAN A MI HIJO EN USTEDES, DEBEN POSEER AMOR EN EL CORAZÓN Y LA ASISTENCIA DEL ESPÍRITU SANTO. Amor para que no rechacen la verdad aunque no la comprendan, amor para que se dispongan a salir del estado de error en el que permanecen los que niegan a Mi Hijo.

No tienen tiempo si no instantes, y ante estos instantes se incrementa el error y el rechazo a lo Divino. Esta es una señal que delata lo que se aproxima, una señal que deben valorar para que no justifiquen el vivir en las tinieblas.

 

En este instante Mi Corazón se sumerge en una gran tristeza, quienes han perdido la vista física se esmeran para movilizarse y ustedes, que han decidido ser ciegos espirituales para no mirar la Verdad de la Palabra Divina, causan gran ofensa a Mi Hijo.

 

El demonio engaña a esta generación que arde en adelantos tecnológicos, les engaña con gran facilidad, engaña aun a aquellos que pertenecen a Mi Hijo.

 

EL DEMONIO ENGAÑA A CANTIDAD DE LOS MÍOS CON FACILIDAD PARA LLEVARLES A LAS PENAS ETERNAS.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, nada les oculta la Casa Paterna, sean obedientes y no desatiendan los Llamados Divinos, en los que encontrarán el verdadero Camino.

 

Miren con atención como el avance de la tecnología mal empleada les ha llevado a ser totalmente dependientes de ella. Todo esto ha sido el plan del anticristo para que por adelantado, ustedes sean sujetos al control total en las manos del anticristo. SUS DATOS SE MANTIENEN EN MANOS DEL MAL PARA UTILIZARLOS EN CONTRA DE USTEDES, MIS HIJOS.

 

Por ello les he llamado a adentrarse en la Escritura, a conocer y reconocer a Mi Hijo, para que no sean confundidos.

 

El hijo de la perdición acrecienta su poder por medio de sus élites leales y funestas en contra de la Humanidad, que desatendiendo los Llamados Divinos es sorprendida una y otra vez.

 

Oren hijos, oren por Rusia, padece por la Naturaleza.

Oren hijos, oren por Islandia.

Oren hijos, oren por Estados Unidos, el dolor asoma.

Oren por Venezuela, oren por Venezuela.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, la tierra se estremece de uno a otro punto cardinal.

 

Los volcanes apresuran su actividad ante la influencia de un cuerpo celeste que se avecina a la Tierra.

 

LA HUMANIDAD ENCONTRARÁ EL CAMINO CUANDO SEA LIBRE DE LA ESCLAVITUD A LA QUE SE HA ENTREGADO. LLEGARÁ EL NUEVO AMANECER EN DONDE LA PAZ DE MI HIJO REINE.

COMO MADRE DE LA HUMANIDAD, LES ENTREGO MI AMOR, LES OFREZCO MI INTERCESIÓN.

Oren el Santo Rosario, reciban a Mi Hijo, sean verdaderos Templos del Espíritu Santo.

Les bendigo con Mi Amor.

 

Mamá María.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

(*) Infestadas: referido en este caso a la contaminación producida por el demonio sobre personas, lugares u objetos.

 

 

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

Hermanos:

 

En este instante en que la Humanidad tiene la oportunidad de conocer, a través de diversas fuentes, la situación mundial en todo aspecto, es cuando más ignorancia posee en el aspecto espiritual.

 

El desarrollo de alta tecnología utilizada para el bien del hombre ha sido de gran bendición, pero la tecnología mal empleada es lo que más separa al hombre de su Creador. Parece algo increíble, pero así es…

 

Nuestra Madre nos dice con gran claridad, que el hombre ignora al alma y por ende no se muestra interesado en salvar lo que no ve con los ojos del cuerpo. Nos lo dice nuestra Madre: “el Pueblo de Dios no es espiritual sino inestable cuando vive algún padecer”.

 

Hermanos, nos encontramos ante grandes catástrofes naturales. Ejercitemos el amor para que nos dispongamos a socorrer a nuestros hermanos.

Sabemos que el Anillo de Fuego se encuentra en gran actividad y la secuencia de eventos directamente relacionados con los volcanes y sismos, sacudirá a diversos países.

 

Entremos en la relación que nos da la Paz que el hombre necesita, entremos en el Sagrado Corazón de Jesús y en el Inmaculado Corazón de nuestra Madre. Mientras la Humanidad avanza al paso de la mayoría, hagamos un alto en nuestro camino. Sintamos a Dios dentro de nosotros y adentrémonos en Su tiempo y en ese Tiempo Divino, retomemos el verdadero Camino, así seremos verdaderamente libres, libres de verdad.

Amén.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Que la Paz esté con vosotros no es un simple saludo, es toda una efusión de Amor

6 Julio 2017 “Que la Paz esté con vosotros”, no es un simple saludo, es toda una efusión de Amor.
Rosario vespertino-MENSAJE ÚNICO

 

 

=============================

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

=============================

 

 

Primer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Cuando el hombre escucha “que la Paz esté contigo” o “que la Paz esté con vosotros” o “que la Paz esté en este lugar”, en ese momento, por Fe, están aceptando Mi Presencia en medio de vosotros y, como os dije, en ese momento, todo se vuelve un ambiente de Paz.

 

Que la Paz quede con vosotros, Mis pequeños. Hace tiempo os pedí que a donde fuerais, dejarais Mi Paz. Esto es muy importante, Mis pequeños, no es un simple saludo, es toda una efusión de Amor y de Protección.

 

Cuando vosotros dejáis Mi Paz, en ese momento, todo el ambiente espiritual cambia. Dejar Mi Paz en un lugar y a los que están en ese lugar, es un favor inmenso que vosotros hacéis en lo espiritual, que Me dejáis hacer a Mí, vuestro Dios, con vuestros hermanos.

 

Al dejar Mi Paz, primeramente, los que estén ahí reunidos, cambiarán. El simple hecho de escuchar “Paz”, en ese momento, hay un cambio interno, íntimo, en donde vuestros problemas, vuestros dolores, vuestras sensaciones, vuestra vida alborotada, todo cambia. En ese momento, Soy Yo el que entra en acción en la persona, porque la Paz, viene de Mí, Soy Yo, vuestro Dios, en esa palabra, en la Paz. Y, por otro lado, satanás, se va, desaloja el lugar, porque él no soporta ni Mi Amor ni Mi Paz, porque él es todo lo contrario, él causa guerra, es destructor y no puede vivir donde haya Paz, porque él la perdió, como perdió Mi Amor, Virtudes, dones Místicos, infinidad de Bendiciones que tenía antes de su pecado grave.

 

Cuando el hombre escucha “que la Paz esté contigo” o “que la Paz esté con vosotros” o “que la Paz esté en este lugar”, en ese momento, por Fe, están aceptando Mi Presencia en medio de vosotros y, como os dije, en ese momento, todo se vuelve un ambiente de Paz. Os calmáis si tenéis problemas en el hogar, os tranquilizáis, y así, empiezan a suceder situaciones positivas que van a ayudar a todos los que reciban este saludo y, ese saludo, Soy Yo, vuestro Dios, Cristo Jesús.

 

Cuando estuve en la Tierra, entre los hombres, ese era Mi Saludo para todos aquellos que Me recibían. Recibían Mi Presencia, porque Yo Soy la Paz. Mi Saludo anunciaba enseguida Mi Presencia. Yo les decía “que la Paz esté con vosotros, inmediatamente, Yo entraba en acción y, así, todos aquellos que estaban ahí, aceptaban Mi Presencia, Mis Palabras, Mis Enseñanzas, Mis Milagros.

 

La Paz en un corazón, debe existir absolutamente, no podéis hacer grandes cosas si no hay Paz en vuestro corazón, en todo vuestro ser. La Paz os permite pensar de mejor manera; si tenéis Paz, podéis decidir, perfectamente, el qué hacer y el qué no hacer. Con la Paz en vuestro corazón, podéis acercaros a Mí, porque Yo no concibo a un alma en estado alterado que se pueda acercar a Mí, salvo que sea una insistencia, algo grave que le esté sucediendo y que requiera la urgencia de Mi Presencia y de Mi actuación, para resolver sus necesidades. Pero, normalmente, en vuestra vida diaria, no os podéis presentar ante Mí, como os dije, en un estado alterado, porque no estaréis pensando correctamente, estaréis pensando en vuestro problema.

 

Ciertamente, os calmaré, pero la mejor forma en que os acerquéis a Mí, es estando tranquilos, para que podáis contarMe todo lo que os sucede y podáis tomar de Mí, esa Paz que tanto necesitáis o necesitaréis para resolver vuestros problemas.

Todos necesitáis de Mí Paz. Todos vosotros necesitáis momentos de tranquilidad, momentos en los que solamente esteMos vosotros y Yo, en lo particular. Que sean momentos en los que no estéis corriendo ni estéis necesitando algo urgentemente. Quiero platicar con Mis hermanos, quiero platicar con Mis hijos, quiero estar con vosotros, porque Yo os necesito a vosotros y vosotros necesitáis de Mí, ese es el coloquio Divino, en el cual esteMos platicando, tranquilamente, de todo lo que es vuestra vida, de todo lo que sois vosotros.

 

Dejad, pues, Mis pequeños, que Mi Paz inunde vuestro corazón y vuestra vida. Si vosotros tenéis Paz en vuestro corazón y en vuestra vida, la iréis irradiando a todos aquellos que entren en contacto con vosotros.

 

En situaciones difíciles, deberéis poner Paz, pidiéndoMela a Mí, vosotros la necesitaréis, pero se necesita que vosotros seáis conscientes de que los que están a vuestro alrededor, os necesitan. No podéis pedir la Paz e irradiarla, si vosotros mismos no la habéis recibido de Mí.

 

Es imprescindible, Mis pequeños que entendáis esto y que lo viváis, para que podáis ir eliminando la maldad, que siempre está a vuestro alrededor. Vayáis donde vayáis atraed Mi Presencia y al desear la Paz, dejad, también, un deseo de cambio, pedido por aquellos que están recibiendo Mi Paz, interceded por ellos, para que vayan recibiendo ese cambio interno, íntimo y ellos, a la vez, al recibir ese deseo de Paz, puedan transmitirlo a otros.

 

Mucho se pierde, Mis pequeños, dentro de las relaciones humanas espirituales, al no saber cómo convivir con vuestros hermanos. Estáis viviendo una vorágine, estáis viviendo un ataque, podría decir, masivo de satanás, os está llevando a un descontrol total de vuestra vida. Problemas por un lado, problemas por el otro, atacándoos en vida, en vuestra vida, atacándoos en lo espiritual y, de seguir así, empezaréis a ver cosas muy desagradables, que no quiero que lleguéis a ellas.

 

Satanás os va cerrando puertas, os va impidiendo que encontréis la Verdad y la realidad en vuestra vida, os va llevando, como os he dicho, a callejones sin salida. No permitáis que satanás haga su obra en vosotros, si vosotros os separáis de Mí, en ese momento, perdéis la Paz y vuestro corazón se empieza a vaciar de Mi Presencia. ¡Cómo podréis vosotros mismos, desear la Paz a vuestros hermanos, si no la tenéis en vuestro interior!

 

Recordad, que estáis llevando a vuestros hermanos Mi Presencia, Me estáis llevando a Mí y Me estáis dejando a vuestros hermanos al desearles la Paz. No sois vosotros los que os estáis presentando ante vuestros hermanos, Soy Yo, vuestro Dios, el que está quedando en ese lugar, el que está quedando en los corazones a quienes les estáis deseando la Paz.

 

Tenéis que ser conscientes, Mis pequeños, de todas estas Verdades, porque estáis llevando a cabo una misión Divina y necesitáis mucha protección y guía de Mi parte, no podéis vivir solos, a fuerza necesitáis de Mí, vuestro Dios, para salir triunfantes de vuestra misión.

 

Debéis estar conscientes, Mis pequeños, en que, mientras más dejéis Mi Presencia, dejéis Mi Paz, dejéis Mi Amor, entre los vuestros, el ataque de satanás, será más intenso. El mal os acecha en todo momento y os debéis proteger, es una realidad que estáis viviendo, y la estáis viendo, la estáis sintiendo y así como sentís Mi Amor, sentís Mi Paz, también, sentís la maldad que os rodea.

 

Dad ayuda a todos los que podáis; sois intercesores. Hagáis lo que hagáis, muchas almas dependen de vuestra intercesión.

 

Buscad, pues, Mis pequeños, agradarMe en todo momento, Me pertenecéis, sois Míos, Me di por vosotros. Mi Corazón Sacratísimo, late ardientemente por vuestro amor, amor que poco recibo, amor que quisiera tener en Mi Corazón, pero en una forma grande, inmensa, pero, no es así, Mis pequeños, son pocos, muy pocos, los que se acercan a Mí, los que piden, primeramente, tener esa Paz en su interior, porque os he dicho que nadie puede dar lo que no tiene.

 

Debéis vivir, primeramente, vosotros Mi Paz y cuando estéis llenos de ella, podréis darla, pero os debéis llenar de Mi Paz, de Mi Amor, Virtudes, Carismas, todo lo que tengáis, Yo, vuestro Dios, os lo he dado. Compartid, compartid todos los regalos espirituales que os doy, pero, sobre todo, Mis pequeños, orad intensamente, por vuestros hermanos. Os he dicho que tenéis esa Gracia inmensa sobre Mí, ese poder que os he dado, ese don, el de interceder por vuestros hermanos. Es una realidad el que Yo Me ate Mis Manos, y si vosotros no Me pedís que interceda y derrame Mis Bendiciones sobre los vuestros, no lo haré si no Me lo pedís.

 

Os he dicho que os volvéis corredentores junto Conmigo, al daros por vuestros hermanos; es una obligación de Amor y la estáis desperdiciando. Muchas almas, solamente, se salvarán así, por vuestra intercesión, porque hay muchas que ya no oran por sí mismas, porque no creen, porque no pueden, o porque no les interesa; pero, en la realidad, es que no saben lo que están haciendo, y vosotros debéis ayudarles, debéis traerlas a Mi Corazón, las pondré ahí. A estas almas y a todas las almas que Me traigáis, las purificaré, pero gracias a vuestra intercesión y al amor que pongáis en vuestra misión de intercesión.

 

Ahora, os digo Yo: Que la Paz quede con vosotros. Que la Paz quede en cada uno de los que están en este grupo ahora y los que no han llegado. Que Mi Paz quede en vuestros hogares. Que Mi Paz quede en vuestros hijos. Que Mi Paz quede en vuestra Patria. Que Mi Paz quede en la Iglesia. Que Mi Paz quede en el Mundo entero. Que Mi Paz quede en todo lo creado, visible e invisible. Que Mi Paz transforme todo, para que vosotros regreséis a donde pertenecéis, a la Casa Paterna, en donde tendréis Mi Paz por siempre.

Gracias, Mis pequeños.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario